Suplemento para las articulaciones ayudaría al corazón

Suplemento para las articulaciones ayudaría al corazón

Un nuevo estudio analizó más de 460,000 personas y encontró que uno de los suplementos dietéticos más consumidos en EE.UU., la glucosamina, podría disminuir el riesgo de problemas cardiovasculares.

El sulfato de glucosamina es una sustancia natural que se encuentra en nuestro cuerpo, específicamente en el líquido que rodea las articulaciones. El organismo la utiliza para producir otras sustancias involucradas en la formación de cartílagos, ligamentos y tendones.

Distintas investigaciones coinciden que consumirla en forma de suplemento podría aliviar el dolor de las personas con artrosis, específicamente de rodilla. Su ingesta también se vincula a combatir o prevenir los desgarros de articulaciones. El Centro Nacional para la Salud Complementaria e Integral (NCCAM) estima que casi un 3% de los adultos estadounidenses, más de 6.5 millones, consume este suplemento.

Aunque es necesaria más evidencia, los especialistas alertan que el consumo de glucosamina podría afectar la eficacia de medicamentos para tratar el cáncer (V16 o VePesid), la diabetes (Amaryl o Avandia) o los dolores musculares y de cabeza (Tylenol).

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) informan que entre 2013 y 2015, más de 54 millones de adultos en los EE. UU. tenían algún tipo de artritis, artritis reumatoide, gota, lupus o fibromialgia.

Estos problemas están presentes en el 7% de las personas de entre 18 y 44 años, en el 29% de aquellos entre los 45 y 64, y en la mitad de los mayores a los 65. Su aparición suele ser más común en mujeres hispanas o afroamericanas.

El nuevo estudio de la Universidad de Tulane, en Nueva Orleans, EE. UU., encontró que las personas que optan por la glucosamina para tratar estas condiciones, también podría reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular. Sus resultados se publicaron en BMJ.

Buenas noticias para el corazón

El equipo de investigación, dirigido por el profesor Lu Qi, utilizó una base de datos con información de 466,039 participantes. En ella, se aclaraba que ninguno padecía enfermedades cardiovasculares al comienzo del estudio y detallaban sus consumos de suplementos dietéticos. Los expertos encontraron que aproximadamente 1 de cada 5 tomaban glucosamina.

Luego, analizaron los registros de defunciones, específicamente las que se veían involucradas en problemas cardiovasculares, como enfermedad coronaria o derrame cerebral.

Qi y su equipo informaron que aquellos que usaban glucosamina tenían un 15% menos de riesgo de sufrir un evento relacionado con la enfermedad cardiovascular, en comparación con los participantes que no la tomaban.

También tenían un riesgo entre 9% y 22% menor de desarrollar enfermedad coronaria del corazón, sufrir un derrame cerebral y morir por causas relacionadas con el aparato cardiovascular.

Estas asociaciones fueron independientes de ciertos factores que los investigadores tuvieron en cuenta, como la edad, sexo, índice de masa corporal (IMC), estilo de vida, dieta y uso de medicamentos y suplementos.

| Foto: IStock

¿Alivio para los fumadores?

A pesar de que fumar es un reconocido factor de riesgo cardiovascular, los investigadores encontraron que:

  • Los participantes que fumaban y consumían glucosamina, tenían 37% menos de riesgo de enfermedad cardíaca.
  • Los fumadores que no consumían glucosamina, tenían 18% menos de riesgo de enfermedad cardíaca.
  • Quiénes no fumaban y no consumían glucosamina, tenían un 12% menos de riesgo de enfermedad cardíaca.

Los expertos atribuyeron este fenómeno a que el uso del suplemento disminuye los niveles de proteína C reactiva, una sustancia vinculada a un mayor nivel de inflamación.

Otra explicación señala que el efecto de la glucosamina sería similar al de una dieta baja en carbohidratos, la cual se relaciona a un menor riesgo de enfermedad cardiovascular.

Sin embargo, los expertos resaltaron que solo se trata de hipótesis y también advirtieron que, debido a la naturaleza observacional de este estudio, "se necesitan más ensayos clínicos para encontrar explicaciones".

Otras opciones

Si prefieres no tomar suplementos para aliviar el dolor de las articulaciones, puedes incluir los siguientes alimentos en tu dieta:

  • Ajo.
  • Almendras.
  • Avellanas.
  • Cacahuetes.
  • Carnes magras.
  • Cebollas.
  • Cereales integrales.
  • Ciruelas.
  • Dátiles.
  • Frijoles.
  • Garbanzos.
  • Higos.
  • Nueces.
  • Pescado. 
  • Pollo.
  • Soja.
  • Verduras de hoja verde: acelgas, brócoli, coles y espinacas.

Más información sobre articulaciones:

Comparte tu opinión