¿Funciona la chía contra la hipertensión? Los expertos dicen que sí

¿Funciona la chía contra la hipertensión? Los expertos dicen que sí
Las semillas de chía pueden ayudar en el tratamiento de la hipertensión.

A la chía le han atribuido innumerables propiedades nutricionales que la han convertido en uno de los alimentos más populares de los últimos tiempos. Ahora, su capacidad para tratar la hipertensión se suma a los beneficios que ofrece a quienes la consumen.

La semilla es originaria de México y la zona central de América y es precisamente en ese país donde se han dado a conocer los últimos hallazgos sobre sus efectos. En la Universidad Autónoma de Nuevo León estudiaron la relación entre el extracto de la semilla y la prevención y el tratamiento de la hipertensión, y los resultados fueron positivos.

Jesús Vázquez Rodríguez, doctor en ciencias biológicas e investigador de la universidad, explicó a la agencia Conacyt que los efectos de la sustancia son similares a los que produce el captopril, que es el medicamento que actúa contra la presión alta. Dichos efectos se dan gracias a su composición: los hidratos de carbono engloban entre 35% y 40% de su peso final, pero en ellos no hay azúcares.

“El captopril es uno de los medicamentos más recomendados por los médicos, pero cuenta con ciertos efectos secundarios, como tos crónica, proceso de inflamación, dolor de cabeza, mientras que en la chía no se encuentra eso”, afirmó el especialista. En el caso de la chía, no ocurrirían los efectos secundarios de los medicamentos clínicos.

Más energía con los "superfoods" ¿sabes qué son?

Hace un par de años otra investigación llevada a cabo en México por científicos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) había adelantado que la semilla podía aprovecharse para en el desarrollo de nuevos productos farmacéuticos para la presión arterial y no solo comercializarse como un alimento.

Octavio Paredes López, titular de la investigación, advirtió que las ventajas de la chía van más allá de ser un "alimento milagroso" con múltiples cualidades. La semilla presenta propiedades nutracéuticas, es decir, nutre y ayudan a prevenir enfermedades e incluso a controlarlas.

Pérdida de peso: otro de sus efectos

Los investigadores de la UANL también encontraron que, gracias a los mismos antioxidantes que funcionan contra la hipertensión, la semilla ayuda a bajar de peso. La chía entera mejora la digestión y el sistema circulatorio, lo que favorece la movilidad de lípidos y contribuye a disminuir peso y grasa corporal, porque contiene grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, también conocidas como grasas buenas.

Además de antioxidantes, la chía contiene fibra, calcio, proteínas y es fuente de omega 3. Aunque su popularidad actual es relativamente reciente, la semilla fue un alimento básico en las culturas mesoamericanas, cuando los mayas y los aztecas la utilizaban para preparar medicinas.

Más para leer sobre hipertensión:

Comparte tu opinión