Soja

Soja

¿Qué es?:

La soja proviene de los frijoles (porotos) de soja. Los frijoles pueden ser procesados y convertidos en proteínas de soja, que es un polvo blanco; en leche de soja, que es una bebida que puede o no ser enriquecida con más calcio; o en fibra de soja, que contiene algunas de las partes fibrosas del frijol.

La soja se ingiere para el tratamiento del colesterol alto, de la presión arterial alta y para la prevención de las enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos. También se usa para la diabetes de tipo 2, y enfermedad renal asociada con diabetes, diabetes durante el embarazo, la enfermedad de Alzheimer, el asma, para prevenir la debilidad de los huesos (osteoporosis), para prevenir el dolor articular y la rigidez en personas con artritis, y para retardar la progresión de la enfermedad renal. La soja también se ingiere para prevenir diferentes tipos de cáncer.

La soja también se ingiere para el tratamiento del estreñimiento, la diarrea, la enfermedad de Crohn, hepatitis C, el síndrome de colon irritable, síndrome metabólico, fibromialgia, pérdida de peso, displasia prostática, así como para disminuir la eliminación de proteínas en la orina en las personas con enfermedad renal, para mejorar la memoria y la función mental, para mejorar la fuerza muscular, y para el tratamiento del dolor muscular provocado por el ejercicio.

Las mujeres ingieren la soja para el dolor de los senos, para prevenir los sofocos después de haber tenido cáncer de mamas, para los síntomas de la menopausia, para el síndrome premenstrual (SPM), los trastornos ováricos, como el síndrome ovárico poliquístico y la cefalea por migraña durante la menstruación.

La soja se usa como un sustituto de la leche en las fórmulas para los bebés y como una alternativa de la leche de vaca. Los frijoles de soja se comen cocidos o tostados. Se administra a los bebés que no pueden procesar la galactosa (azúcar), con intolerancia a la lactosa, que tiene un trastorno llamado carencia de lactosa hereditaria, o con cólicos infantiles.

La soja se aplica en la piel para mejorar el fotoenvejecimiento o las arrugas de la piel.

La soja se aplica dentro de la vaina para tratar la inflamación vaginal por disminución de la lubricación y adelgazamiento del tejido vaginal (atrofia vaginal).

En los alimentos, los granos de soja se comen hervidos o asados. La harina de soja se usa como ingrediente en los alimentos, las bebidas y los condimentos.

Los ingredientes activos en la soja se llaman isoflavonas. Un estudio hecho sobre la calidad de los suplementos de soja que están disponibles en el comercio sugiere que menos del 25% de los productos contienen a lo más un 90% de la cantidad de isoflavonas indicada en la etiqueta. El pagar más dinero por un producto no garantiza necesariamente que el contenido que aparece en la etiqueta es la cantidad correcta.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Cáncer de mama. La ingesta de una dieta con alto contenido con soja está levemente relacionada con un menor riesgo a desarrollar cáncer de mama en algunas, pero no todas las mujeres. Las mujeres asiáticas que consumen una dieta alta en soja parecen tener un menor riso de desarrollar cáncer de mama que aquellas que consumen menos soja. Pero la mayoría de la investigación no muestra tal beneficio en las mujeres occidentales. E posible que las mujeres occidentales no coman suficiente soja como para observar algún beneficio. Los efectos de la soja sobre el riesgo del cáncer de mama también parecen variar según la edad de las mujeres y su estado menopáusico. Las mujeres que comen una dieta alta en soja durante la adolescencia parece tener un menor riesgo de desarrollar cáncer de mama. Esto sugiere que una exposición temprana a la soja podría proteger contra el cáncer de mama en una etapa más tardía de la vida. En mujeres ya diagnosticadas con cáncer, la ingesta de una dieta con alto contenido de soja está vinculada con un menor riesgo de tener recidiva del cáncer de mama. Sin embargo, no existe evidencia confiable de que la ingesta de un suplemento de isoflavonas de soja reduce el crecimiento del cáncer de mama.
  • Diabetes. La mayoría de la investigación sugiere que el consumo de productos con soja que contienen proteína de soja, fibra de soja o soja fermentada reducen los niveles en la sangre en personas con diabetes.
  • Diarrea. La investigación muestra que la ingesta de proteína de soja en vez de proteína animal como parte de la dieta podrían ayudar a prevenir o tratar la enfermedad renal en personas con diabetes. Sin embargo, cierta información preliminar muestra que la ingesta de leche de soja no produce beneficio. Diarrea. En los adultos, la videncia preliminar sugiere que la ingesta de fibra de soja no reduce la incidencia de diarrea.
  • Problemas para digerir la galactosa del azúcar (galactosemia). Parece ser beneficioso alimentar a los bebés con galactosemia con leche maternizada a base de soja.
  • Problemas para digerir la lactosa del azúcar (carencia de lactosa). Parece ser beneficioso alimentar a los bebés con carencia de lactosa con leche maternizada a base de soja.
  • Colesterol alto. El comer proteína de soja en lugar de otras proteínas en la dieta o el consumo de productos con soja parece reducir los niveles del colesterol total y del "colesterol malo" (lipoproteínas de baja densidad). La proteína de soja que contiene cantidades mayores de un ingrediente llamado isoflavonas podría funcionar mejor que la proteína de soja con poco o nada de isoflavonas. Además, la soja podría funcionar mejor en personas con colesterol alto, lo que es más grave. Los suplementos que contiene isoflavonas de soja purificadas no parecen funcionar. La soja no parece disminuir los triglicéridos. Además, la mayoría de la investigación muestra que la soja no aumenta el “colesterol bueno”(colesterol de lipoproteína de alta densidad (HDL).
  • Presión arterial alta. La mayoría de la investigación muestra que la ingesta de proteína de soja puede reducir la presión arterial sistólica (el número más alto cuando se mide la presión arterial) en aproximadamente 4-8 mmHg y la presión arterial sistólica (el número más bajo) en aproximadamente 3-5 mmHg en personas con presión arterial levemente alta.
  • Síndrome de colon irritable (SCI). Cierta investigación sugiere que la ingesta de isoflavonas de soja pueden mejorar los síntomas del SCI, como dolor de estómago.
  • Enfermedad renal. La ingesta de proteína de soja parece disminuir el nivel de proteína en la orina en personas con enfermedad renal. Además, parece reducir los niveles de ciertos nutrientes y desperdicios, como fósforo y creatinina. Estas moléculas pueden acumularse en la sangre de las personas con enfermedad renal prolongada.
  • Problemas para digerir la lactosa del azúcar (intolerancia a la lactosa). La administración de leche maternizada a base de soja a bebés con intolerancia a la lactosa parece ser útil.
  • Síntomas menopáusicos. La ingesta de proteína de la soja o la ingesta de extracto concentrado de isoflavonas de soja parece ayudar a disminuir los sofocos causados por la menopausia en algunas personas. La ingesta de productos de soja que suministran 100-200 mg de isoflavonas en dos o tres dosis por día podría funcionar mejor que la ingesta de dosis más bajas o administradas con menos frecuencia. Además, el uso de productos que contiene al menos 15 mg de una isoflavona específica llamada genisteína parece funcionar mejor que los productos que brindan menos genisteína. La ingesta de soja parece disminuir la depresión, los niveles de azúcar en la sangre y el peso corporal en mujeres posmenopáusicas. No está claro si la soja no disminuye otros síntomas de la menopausia, como la sequedad vaginal o la picazón asociados con la menopausia. La soja no parece disminuir los sofocos en mujeres con cáncer de mama.
  • Síndrome metabólico (una condición que aumenta el riesgo de diabetes y cardiopatías). La mayoría de la investigación muestra que el consumo de productos con soja ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre en personas con síndrome metabólico. Además, la ingesta granos de soja o proteína de soja en la dieta parece disminuir el azúcar en la sangre y disminuir el colesterol «malo» (colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL)) en mujeres posmenopáusicas con síndrome metabólico; sin embargo, los granos de soja en la dieta parecen funcionar mejor que la proteína de soja.
  • Osteoporosis. La mayor parte de la evidencia sugiere que la proteína o el extracto de soja puede aumentar la densidad mineral ósea (DMO), o retardar la pérdida de la DMO en las mujeres que están cerca o pasada la menopausia. Parece que los productos de soja necesitan contener al menos 75 mg de un ingrediente llamado isoflavonas para que hagan efecto. La soja podría también disminuir el riesgo de fracturas en ciertas mujeres. La soja no parece afectar la DMO en las mujeres más jóvenes.

¿Cómo funciona?:

La soja contiene "isoflavonas" que en el cuerpo son convertidas en "fitoestrógenos". Las moléculas de fitoestrógenos son similares en su estructura química. En algunos casos, estos fitoestrógenos pueden imitar los efectos del estrógeno. En algunos casos, estos fitoestrógenos pueden bloquear los efectos del estrógeno.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

Es PROBABLEMENTE SEGURO el consumo de alimentos que contienen proteína de soja o de productos con soja. Es POSIBLMENTE SEGURA la ingesta de suplementos dietarios con extractos de soja cuando se los consume por tiempo prolongado (hasta seis meses). La soja puede producir efectos secundarios leves en el estómago e intestinos tales como estreñimiento, hinchazón y nausea. En algunas personas también puede provocar reacciones alérgicas que involucran erupciones cutáneas y comezón, y anafilaxis en ciertas personas. Ciertas personas podrían sentir cansancio. La soja también podría afectar la función tiroidea. Sin embargo, esto parece ocurrir primeramente en personas con carencia de yodo.

El uso a largo plazo de dosis altas de extracto de soja NO ES POSIBLEMENTE SEGURO. Hay cierta preocupación de que el tomar dosis altas puede provocar crecimiento anormal de tejidos en el útero. Sin embargo, la ingesta de grandes cantidades de soja no parece presentar este efecto.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: La soja ES PROBABLEMENTE SEGURA durante el embarazo y la lactancia si se consume en las cantidades en las que se encuentra normalmente en los alimentos. Sin embargo, la soja NO ES POSIBLEMENTE SEGURA cuando se la usa durante el embarazo en cantidades presentes en los medicamentos. Dosis más altas durante el embarazo podrían producir daño en el desarrollo del bebé. No se tiene suficiente información acerca de la seguridad de las dosis más altas durante la lactancia. Sea precavida y evite usar dosis altas.

Niños: La soja ES PROBABLEMENTE SEGURA para los niños cuando se usa en la cantidad normalmente presente en los alimentos o en la fórmula para los bebés. El usar soja no parece causar problemas en la salud o el sistema reproductivo años más tarde en la vida. Sin embargo, la leche de soja que no ha sido formulada para el uso en los infantes no debe ser usada en ellos como un sustituto de la fórmula. El uso de la leche de soja corriente podría producir deficiencias nutritivas.

La soja NO ES POSIBLEMENTE SEGURA cuando se usa como una alternativa a la leche de vaca en los niños que son alérgicos a la leche de vaca. A pesar de que muy a menudo se recomienda la formula a base de proteína de soja para los infantes que tienen alergia a la leche, muy frecuentemente estos niños también son alérgicos a la soja.

No les dé soja a los niños en cantidades mayores de las que se encuentra en los alimentos o en la fórmula. Los investigadores no saben si la soja, en dosis más altas, es segura para los niños.

Rinitis alérgica: Las personas con rinitis alérgica son más propensas a ser alérgicas a la cáscara de la soja.

Asma: Las personas con asma son más propensas a ser alérgicas a la cáscara de la soja. Evite el uso de producto de soja.

Cáncer de mamas: Los efectos de la soja en las personas con cáncer de mamas no están claros. Algunas investigaciones consideran que la soja podría "alimentar" algunos canceres de mamas porque puede actuar como estrógeno. Otros estudios han encontrado que la soja parece proteger contra el cáncer de mama. Las diferencias en los efectos observados pueden tener algo que ver con las diferentes cantidades que se han tomado. Puesto que no hay información confiable sobre los efectos de la soja en las personas con cáncer de mamas, o una historia familiar de cáncer de mamas, es mejor evitar el uso de suplementos de soja hasta que se tenga más información.

Fibrosis quística: La leche de soja puede interferir con la manera que los niños con fibrosis quística procesan la proteína. No les dé productos de soja a estos niños.

Diabetes: La soja podría aumentar el riesgo de una marcada disminución de los niveles de azúcar en la sangre en personas con diabetes que ingieren medicamentos para controlar los niveles de azúcar.

Cáncer del endometrio: El uso a largo plazo de tabletas concentradas de isoflavonas de soja podría aumentar la incidencia de cambios precancerosos en el recubrimiento de los tejidos del útero. Sin embargo, existe cierta investigación contradictoria. Use los suplementos que contiene isoflavonas de soja si tiene riesgo de contraer endometrial cancer. Los alimentos de soja son probablemente seguros.

Tiroides de baja actividad (hipotiroidismo): Existe inquietud de que la ingesta de soja podría empeorar esta condición.

Cálculos renales: Hay preocupación de que los productos de soja podrían aumentar el riesgo de cálculos renales ya que contienen grandes cantidades de un grupo de sustancias químicas llamadas oxalatos. Los oxalatos son el principal ingrediente de los cálculos renales. Otra preocupación que hay es que las personas con enfermedad renal grave no son capaces de procesar algunos de los ingredientes en la soja. Esto podría dar lugar a niveles peligrosamente altos de estas sustancias. Si sufre de una enfermedad renal o tiene antecedentes de cálculos renales, evite tomar grandes cantidades de soja.

Alergia a la leche: Los niños que son muy alérgicos a la leche de vaca podrían serlo también a los productos con soja. Consuma con cuidado productos con soja. Insuficiencia renal: La soja contiene un químico llamado fitoestrógeno. Los altos niveles de fitoestrógenos podrían ser tóxicos. Las personas con insuficiencia renal que consumen productos con soja podrían presentar un alto riesgo de niveles demasiados altos de fitoestrógenos en la sangre. Si tiene insuficiencia renal, evite la ingesta de grandes cantidades de soja.

Cáncer de la vejiga: Los productos de soja podrían aumentar el riesgo de sufrir cáncer de la vejiga. Evite los alimentos de soja si tiene cáncer de la vejiga o un alto riego de tenerlo (historia familiar de cáncer de la vejiga).

¿Existen interacciones con medicamentos?:

Antibióticos

Los antibióticos se usan para reducir el número de bacterias dañinas en el cuerpo. Los antibióticos también pueden reducir el número de las bacterias buenas en el intestino. Las bacterias buenas en el intestino parecen ayudar a aumentar la eficacia de la soja. Al reducir el número de bacterias en el intestino, los antibióticos podrían disminuir la eficacia de la soja. Pero todavía es demasiado pronto para saber si esta interacción debería causar gran preocupación.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Comprimidos para eliminar la retención de líquido (diuréticos)

La investigación preliminar sugiere que la soja puede incrementar la producción de orina. Los efectos parecen ser similares a aquellos de los "comprimidos para eliminar la retención de líquido". La ingesta de soja junto con "comprimidos para eliminar la retención de líquido" podría aumentar los efectos secundarios.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Estrógenos

El consumir grandes cantidades de soja podría producir algunos de los efectos que producen los estrógenos. Pero la soja no es tan fuerte como las píldoras de estrógeno. El tomar soja junto con píldoras de estrógeno podría disminuir los efectos de las píldoras de estrógeno.

Algunas de las píldoras de estrógeno incluyen los estrógenos conjugados de origen equino (Premarin), etinil estradiol, estradiol y otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Levotiroxina

La levotiroxina se usa para tratar la disfunción de la glándula tiroidea. La soja parece disminuir la cantidad de levotiroxina que el cuerpo absorbe en bebés, pero no en adultos. Si la absorción de la levotiroxina disminuye, podría no funcionar bien. Podría ser necesario ajustar la dosis de levotiroxina si se usa soja de manera regular, como leches maternizadas a base de soja. Si se consume soja ocasionalmente, la levotiroxina y la soja pueden ingerirse al menos con cuatro horas de diferencia.

Cierta marcas que contiene levotiroxina incluyen Armour Thyroid, Eltroxin, Estre, Euthyrox, Levo-T, Levothroid, Levoxyl, Synthroid, Unithroid, entre otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos modificados por el hígado (Sustratos del citocromo P450 2C9 (CYP2C9)

Algunos medicamentos son modificados y descompuestos por el hígado. La soja podría aumentar la rapidez con que el hígado descompone algunos medicamentos. Pero es demasiado pronto para saber si esta interacción ocurre en todas las personas o si afecta lo bien que el medicamento funciona.

Algunos medicamentos modificados por el hígado incluyen carvedilol (Coreg), fluvastatina (Lescol), losartan (Cozaar), fenitoina (Dilantin) y muchos otros.

Grado de interacción: Menores

Preste atención a esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos para la depresión (MAOIs)

Los productos fermentados de soja tales como el tofu y la salsa de soja contienen tiramina. La tiramina es un aminoácido que está involucrado en la regulación de la presión arterial. La tiramina es descompuesta por la monoamina oxidasa. Algunos medicamentos para la depresión (IMAOs) pueden disminuir la descomposición de la tiramina. El consumir más de 6 mg de tiramina, mientras se está tomando uno de estos medicamentos, puede aumentar el riesgo de sufrir efectos secundarios graves tales como un aumento de la presión arterial. La cantidad de tiramina en los productos fermentados de soja es usualmente pequeña, a menudo menos de 0.6 mg por porción; sin embargo, pueden haber variaciones dependiendo del producto específico utilizado, las condiciones y el tiempo de almacenamiento. El almacenar una marca de tofu por una semana puede aumentar el contenido de tiramina de 0.23 mg a 4.8 mg por porción. Si toma algunos de estos medicamentos, evite los productos fermentados de soja que contienen cantidades altas de tiramina.

Algunos de estos medicamentos usados para la depresión incluyen fenelzina (Nardil), tranilcipromina (Parnate) y otros.

Grado de interacción: Serias

No tome esta combinación

Medicamentos para la diabetes (Antidepresivos)

La soja podría disminuir los niveles de azúcar en sangre. Los medicamentos para la diabetes también se usan para disminuir los niveles de azúcar en la sangre. La ingesta de soja junto con medicamentos para la diabetes podría causar una marcada disminución de los niveles de azúcar en la sangre. Controle minuciosamente sus niveles de azúcar en sangre. Podría necesitar modificar la dosis de su medicamento para la diabetes.

Algunos medicamentos usados para la diabetes incluyen glimepirida (Amaryl), gliburida (Diabeta, Glynase, PresTab, Micronase), insulina, metformina (Glucophage), pioglitazona (Actos), rosiglitazona (Avandia) y otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos para la presión arterial alta (medicamentos antihipertensivos)

La soja podría disminuir la presión arterial. La ingesta de soja con medicamentos que disminuyen la presión arterial puede incrementar el efecto de estos medicamentos y podría causar una marcada disminución de la presión arterial.

Algunos medicamentos para la presión arterial incluyen captopril (Capoten), enalapril (Vasotec), losartan (Cozaar), valsartan (Diovan), diltiazem (Cardizem), amlodipina (Norvasc), hidroclorotiazida (HydroDIURIL), furosemida (Lasix) entre otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Progesterona

La pérdida ósea ocurre en mujeres con osteoporosis que combinan progesterona con leche de soja que contiene isoflavonas.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Tamoxifeno (Nolvadex)

Ciertos tipos de cáncer son afectados por las hormonas en el cuerpo. Los cánceres sensibles al estrógeno son afectados por los niveles de estrógeno en el cuerpo. El tamoxifeno (Nolvadex) se utiliza para ayudar en el tratamiento y prevención de este tipo de cáncer. La soja parece afectar los niveles de estrógeno en el cuerpo. Al afectar el estrógeno en el cuerpo, la soja podría disminuir la eficacia del tamoxifeno (Nolvadex). No tome soja si está tomando tamoxifeno (Nolvadex).

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Warfarina (Coumadin)

La warfarina (Coumadin) se usa para retardar la coagulación sanguínea. Hay informes que indican que la soja disminuye la eficacia de la warfarina (Coumadin). Al disminuir la eficacia de la warfarina (Coumadin) podría aumentar el riesgo de formación de coágulos. No está claro porque podría ocurrir esta interacción. Asegúrese de controlar su sangre periódicamente. Puede ser necesario cambiar su dosis de warfarina.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?:

Cinc

La soja puede disminuir los niveles de azúcar en sangre. Esto se debe a la presencia de un químico llamado ácido fítico, presente en algunos productos con soja. El ácido fítico reduce la absorción del cinc. Sin embargo, la cantidad de ácido fítico se reduce si la soja es fermentada.

Hierbas y suplementos que disminuyen la presión arterial (hierbas y suplementos hipotensores)

La soja podría disminuir la presión arterial. Posee el valor agregado de disminuir la presion arterial al igual que otras hierbas y suplementos que también disminuyen la presion arterial. Otras hierbas y suplementos que pueden disminuir la presión arterial incluyen andrographis, péptidos de caseína, uña de gato, coenzima Q-10, aceite de pescado, L-arginina, licio, ortiga brava entre otras.

Hierbas y suplementos que podrían disminuir los niveles de azúcar en sangre

La soja puede disminuir los niveles de glucosa en sangre. La ingesta de cardo lechoso con otras hierbas y suplementos que tienen el mismo efecto podría causar una marcada disminución de los niveles de azúcar en la sangre. Algunas hierbas y suplementos que pueden disminuir los niveles de azúcar en la sangre incluyen garra del diablo, alholva, ajo, goma guar, castaña de Indias, Panax ginseng y ginseng siberiano.

Hierro

La soja podría aumentar o disminuir la absorción de hierro. La posible diferencia podría relacionarse con la presencia de un químico llamado ácido fítico, que se encuentra en algunos productos con soja. El ácido fítico reduce la absorción de hierro. Sin embargo, la cantidad de ácido fítico se reduce si la soja es fermentada.

Manganeso

La soja puede reducir la disponibilidad del manganeso en el cuerpo. Esto se debe a la presencia de un químico llamado ácido fítico, presente en algunos productos con soja. El ácido fítico reduce la absorción de manganeso. Sin embargo, la cantidad de ácido fítico se reduce si la soja es fermentada.

Té verde

El té verde contiene moléculas llamadas catequinas. Se cree que muchos de los beneficios que el té verde tiene sobre la salud se deben a las catequinas. La ingesta de proteína de soja con té verde reducir la cantidad del catequinas que el cuerpo absorbe. En teoría, la ingesta de soja junto con té verde podría reducir los efectos del té verde. Use el té verde y las proteínas de la soja por separado con al menos 3 horas de diferencia para evitar esta interacción.

¿Existen interacciones con alimentos?:

La proteína de soja reduce la absorción del hierro de las fuentes vegetales.

¿Qué dosis se utiliza?:

La siguientes dosis se han estudiado en investigación científica:

ADULTOS
POR VÍA ORAL

  • Diabetes tipo 2:
    • Se usó 300 mg de extracto de touchi 3 veces por día durante 3-6 meses. El touchi es un alimento tradicional chino preparado con soja.
    • Se usó 26 gramos cáscara fibrosa de la soja durante 4 semanas. Se han usado de manera segura dosis de hasta 10 g.
    • Se usó 30 gramos de proteína de soja, que contiene 132 mg of fitoestrógenos, por día durante un maximo de 12 semanas.
  • Diabetes durante el embarazo: 0.8 gramos/kg de proteína por día durante 6 semanas, que consiste en 35 % de proteína de soja proteína de soja texturizada (Sobhan), 35 % de proteína animal y 30 % de otras proteínas de las plantas.
  • Colesterol alto: 20-50 gramos al día de proteína de soja.
  • Presión arterial alta: Se usó 18-66 gramos de proteína de soja, que contiene 34-143 mg de isoflavonas, por día durante un máximo de 12 semanas. Además, se usó 4,5 gramos de péptido de soja negra todos los días durante 8 semanas.
  • Síndrome de colon irritable (SCI): Se usó soja que contiene 40 mg de isoflavonas todos los días durante 6 semanas.
  • Proteína en la orina en personas con enfermedad renal: Se ha usado en una dieta 700-800 mg/kg de proteína de soja.
  • Para los síntomas de la menopausia tales como sofocos:
    • 15-60 gramos por día de proteína de soja que proporciona entre 34-80 mg de isoflavonas.
    • Extracto concentrado de isoflavona de soja que proporcione entre 35-200 mg al día de isooflavonas.
    • Genistein, una isoflavona de soja: 54 mg al día.
  • Síntomas menopáusicos como depresión: Se ha usado 100 mg de soja que contiene 50 mg de isoflavonas junto con 50 mg de sertralina por día.
  • Disminución del peso corporal durante la menopausia: Se ha usado <100 mg de isoflavonas durante un máximo de 6 meses.
  • Síndrome metabólico: Se usó 30 gramos de granos de soja por día como parte de una dieta que incluye mucha fruta y verduras durante 8 semanas.
  • Prevención de la debilidad ósea (osteoporosis): Se ha usado 40 gramos de soja por día, que contiene 2-2.25 mg isoflavonas per gramo durante 3-6 meses. Se ha usado un extracto de soja de 1 gramo que contiene 80 mg de isoflavonas durante un año.
NIÑOS
POR VÍA ORAL:
  • Diarrea en bebés: Se usó leche maternizada fortificada con soja que contiene 18-20 gramos de proteína de soja por litro.
Los alimentos de soja contienen cantidades variables de isoflavonas. La harina de soja contiene 2.6 mg de isoflavonas por gramo de harina de soja, la soja fermentada contiene 1.3 mg por gramo, la soja cocida contiene 0.6 mg por gramo, la leche de soja contiene 0.4 mg por gramo, la cuajada de soja contiene 0.5 mg por gramo, la cuajada frita de soja contiene 0.7 mg por gramo, la pasta de soja contiene 0.4 mg por gramo y la salsa de soja contiene 0.016 mg por gramo.

Otros nombres:

Cosse de Soja, Cosse de Soya, Daidzein, Daidzéine, Dolichos soja, Edamame, Estrogène Végétal, Fermented Soy, Fève de Soja, Fève de Soya, Fibre de Soja, Fibre de Soya, Frijol de Soya, Genestein, Genistein, Génistéine, Glycine gracilis, Glycine hispida, Glycine max, Glycine soja, Haba Soya, Haricot de Soja, Haricot de Soya, Hydrolyzed Soy Protein, Isoflavone, Isoflavone de Soja, Isoflavone de Soya, Isolated Soy Protein, Isolated Soybean Protein, Lait de Soja, Lait de Soya, Legume, Miso, Natto, Phaseolus max, Phytoestrogen, Phyto-œstrogène, Plant Estrogen, Protéine de Haricot de Soja Isolée, Protéine de Haricot de Soya Isolée, Protéine de Soja, Protéine de Soya, Protéine de Soja Isolée, Protéine de Soya Isolée, Shoyu, Soja, Soja hispida, Soja max, Sojabohne, Soy Bean, Soy Fiber, Soy Germ, Soy Isoflavone, Soy Isoflavones, Soy Milk, Soy Polysaccharide, Soy Protein, Soy Protein Isolate, Soya, Soya Bean, Soja Fermenté, Soya Fermenté, Soybean, Soybean Curd, Soybean Isoflavone, Soybean Isoflavones, Tempeh, Texturized Vegetable Protein, Tofu, Touchi.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión