Qué es el DMSO y para qué se usa

Qué es el DMSO y para qué se usa
El DMSO sirve como vehículo para que los medicamentos pasen a través de la piel. | Foto: GETTY IMAGES

Qué es el DMSO

El dimetil sulfóxido (DMSO) es un químico que se encuentra disponible como medicamento recetado y suplemento dietético. Es un solvente altamente polar para muchas sustancias orgánicas e inorgánicas, interactúa con moléculas, como proteínas, carbohidratos, lípidos, agua y etanol, y sirve como vehículo para que los medicamentos pasen a través de la piel. Se puede tomar por vía oral, aplicar sobre la piel o inyectarse en las venas.

Otros nombres:

Dimethylis Sulfoxidum, Dimethyl Sulfoxide, Dimethyl Sulphoxide, Dimethylsulfoxide, Diméthylsulfoxyde, Dimetilsulfóxido, DMSO, Methyl Sulphoxide, NSC-763, SQ-9453, Sulfoxyde de Diméthyl, Sulphinybismethane.

Para qué se usa

Según informa Natural Medicines, en su sitio sobre suplementos dietéticos y terapias alternativas y complementarias, los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se ha demostrado su seguridad y eficacia. Como algunas de estas afecciones son potencialmente serias, se aconseja consultar a un profesional de la salud.

El DMSO es un producto aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) para el tratamiento de una afección de la vejiga llamada cistitis intersticial. Lavarse las manos con DMSO parece mejorar los síntomas asociados con esta condición.

Dosis

Las siguientes dosis han sido estudiadas en investigaciones científicas, según detalla Natural Medicines:

Aplicación en la piel:

Se aplicó hasta 5 veces por día, entre 2 y 12 meses, una crema que contiene 50% de DMSO para tratar el dolor crónico causado por una condición llamada síndrome de dolor regional complejo.

Para prevenir el daño de la piel y del tejido causado por pérdida de líquido intravenoso en tratamientos quimioterapéuticos, se usó un vendaje que contiene entre 77 y 90% de solución de DMSO, aplicado cada 3 a 8 horas durante 2 semanas.

Se aplicó entre 50 y 40% de idoxuridina en DMSO dentro de las 48 horas posteriores a la aparición de sarpullido causado por culebrilla (herpes zóster), y cada 4 horas los próximos días hasta que la piel comenzó a cicatrizar.

Dentro de la vejiga

El DMSO es un producto aprobado por la FDA para el tratamiento de la cistitis intersticial. Los proveedores de salud administran una solución de DMSO por goteo en la vejiga a través de un tubo llamado catéter. Una vez que se retira el catéter, se le pide el paciente que mantenga la solución por un momento antes de orinar. Este procedimiento también se aplica para la enfermedad inflamatoria de la vejiga.

Preocupación sobre su uso

El DMSO se considera seguro, siempre y cuando se use como medicamento bajo receta. Es importante no utilizar productos de DMSO que no son recetados por un profesional de la salud, ya que existe la preocupación de que algunos de estos sean de "grado industrial", por lo que no se están aceptados para uso humano.

En ese caso, no se consideran seguros, porque pueden contener impurezas que pueden tener un efecto dañino en la salud. Para empeorar las cosas, el DMSO penetra fácilmente a través de la piel por lo que estas impurezas son absorbidas rápidamente por el cuerpo.

Algunos efectos secundarios de la ingesta de DMSO incluyen reacciones en la piel, dolor de cabeza, mareos, somnolencia, problemas respiratorios, visuales, y sanguíneos, sabor, aliento y olor corporal similar al ajo, náuseas, vómitos, diarrea y estreñimiento.

No existe suficiente información confiable sobre si resulta segura la ingesta de DMSO durante el embarazo o la lactancia, por lo que se aconseja precaución o evitar su uso. Esta advertencia también se extiende a personas con diabetes, ya que podría alterar la forma en que funciona la insulina, con trastornos de la sangre, ya que podría causar la descomposición de los glóbulos rojos, o con problemas hepáticos y trastornos renales.

Interacciones

El consumo de DMSO podría provocar ciertas interacciones con los siguientes tipos de medicamentos, por lo que se aconseja no combinarlos:

  • Carboplatina (Paraplatina)
  • Cisplatina (Platinol-AQ)
  • Oxaliplatina (Eloxatina)
  • Medicamentos que se administran por inyección (Fármacos inyectables).
  • Medicamentos que se aplican en la piel, ojos y orejas (Fármacos tópicos).
  • Medicamentos que se toman por vía oral (Fármacos orales).

Actualmente, no se conoce ninguna interacción con alimentos.

Fuentes consultadas:

Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA).

Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales.

Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.

Comparte tu opinión