Policosanol

Policosanol

¿Qué es?:

El policosanol es una sustancia química que se obtiene de la caña de azúcar la mayoría de las veces. Puede también obtenerse de otras plantas, como del trigo.

Policosanol es más comúnmente usado para tratar el dolor de pierna por mala circulación (claudicación intermitente) También se lo usa para tratar el colesterol y la obstrucción arterial, pero no existe evidencia científica limitada para apoyar estos usos.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Dolor en las piernas por problemas de irrigación sanguínea (claudicación intermitente). La ingesta de policosanol parece mejorar la distancia que las personas con claudicación intermitente pueden recorrer sin dolor.

¿Cómo funciona?:

El policosanol parece disminuir la producción de colesterol en el hígado y aumentar la descomposición del LDL (lipoproteínas de baja densidad) o “colesterol malo.” También disminuye la viscosidad de las células en la sangre llamadas plaquetas.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

El policosanol es PROBABLEMENTE SEGURO para la mayoría de las personas cuando se ingiere en dosis de 5-80 mg al día durante un máximo de 3 años. Los efectos secundarios del policosanol son generalmente leves y pueden incluir cefaleas, dificultad para dormir, mareos, malestar estomacal, enrojecimiento de la piel o pérdida de peso. No obstante, los efectos secundarios son relativamente poco comunes.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: No existe suficiente información confiable sobre si resulta segura la ingesta de policosanol durante el embarazo o la lactancia. Sea precavida y evite su uso.

Trastornos hemorrágicos: El policosanol puede disminuir la coagulación de la sangre y podría aumentar la probabilidad de hemorragia en personas con trastornos hemorrágicos.

Cirugía: El policosanol puede retardar la coagulación sanguínea. Hay la preocupación de que podría aumentar la posibilidad de sangrado durante y después de una cirugía. Deje de tomar policosanol por lo menos 2 semanas antes de un procedimiento quirúrgico.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

Medicamentos para la presión arterial alta (Betabloqueadores)

Los betabloqueadores se usan para disminuir la presión arterial. El policosanol podría tener un efecto aditivo de hipotensor en personas que ya toman betabloqueadores. Esto podría aumentar el riesgo de causar una marcada disminución de la presión arterial. No ingiera demasiado policosanol si también toma betabloqueadores.

Algunos betabloqueadores incluyen atenolol (Tenormin), metoprolol (Lopressor, Toprol XL), nadolol (Corgard), propranolol (Inderal), entre otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos que retardan la coagulación sanguínea (Anticoagulantes / fármacos antiplaquetarios)

El policosanol podría retardar la coagulación sanguínea. El tomar policosanol junto con medicamentos que también retardan la coagulación puede aumentar la posibilidad de sufrir hematomas y pérdida de sangre.

Algunos medicamentos que retardan la coagulación sanguínea incluyen aspirina, clopidogrel (Plavix), diclofenac (Voltaren, Cataflam, otros), ibuprofeno (Advil, Motrin, otros), naproxeno (Anaprox, Naprosyn, otros), dalteparina (Fragmin), enoxaparina (Lovenox), heparina, warfarina (Coumadin) y otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Nitroprusida (Nitropress)

El policosanol podría aumentar los efectos hipotensores de la nitroprusida (Nitropress).

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Propranolol (Inderal)

El policosanol podría aumentar los efectos hipotensores del propranolol (Inderal).

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Warfarina (Coumadin)

El policosanol podría retardar la coagulación sanguínea. La warfarina podría retardar la coagulación sanguínea. El tomar policosanol junto con warfarina podría aumentar la probabilidad de sufrir hematomas y sangrado. Sin embargo, cierta investigación indica que esto no representa una inquietud importante. Hasta tanto se tena más información, no ingiera demasiado policosanol si también toma warfarina.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?:

Hierbas y suplementos que podrían disminuir la coagulación de la sangre

La ingesta de policosanol junto con otras hierbas que pueden disminuir la coagulación de la sangre podría aumentar el riesgo de hemorragia en algunas personas. Estas hierbas incluyen angélica, clavo de olor, danshen, ajo, jengibre, ginkgo, ginseng Panax ginseng entre otros.

¿Existen interacciones con alimentos?:

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?:

ADULTOS
POR BOCA:

  • Para el dolor en las piernas por problemas de irrigación sanguínea (claudicación intermitente): Se usó 10 mg de policosanol 1 o 2 veces por día durante un máximo de 2 años.

Otros nombres:

32-C, Dotriacontanol, Heptacosanol, Hexacosanol, Nonacosanol, Octacosanol, Tetracosanol, Tétracosanol, Tetratriacontanol, Tétratriacontanol, Triacontanol.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión