Los corticoides y los trastornos mentales

Los corticoides y los trastornos mentales
Como sucede con todos los medicamentos, en algunas ocasiones los corticosteroides pueden ocasionar efectos adversos, inclusive a las dosis terapéuticas que habitualmente se utilizan. | Foto: GETTY IMAGES

Los esteroides o corticosteroides, son medicamentos que tienen más de 70 años de uso en medicina, son fármacos que se asemejan a los glucocorticoides sustancias (hormonas) que son liberadas por la glándula suprarrenal y actúan de forma similar a éstas.

Ejemplos de corticosteroides son: prednisona, cortisona e hidrocortisona. Estos fármacos son muy efectivos, debido a sus excelentes propiedades antiinflamatorias y moduladoras del sistema inmune y se utilizan para el tratamiento de distintas  enfermedades como: reacciones alérgicas, asma, enfermedad broncopulmonar obstructiva crónica, dolor agudo y crónico, inflamación posterior a operaciones de cabeza y cuello, cáncer, enfermedades reumáticas (artritis), enfermedades autoinmunes como el lupus eritematoso sistémico, o evitar el rechazo de trasplantes de órganos, entre otras.

Los efectos adversos

Como sucede con todos los medicamentos, en algunas ocasiones los corticosteroides pueden ocasionar efectos adversos, inclusive con las dosis terapéuticas que habitualmente se utilizan. La probabilidad de efectos adversos depende de muchos factores entre los que se encuentran por ejemplo: la vía de administración (tópico, oral, intramuscular, endovenoso), la dosis administrada y el tiempo de uso del medicamento.

Los corticosteroides pueden producir por ejemplo: aumento de peso, 

edema, 

presión arterial alta, 

osteoporosis, 

cataratas y glaucoma, 

acné, 

mayor crecimiento del vello (hirsutismo), 

estrías violáceas, c

ambios menstruales etc. 

Dentro de todos los efectos adversos, los trastornos psiquiátricos y cambios emocionales son  importantes de considerar y a lo que hay que prestar atención. Con el uso de corticosteroides pueden presentarse cambios extremos en el estado de ánimo, irritabilidad; sobre todo en niños, problemas de memoria, insomnio y disminución del deseo sexual. 

Cerca del 6% de los pacientes pudieran presentar reacciones psiquiátricas severas, siendo las más frecuentes la depresión y manía, seguido por las psicosis y el delirium.

A pesar de los efectos secundarios, los corticosteroides son eficaces antiinflamatorios y reguladores del sistema inmune y muchas veces una opción necesaria en enfermedades graves. Cuando se recibe este tipo de medicamentos, es adecuado estar atentos a los efectos adversos, sin que esto signifique perder la oportunidad de recibir un tratamiento oportuno en el momento indicado. Se recomienda estar informado sobre estos efectos adversos y estar atento a la presencia de síntomas que los sugieran con el objetivo de detectarlos rápidamente y tomar las medidas correctivas del caso.

Más información sobre corticoesteroides:  

Comparte tu opinión