Aumentar la dosis de esteroides quizá no reduzca las exacerbaciones de asma de los niños

Aumentar la dosis de esteroides quizá no reduzca las exacerbaciones de asma de los niños

SÁBADO, 3 de marzo de 2018 (HealthDay News) -- Aumentar temporalmente la dosis de esteroides inhalados quizá no haga mucho por reducir la frecuencia de las exacerbaciones graves de asma en los niños, según dos nuevos estudios.

Los aumentos a corto plazo en los esteroides inhalados podrían incluso vincularse con un retraso en el crecimiento de los niños, sugirió uno de los estudios.

Las exacerbaciones del asma son comunes, y muchos médicos aumentan las dosis de esteroides inhalados cuando los niños tienen síntomas tempranos, como tos, sibilancia y falta de aliento. Pero ha habido poca investigación sobre la seguridad y la efectividad de este método.

Para obtener más información, investigadores en un ensayo de EE. UU. estudiaron a 254 niños de 5 a 11 años de edad que tenían un asma entre leve y moderado durante casi un año.

El estudio fue financiado por el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI) de EE. UU., y fue dirigido por el Dr. Daniel Jackson, profesor asociado de pediatría en la Facultad de Medicina y Salud Pública de la Universidad de Wisconsin, en Madison.

Todos los niños del ensayo ya recibían corticosteroides inhalados en "dosis baja", unas dos inhalaciones de su inhalador dos veces al día.

Pero ante las señales más tempranas de una exacerbación grave, la mitad de los niños siguieron con los esteroides inhalados en dosis baja, y a la otra mitad se le asignaron esteroides inhalados en "dosis alta", cinco veces mayor que la dosis estándar.

Los niños lo hicieron dos veces al día durante siete días en cada episodio. El estudio era "ciego", lo que significa que no se dijo a los niños ni a sus padres qué dosis usaban.

El hallazgo principal del estudio fue que los niños del grupo de esteroides en dosis alta no tuvieron menos exacerbaciones graves de asma como resultado del aumento en el tratamiento.

La cantidad de síntomas de asma, la duración hasta la primera exacerbación grave, y el uso de albuterol (un medicamento de rescate para los síntomas de asma) también fueron similares en ambos grupos, según el estudio.

El equipo de Jackson también encontró que en los niños del grupo de esteroides en dosis alta el crecimiento fue de unas 0.09 pulgadas (unos 0.23 centímetros) menos por año que en el grupo de dosis baja, aunque los tratamientos de dosis alta se usaron apenas durante dos semanas al año, en promedio.

Esta diferencia en el crecimiento fue pequeña, pero se suma a investigaciones anteriores que muestran que los niños que reciben corticosteroides inhalados para el asma podrían tener una tasa de crecimiento ligeramente más lenta de lo normal. Un uso de esteroides en dosis alta más frecuente o más prolongado podría aumentar este impacto en el crecimiento, advirtieron los autores del estudio.

El equipo de Jackson reportó sus hallazgos en la edición en línea del 3 de marzo de la revista New England Journal of Medicine.

Un segundo ensayo fue dirigido por Tricia McKeever, del Instituto Nacional de Investigación de Salud, en Inglaterra. Su equipo siguió los resultados de más de 1,900 niños con asma a quienes se asignó de forma similar a una dosis alta temporal (del cuádruple) o a un protocolo de esteroides en dosis baja cuando se producían exacerbaciones.

En este estudio, aumentar la dosis de esteroides sí pareció vincularse con un ligero descenso en la frecuencia de las exacerbaciones de asma, reportó el equipo de McKeever en la misma edición de la NEJM.

Pero el ensayo fue menos riguroso que el realizado en EE. UU. (fue de "etiqueta abierta", lo que significa que los pacientes sabían qué dosis del fármaco tomaban), y el beneficio se consideró solo modesto.

Además, los niños que tomaron la dosis multiplicada por cuatro tuvieron una tasa más alta de "efectos adversos" relacionados con los esteroides que los niños con la dosis más baja, reportaron los investigadores.

Ambos ensayos también se presentaron en una reunión conjunta de la Academia Americana de Alergias, Asma e Inmunología (American Academy of Allergy, Asthma & Immunology) y de la Organización Mundial de las Alergias (World Allergy Organization) en Orlando, Florida.

En un comunicado de prensa de la universidad, Jackson dijo que los hallazgos de su equipo "sugieren que un aumento a corto plazo en los esteroides inhalados de dosis alta no se debe incluir de forma rutinaria en los planes de tratamiento del asma para los niños con un asma de leve a moderado que usan corticosteroides inhalados en dosis baja regularmente".

Según James Kiley, director de la División de Enfermedades Pulmonares del NHLBI, "este estudio permite a los cuidadores tomar decisiones informadas sobre cómo tratar a sus pacientes jóvenes con asma".

Kiley sugirió en el comunicado de prensa que "los ensayos como este se pueden usar en el desarrollo de directrices de tratamiento para los niños con asma".

Dos expertos en el asma que no estuvieron conectados con los estudios afirmaron que los hallazgos plantean dudas sobre el valor de utilizar esteroides en dosis alta en este contexto.

La Dra. Sherry Fazan, médica asistente de alergias e inmunología en Northwell Health en Great Neck, Nueva York, dijo que incluso en el estudio británico "el grado de mejora es debatible, y la naturaleza de etiqueta abierta podría haber introducido un sesgo que afectara a los resultados".

Y añadió que el ensayo más riguroso de EE. UU. "indica que el daño de esta práctica podría superar a los beneficios en los niños con asma persistente de leve a moderado".

El Dr. Walter Chua, médico asistente pulmonar principal en Long Island Jewish Forest Hills en Forest Hills, Nueva York, enfatizó que los síntomas y las conductas del asma varían mucho de un paciente a otro, así que todavía es difícil discernir a partir de estos estudios cuál podría ser el mejor camino para los pacientes individuales.

Lo que la investigación "sí parece reforzar es que se debe hacer todo esfuerzo por prevenir las exacerbaciones del asma antes de aumentar el medicamento, incluyendo: garantizar el cumplimiento con los medicamentos para el asma, una técnica adecuada de inhalación, y evitar los desencadenantes conocidos del hogar", planteó Chua.

Más información

La Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association) tiene más información acerca del asma infantil.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión