Crean lámpara ultravioleta que mata al virus de la gripe

Crean lámpara ultravioleta que mata al virus de la gripe
Este tipo de rayos puede ser la solución para evitar el contagio en lugares públicos.

Los lugares públicos cerrados como los centros comerciales o los cines son un ambiente propicio para que se diseminen por el aire los virus, por ejemplo, el de la gripe, que cada temporada enferma a miles de personas en EE.UU. 

Ahora, se puede dar otro paso adelante en la prevención y complementarlo a la protección de la vacuna. Un grupo de investigadores estadounidenses desarrolló una lámpara ultravioleta (UV) que mata al virus de la influenza pero que no es dañina para la piel o los ojos humanos. Ellos esperan que pronto esta tecnología se pueda comercializar para evitar la propagación de la gripe estacional en lugares públicos, como escuelas, hospitales y aeropuertos.

El poder de la luz ultravioleta

"Hemos sabido por un siglo que la luz ultravioleta es extremadamente eficiente para matar microbios, bacterias y virus" dijo a Time el líder del estudio, Dr. David Brenner, de la Universidad de Columbia. Por esa razón, los dispositivos UV a menudo se usan para la esterilización, por ejemplo, para equipos médicos en hospitales, o para esterilizar el agua para campistas. 

Pero hasta ahora, las lámparas germicidas convencionales no eran seguras para los seres humanos. Con la exposición prolongada, pueden causar cáncer de piel y cataratas en los ojos. Y requerían ser usadas cuando las personas no estaban cerca.

Tras mucho estudiar, se les ocurrió una posible solución. La luz del otro extremo del espectro UV-C, conocida como UVC lejano, tiene longitudes de onda muy cortas. Los investigadores sospecharon que podría penetrar y destruir bacterias y virus microscópicos, pero que no puede penetrar las capas externas protectoras de la piel o los ojos humanos.

"Queríamos obtener todos los beneficios de la luz ultravioleta en términos de matar microbios, pero ninguno de los riesgos para la salud", expresó Brenner. 

Estudios previos en animales y humanos demostraron que la exposición a la luz UVC lejana parece ser segura. 

Investigaciones previas también han demostrado que la luz UVC lejana puede matar las bacterias MRSA, una causa común de infecciones después de la cirugía.

Un gran hallazgo para vencer a la gripe

Finalmente, Brenner y sus colegas comprobaron que la luz UVC puede matar de manera efectiva al virus de la influenza transportada por el aire. 

Para realizar el estudio, se liberaron partículas aerosolizadas del virus de la gripe estacional H1N1 en una cámara de prueba y se expusieron a dosis muy bajas de luz UVC lejana. La luz inactivó los virus con casi la misma eficacia que la luz UV germicida convencional, mientras que un grupo control de bacterias no expuestas a la luz permaneció activo.

"Creemos que este tipo de luz indirecta podría ser eficaz básicamente para cualquier entorno público" expresó Brenner. "Piensa en las salas de espera, escuelas, aeropuertos y aviones de doctores, cualquier lugar donde exista la probabilidad de virus en el aire". 

Ahora, el equipo de científicos está trabajando con una compañía para desarrollar una versión comercial de la lámpara, que podría convertirse en una forma rentable de combatir las epidemias de gripe a nivel poblacional. 

Las lámparas UVC también podrían tener una potencial utilidad en entornos clínicos, como en el quirófano durante las cirugías, por ejemplo. "No importa qué tan bien esterilices una habitación de antemano, el personal médico puede portar accidentalmente bacterias peligrosas como la MRSA. Si tienes una lámpara sobre el sitio quirúrgico que puede esterilizar el aire, se evitaría que la bacteria flote y contamine la herida" explicó Brener.

Los autores del estudio, publicado en Scientific Reports son muy optimistas. “No ha habido forma de matar virus en el aire en espacios públicos, y éste es un enfoque que puede resolver ese problema" concluyó Brenner.

Comparte tu opinión