Viruela del simio (monkeypox) se transmitiría a través del sexo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que ya hay unos 120 casos registrados y sospechosos de la viruela del simio (o viruela símica) en 16 países, todos europeos, excepto Estados Unidos y Canadá.

En un comunicado, el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades dijo que la mayoría de los casos en ese continente se han presentado por transmisión sexual, entre hombres que tienen sexo con hombres.

Viruela del simio (monkeypox) se transmitiría a través del sexo
ilustración del virus de la viruela. Los virus de la viruela tienen forma ovalada y tienen ADN de doble cadena. Hay muchos tipos, incluyendo la varicela, la viruela del simio y la viruela común. La viruela fue erradicada en la década de 1970. La infección se produce por el contacto con animales o personas infectadas y produce una erupción o pequeños bultos en la piel. | Foto: GETTY IMAGES

La OMS dijo que esta forma de transmisión no la vuelve automáticamente una enfermedad de transmisión sexual.

Hasta el momento, en los Estados Unidos hay un caso confirmado en Massachussetts, y presuntos casos en Nueva York (1), el estado de Washington (1), Utah (2) y Florida (2).

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) explican que la viruela del simio o viruela símica se descubrió por primera vez en 1958 cuando ocurrieron dos brotes de una enfermedad similar a la viruela en colonias de monos utilizados para investigación.

El primer caso humano de viruela del mono se registró en 1970 en la República Democrática del Congo (RDC). ) durante un período de esfuerzos intensificados para eliminar la viruela. 

Desde entonces, se han notificado casos de viruela del simio en personas de varios otros países de África central y occidental: Camerún, República Centroafricana, Costa de Marfil, República Democrática del Congo, Gabón, Liberia, Nigeria, República del Congo y Sierra Leona. 

La mayoría de las infecciones siguen presentándose en la República Democrática del Congo.

Se han producido casos de viruela del mono en personas fuera de África relacionados con viajes internacionales o animales importados, incluidos casos en los Estados Unidos, así como en Israel, Singapur y el Reino Unido.

Se desconoce el reservorio natural de la viruela del simio. Sin embargo, los roedores africanos y los primates no humanos (como los monos) pueden portar el virus e infectar a las personas.

En el caso del paciente de Massachusetts, su único viaje fue a Canadá, por lo que se sospecha que tal vez haya casos en ese país.

Lo curioso es que, hasta donde se sabe, la viruela del simio se transmite del animal infectado al humano, la transmisión de persona a persona es inusual. Por eso la segunda hipótesis es que haya animales portadores del virus en este lado del océano.

De hecho, en un brote anterior en 2003, cerca de 50 personas contrajeron el virus luego que varios animales se contagiaran de un cargamento de animales de Ghana a Illinois.

Los humanos contrajeron la infección por contacto con perros de la pradera, en varios estados del centro y oeste del país.

Sin embargo, esta nueva hipótesis de la transmisión sexual pone al virus en una escala epidémica completamente diferente.

La viruela del mono es una enfermedad desagradable.

Sus síntomas son los mismos que en tantas otras afecciones: fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular, ganglios inflamados, escalofríos, y cansancio.

Pero el paciente también desarrolla pústulas llenas de pus, lesiones que van progresando a medida que avanza la infección.

El ciclo de la infección dura unas dos a cuatro semanas. En Africa, es mortal en una de cada 10 personas que lo contraen.

La mejor prevención es no entrar en contacto con animales salvajes, y aislar al paciente. Por supuesto, el lavado de manos es esencial.

Actualmente, no existe un tratamiento seguro y comprobado para la infección por el virus de la viruela del simio. Para controlar un brote de viruela símica en los Estados Unidos, se pueden usar la vacuna contra la viruela, los antivirales y la inmunoglobulina vaccinia (VIG). 

Como en tantas otras infecciones virales, la atención de los síntomas y el descanso ayudan a que el mismo sistema inmune trabaje y expulse al virus.

Comparte tu opinión