SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Tumor en el cuello

Definición

Es cualquier nódulo, protuberancia o hinchazón en el cuello.

Nombres alternativos

Protuberancia en el cuello

Consideraciones

Existen muchas causas de bultos en el cuello. Los bultos o hinchazones más comunes son los ganglios linfáticos inflamados. Estos pueden ser ocasionados por infecciones bacterianas o virales, cáncer (malignidad) u otras causas poco comunes.

La inflamación de las glándulas salivales por debajo de la mandíbula puede ser causada por infección o cáncer. Los bultos en los músculos del cuello son provocados por lesión o tortícolis. Estos bultos con frecuencia se encuentran en la parte frontal del cuello. Los bultos en la piel o justo por debajo de la piel suelen ser causados por quistes, como los quistes sebáceos.

La glándula tiroides también puede producir hinchazón, o uno o más bultos. Esto puede deberse a una enfermedad tiroidea o a cáncer. La mayoría de los cánceres de la glándula tiroides tienen un crecimiento lento. A menudo son curables mediante cirugía, incluso si han estado presentes durante varios años.

Todos los bultos del cuello en niños y adultos se deben revisar inmediatamente por parte de un proveedor de atención médica. En los niños, la mayoría de ellos son causados por infecciones que se pueden tratar. El tratamiento se debe iniciar rápidamente para prevenir complicaciones o la diseminación de la infección.

A medida que los adultos envejecen, la probabilidad de que el bulto sea un cáncer aumenta. Esto es particularmente cierto para aquellas personas que fuman o beben mucho alcohol. La mayoría de los bultos en los adultos no son cánceres.

Causas

Los bultos en el cuello por un ganglio linfático inflamado pueden ser causados por:

  • Infección bacteriana o viral
  • Cáncer
  • Enfermedad tiroidea
  • Reacción alérgica

Los bultos en el cuello debidos a una glándula salival inflamada pueden ser causados por:

  • Infección
  • Paperas
  • Tumor en la glándula salival
  • Piedra en el conducto salival

Cuidados en el hogar

Consulte a su proveedor para que le traten la causa del bulto en el cuello.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame a su proveedor si presenta bultos o una hinchazón anormal en el cuello.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

El proveedor tomará la historia clínica y realizará un examen físico.

Le pueden hacer preguntas como:

  • ¿Dónde se localiza el bulto?
  • ¿Es un bulto duro, blando, flexible (se mueve ligeramente), parecido a una bolsa (quiste)?
  • ¿No produce dolor?
  • ¿Se presenta hinchazón en todo el cuello?
  • ¿Ha estado aumentando de tamaño? ¿Durante cuántos meses?
  • ¿Tiene una erupción u otros síntomas?
  • ¿Presenta dificultad respiratoria?

Si se le diagnostica bocio en la tiroides, puede necesitar tomar medicamentos o someterse a una cirugía para extirparlo.

Si el proveedor sospecha de un nódulo tiroideo, puede necesitar los siguientes exámenes:

  • Tomografía computarizada de la cabeza o del cuello
  • Gammagrafía de la tiroides radiactiva
  • Biopsia de la tiroides

Si el bulto es causado por una infección bacteriana, es posible que necesite tomar antibióticos. Si la causa es una masa benigna o un quiste, es posible que se requiera cirugía para extirparlo.

Referencias

Nugent A, El-Deiry M. Differential diagnosis of neck masses. In: Flint PW, Haughey BH, Lund V, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head and Neck Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 114.

Pfaff JA, Moore GP. Otolaryngology. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 62.

Wareing MJ. Ear, nose and throat. In: Glynn M, Drake WM, eds. Hutchison's Clinical Methods. 24th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 21.

 

Publicidad