SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

¿Son peligrosos los desmayos?



Perder el conocimiento puede ser desconcertante y, aunque solo dure solo unos minutos, de seguro te quedarás pensando en el porqué. Lo más probable es que solo sea algo pasajero, pero los desmayos también pueden ser una señal de algo más.

Un desmayo o síncope es una pérdida breve del conocimiento debido a una disminución del flujo sanguíneo hacia el cerebro y puede durar unos dos minutos. Cuando ocurre el desvanecimiento se pierde el tono muscular y el rostro se torna pálido y, un poco antes, se pueden sentir náuseas y debilidad o tener la sensación de que la visión se nubla.

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS, por su sigla en inglés) explica que el desmayo suele ocurrir cuando la presión sanguínea baja, por eso disminuye el flujo de la sangre al cerebro. En general, la persona que sufre el desvanecimiento se recupera rápido.

El calor, la deshidratación, la angustia, levantarse rápidamente, una baja de azúcar, problemas cardíacos y algunos medicamentos pueden ser causa de desmayos. Además, hay una condición conocida como síncope vasovagal o neurocardiogénico, que es la pérdida por una reacción exagerada a ciertos desencadenantes, como ver sangre o experimentar angustia extrema.

“Pero existen causas potencialmente serias e incluso mortales, que incluyen afecciones cardíacas y neurológicas, especialmente en adultos mayores de 60 años”, explica Paul Takahashi, médico internista de la Clínica Mayo, en un informe de la institución.

Un síncope puede ocurrir cuando tu ritmo cardíaco es excesivamente rápido o lento, como en el caso de una arritmia, una bradicardia, una taquicardia, estenosis aórtica o un estrechamiento de las válvulas aórticas del corazón, entre otras afecciones cardiovasculares. Trastornos neurológicos, como las convulsiones o un ataque isquémico transitorio, también pueden provocarlo.

El desmayo puede ser un hecho aislado, pero si se repite o se hace recurrente, es importante acudir al médico.Takahashi afirma que con una historia detallada y un examen se puede identificar la causa; dependiendo del caso, es posible que se requiera hacer un electrocardiograma para detectar anormalidades en el ritmo cardíaco o pruebas de azúcar en la sangre y de función de la tiroides, entre otras.

La Academia Americana de Médicos de Familia recomienda que acudas al médico, si tienes problemas de salud graves, especialmente aquellos relacionados con el corazón, presión arterial alta o diabetes. También debes visitar a un especialista si, además del desvanecimiento hay latidos irregulares, dolor de pecho, falta de aire, embarazo, confusión, problemas para hablar, si tardas demasiado tiempo en recuperar el conocimiento o te desmayas cuando gira la cabeza hacia un lado.

Una vez que se diagnostique la causa, se podrá hacer el abordaje pertinente.

Más para leer sobre desmayo:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad