Sarampión: ¿los adultos necesitan un refuerzo de la vacuna?

Sarampión: ¿los adultos necesitan un refuerzo de la vacuna?
El sarampión puede tener complicaciones graves en los adultos. | Foto: ISTOCK

Los casos de sarampión crecen a un ritmo alarmante. En Estados Unidos se registra el peor brote desde el año 2000, con 555 casos confirmados y en el mundo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que los datos globales muestran que los casos notificados aumentaron en un 300% en los primeros tres meses de 2019, en comparación con el mismo período de 2018. 

Mientras las autoridades de salud instan a los padres a vacunar a los niños (los más afectados por estos brotes) muchos adultos también estén expuestos a contraer el sarampión y no lo saben.

Hace unos días funcionarios de salud del condado de Santa Clara revelaron que un visitante adulto, tal vez un trabajador que contrajo el virus del sarampión, podría haber infectado al personal del campus de Google en Mountain View, California, según informó NBC News. 

En Detroit, el rabino Tzali Freeman, de 55 años, comentó en un video de Youtube que padeció un grave ataque de sarampión. Se sorprendió al saber que la única dosis que recibió de niño no fue suficiente para protegerlo. Y confirmó que en la sinagoga hubo una ola de 20 adultos enfermos de entre 30 y 62 años. “Mientras que algunas personas tuvieron un caso leve, para la mayoría de nosotros fueron tres semanas brutales” expresó.

El caso más grave se registró el día 27 de marzo. Una azafata de un vuelo desde Nueva York a Israel contrajo sarampión y cayó en un estado de coma en el que se encuentra actualmente. La mujer de 43 años presenta encefalitis como complicación del sarampión. 

Las complicaciones del sarampión 

Entre las complicaciones comunes se incluyen infecciones del oído y diarrea

Algunas personas también pueden sufrir complicaciones graves, como neumonía (infección de los pulmones) y encefalitis (inflamación del cerebro). Es posible que necesiten ser hospitalizados y pueden morir.

¿Quiénes son los adultos que están protegidos contra el sarampión?

Para sacarte las dudas, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) informan que estás a salvo si tienes documentación por escrito (registros) que demuestre que:

  • Has recibido dos dosis de la vacuna que contiene el antígeno del sarampión, y eres un adulto que va a estar en un entorno con un alto riesgo de transmisión del sarampión, como ser un estudiante de educación posterior a la escuela secundaria; personal de atención médica o viajero internacional. 
  • Has recibido una dosis de la vacuna contra el sarampión y eres un adulto que no va a estar en un entorno de alto riesgo de transmisión del sarampión.
  • Un laboratorio confirmó que tuviste sarampión en algún momento de tu vida.
  • Un laboratorio confirmó que eres inmune al sarampión.
  • Has nacido antes de 1957.

¿Qué debo hacer si no estoy seguro de si soy o no inmune al sarampión?

Si no estás seguro de si eres o no inmune al sarampión, ante todo deberías tratar de encontrar tu registro de vacunación o documentación de inmunidad contra esta enfermedad. Si no tienes documentación escrita, deberías recibir la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (MMR). 

Otra opción es que un médico te haga una prueba de sangre para determinar si eres o no inmune. Pero esta opción probablemente sea más costosa y necesitarás dos visitas al profesional de salud. Ten en cuenta que no te hará daño recibir otra dosis de la vacuna MMR aunque ya fueras inmune al sarampión (o a las paperas o la rubéola).

La vacuna contra el sarampión es muy eficaz. Una dosis tiene una eficacia de casi el 93 % para prevenir la enfermedad si te expones al virus. Y 2 dosis tienen casi un 97 % de eficacia, informan los CDC.

¿Podría contraer sarampión si he recibido las dos dosis de la vacuna?

Sí, pero muy pocas personas, -3 de cada 100-, de las que reciben dos dosis de la vacuna contra el sarampión, contraerán la enfermedad si se exponen al virus. No se sabe bien por qué, pero podría ser que sus sistemas inmunitarios no respondieron a la vacuna tan bien como deberían. Pero sin embargo, todas estas personas tienen muchas más probabilidades de tener una enfermedad leve. 

¿Necesitaré alguna vez una dosis de refuerzo?

No. Los CDC consideran que las personas que recibieron dos dosis de la vacuna contra el sarampión en la niñez de acuerdo con el calendario de vacunación, están protegidas de por vida y nunca necesitarán una dosis de refuerzo.

Más para leer sobre el sarampión

Comparte tu opinión