Por qué hay que hablar de la diarrea y las heces

Por qué hay que hablar de la diarrea y las heces
Proporcionar al médico información sobre las evacuaciones es importante para el tratamiento y diagnóstico. | Foto: GETTY IMAGES

Algo que con frecuencia se suele evitar decir, incluso cuando se va a consulta por algún problema intestinal (como una diarrea) son datos sobre las evacuaciones. 

Sin embargo, dar esta información al médico puede ser útil para detectar el estado de salud no sólo del intestino, sino del organismo en general y ayudar al diagnóstico.

Los datos sobre las evacuaciones van más allá de simplemente saber la consistencia, es decir si las evacuaciones son líquidas, duras o normales. 

Color de las evacuaciones

El color, por ejemplo, es una de las características que puede ser muy útil. Evacuaciones de color blanco pueden dar indicios de que puede haber problemas en el hígado. 

Evacuaciones de color negro puede ser sinónimo de un problema de sangrado en el estómago. Evacuaciones de color rojo (con sangre) puede advertirnos de un problema en el intestino. 

Olor de las heces

Evacuaciones con un olor muy fuerte puede indicar de que hay un problema de digestión y que los nutrientes no se están aprovechando adecuadamente y que puede ser consecuencia de una enfermedad del intestino o una infección.

¿Diarrea?

La consistencia también difiere, hay evacuaciones muy líquidas, que parecen agua, que es lo que se conoce comúnmente como diarrea.

Consistencia y características de las evacuaciones

-Evacuaciones en donde parece que la comida no se digirió bien.

-Evacuaciones en las que las heces parecen lodo.

-Evacuaciones como con baba.

-Evacuaciones que flotan en el agua (lo normal es que se hundan).

- Evacuaciones en pedazos o bolitas o evacuaciones muy duras, como piedras.

Incluso en las mismas infecciones las características son diferentes, una infección por virus (como el rotavirus) las evacuaciones son líquidas, casi transparentes y muy abundantes.

Evacuaciones en la infecciones bacterianas

En las infecciones por bacterias las evacuaciones pueden ser más pastosas o se pueden acompañar por moco.

En las infecciones por parásitos las evacuaciones pueden acompañarse por sangre y dificultad para defecar.

Todos estos datos juntos pueden ayudar a hacer un diagnóstico más confiable y dan la posibilidad de iniciar un tratamiento más rápidamente y es información que seguramente tu médico te preguntará la próxima vez que acudas a consulta por un problema intestinal. Y seguramente te indicará un coprocultivo y otros análisis para confirmar el diagnóstico.

Comparte tu opinión