Cómo consumir frutas y verduras sin riesgo de intoxicarte

Cómo consumir frutas y verduras sin riesgo de intoxicarte
La forma de elegir y preparar frutas y vegetales es importante para evitar enfermarse. | Foto: ISTOCK

Cada vez sabemos más acerca de cómo debe ser una alimentación saludable, dentro de la cual las frutas y verduras juegan un rol de vital importancia. Pero este grupo de alimentos ocultan ciertos riesgos para la salud. 

Las frutas y verduras aportan nutrientes que te ayudan a protegerte de enfermedades cardíacas, diabetes, accidentes cerebrovasculares y cáncer. Además, elegir verduras, frutas, frutos secos y otros productos agrícolas en lugar de alimentos altos en calorías, puede ayudarte a mantener un peso saludable. 

Aunque a veces, las frutas y verduras crudas contienen microbios dañinos, como Salmonella, Escherichia coli y Listeria, que pueden enfermarte. Casi la mitad de las intoxicaciones alimentarias son causadas por la presencia de microbios en estos productos frescos. 

Para disfrutar de las frutas y las verduras crudas sin exponerte al riesgo de padecer una intoxicación alimentaria, toma las siguientes medidas de seguridad:

1. Compra con cuidado

  • Elige frutas y verduras que no estén magulladas ni dañadas.

  • Cuando compres frutas o verduras previamente cortadas, elige solamente las que estén refrigeradas o rodeadas de hielo.
  • Pon las frutas y verduras frescas en bolsas separadas de la carne cruda, las aves, y los pescados y mariscos cuando las empaques para llevarlas a casa.

2. Almacena adecuadamente

  • Guarda las frutas y verduras frescas perecederas (fresas, lechugas, hierbas, hongos, etc.) en un refrigerador limpio, a una temperatura de 40°F o menor. Compruébela con un termómetro para refrigeradores.

  • Refrigera todas las frutas y verduras que compraste previamente cortadas o envasadas.

3. Separa y corta

  • Lava las tablas de cortar, los platos, los utensilios de cocina y las encimeras con agua caliente y jabón entre la preparación de carne, aves, o pescados y mariscos crudos, y la preparación de frutas y verduras que no se cocinarán.
  • Usa, si es posible, una tabla de cortar para las frutas y verduras frescas, y otra diferente para la carne, las aves, y los pescados y mariscos crudos.

4. Prepara y cocina y de forma segura

  • Lávate las manos, lava los utensilios de cocina y limpia las superficies en donde se preparan los alimentos.

  • Lava las frutas y verduras antes de comerlas, cortarlas o cocinarlas, a menos que el paquete diga que ya están lavadas. 
  • Lava o restriega todas las frutas y verduras bajo agua corriente -incluso si no planeas comer la cáscara- para que la suciedad y los microbios no pasen de la superficie al interior cuando las cortes.
  • Corta y desecha las partes que estén dañadas o magulladas antes de preparar o comer las frutas y verduras.
  • Seca las frutas y verduras con una toalla de papel limpia.

Cuántas frutas y verduras debes comer al día

¿Cuáles son los síntomas de la intoxicación alimentaria?

Tras haber consumido un alimento contaminado, se puede sentir malestar entre 1 y 3 días después. Sin embargo, los síntomas también pueden surgir en 20 minutos o hasta 6 semanas después. 

Aunque la mayoría de la gente se recupera de una intoxicación alimentaria en poco tiempo, algunas personas pueden desarrollar problemas de salud crónicos, severos o que incluso pongan su vida en riesgo. Si tienes dudas sobre haber consumido un alimento contaminado, consulta al médico.

Los síntomas de la intoxicación alimentaria son:

  • Vómitos, diarrea y dolor abdominal

  • Síntomas parecidos a los de la gripe, tales como fiebre, dolor de cabeza y dolor corporal.

Fuentes: Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA).

Más para leer sobre intoxicación alimentaria

Comparte tu opinión