Cuándo y qué comer para tener más energía

Cuándo y qué comer para tener más energía
| Foto: ISTOCK

Vivimos una vida muy agitada y cargada de presiones. Como sociedad, estamos ocupados, estresados, necesitamos más actividad física y, a veces, tenemos malos hábitos alimenticios, lo que contribuye a que tengamos bajos niveles de energía. 

¿Sientes que no tienes energía para encarar tu día? Además de dormir bien, hacer actividad física regular y llevar una dieta equilibrada, otra forma de mejorar nuestros niveles de energía es comer mejor. La coordinación y combinaciones correctas de alimentos pueden ayudar a darte un impulso. Sigue estas cinco estrategias brindadas por la Asociación de Nutrición y Dietética para maximizar tu energía:

1. Come regularmente

Comer cada 3 o 4 horas puede ayudar a alimentar un metabolismo saludable y prevenir el hambre entre comidas que a su vez, puede llevar a comer bocadillos insanos o a comer en exceso. Si solo estás comiendo una o dos comidas al día, necesitas un ajuste. A medida que aprendes a comer con mayor frecuencia a lo largo del día, recuerda que te sentirás mejor y estarás más concentrado al tener combustible en tu sistema de manera regular.

2. Respeta tus señales de hambre y plenitud

Comer lo suficiente, pero no demasiado, ayuda a reducir los antojos y reduce las posibilidades de comer en exceso. Ten en cuenta que las porciones a menudo son demasiado grandes. En una escala de 0 a 10 (donde 0 estás muriendo de hambre y 10 estás dolorosamente lleno) intenta comer aproximadamente a un nivel de 6, donde estés cómodamente lleno pero no lleno del todo.

3. Equilibra tu plato

Una comida balanceada incluye alimentos de múltiples grupos: granos enteros, proteínas magras, frutas y verduras ricas en fibra y productos lácteos sin grasa o bajos en grasa. Equilibra tu plato con todos los grupos de alimentos, junto con una pequeña cantidad de grasa saludable y obtendrás energía duradera.

4. Los refrigerios son un puente

Las meriendas deben tener proteínas magras y carbohidratos ricos en fibra para proporcionar energía duradera. Toma una manzana y un puñado de nueces sin sal, zanahorias y queso en tiras o yogur griego bajo en grasa y bayas frescas. Ten en cuenta que los bocadillos no tienen la función de llenarte, sino de ayudarte a pasar de una comida a otra.

5. Elimina o reduce los azúcares

Evita los alimentos y las bebidas con azúcares agregados, como refrescos regulares, café azucarado y bebidas energéticas. Estas bebidas pueden dejarte muy activo durante una hora, pero es probable que causen una baja de energía al rato. Mejor apaga tu sed con agua, leche descremada o baja en grasa, agua con sabor bajo en calorías o té sin azúcar.

Más para leer sobre la energía y el cansancio

Comparte tu opinión