Cosméticos duplicarían el riesgo de diabetes

Algunos cosméticos presentaría cantidades considerables de unas sustancias llamadas ftalatos, que podrían alterar el metabolismo y elevar el riesgo de desarrollar diabetes, según un estudio llevado a cabo por investigadores suecos.

"Encontramos que los ftaltos, y otros contaminantes, harían a la gente más propensa a la obesidad y a la diabetes, lo que comprobaría que diversas sustancia químicas podrían detonar esta enfermedad en algunas personas, independientemente de otros factores como los niveles de colesterol o el estilo de vida", explica la Dra. Monica Lind, de la Universidad Uppsala, en Suecia.

Cosméticos duplicarían el riesgo de diabetes
| Foto: THINKSTOCK

Para el estudio, se dio seguimiento durante tres años a 1,016 voluntarios, 119 de los cuales tenían diabetes. Los investigadores encontraron que los pacientes de diabetes tenían entre cuatro y 10 compuestos de ftalatos circulando en su sangre a altas concentraciones; por su parte, los pacientes sanos que también tenían altos niveles de ftalatos presentaban hasta el doble de riesgo de desarrollar diabetes, en comparación con quienes tenían niveles más bajos.

De acuerdo con la Dra. Lind, "Los ftalatos afectarían el metabolismo de la glucosa, al reducir la cantidad de insulina que el cuerpo produce o causando resistencia a la insulina; todos estos son factores importantes en el riesgo de diabetes".

Los ftalatos son sustancias que se añaden a los plásticos para hacerlos flexibles y transparentes, sin embargo, estarían presentes hasta en un 70 por ciento de los cosméticos y artículos de cuidado personal, informa la Coalición por Cosméticos Seguros. Algunos productos con ftalatos serían cremas faciales, cremas bronceadoras, maquillajes, perfumes, productos para el cabello y aerosoles.

"Las cremas y el maquillaje depositarían los ftalatos en la piel, desde donde se absorberían y pasarían al torrente sanguíneo; en el caso de los perfumes y aerosoles, los aspiraríamos por la nariz y llegarían a los pulmones y a la sangre", asegura la Dra. Lind.

Para los investigadores, estos resultados deberían conducir a más pruebas que determinen los riesgos de los ftalatos y otras sustancias químicas presentes en productos de uso cotidiano: "Estas sustancias deberían probarse tal como se hace con los medicamentos, para conocer los riesgos que pueden implicar y evitarle daños a la población", comenta la Dra. Lind.

Sin embargo, en Estados Unidos, las compañías no tienen la obligación de probar los efectos a largo plazo de las sustancias químicas que utilizan en sus productos, por lo que sus efectos suelen conocerse luego de varios años de que han sido utilizados por el público.

Por su parte, la Dra. Johanna Congleton, del Environmental Working Group en Washington, explica que "Aunque es difícil evitar los ftalatos, se puede hacer algo al respecto: es importante revisar bien las etiquetas de los productos y hacer elecciones inteligentes; asimismo, habría que dejarle saber a los legisladores locales nuestras preocupaciones, para que se realicen acciones al respecto".

Según cifras de la Asociación Americana de Diabetes, 25.8 millones de personas en Estados Unidos padecen diabetes, y cada año se registran 1.9 millones de casos nuevos de esta enfermedad.

Más información:

Comparte tu opinión