SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Mientras más grasa tienes en la cintura, más pequeño puede ser tu cerebro

Demasiada grasa en tu cintura puede causar efectos insospechados en tu salud, como influir en el tamaño de tu cerebro y en las zonas donde se concentra la actividad nerviosa. Esos fueron los hallazgos de un nuevo estudio llevado a cabo en la Universidad de Loughborough en Inglaterra.

La investigación, publicada en Neurology, dice que si pesas demasiado, especialmente en la mitad de tu cuerpo, es probable que tengas un volumen reducido de materia gris. Esta sustancia contiene la mayoría de las 100 mil millones de células nerviosas de tu cerebro, mientras que la materia blanca está llena de fibras nerviosas que conectan sus regiones.

Investigaciones anteriores han mostrado asociaciones entre la atrofia de la materia gris y el riesgo de desarrollar demencia. Estos hallazgos motivaron el trabajo del equipo dirigido por Mark Hamer, profesor de medicina de Loughborough.

El reciente estudio evaluó a 9,652 personas de mediana edad en el Reino Unido para determinar su índice de masa corporal (IMC) y la relación cintura-cadera. Casi uno de cada cinco de los participantes era obeso.

El IMC se calcula usando el peso y la altura de una persona; entre 18.5 y 24.9 se considera saludable, mientras que si es mayor de 30, corresponde a obesidad. Un puntaje en la relación cintura-cadera superior a 0.90 para los hombres y superior a 0.85 para las mujeres, significa que una persona tiene obesidad central o una barriga más grande que las caderas por acumulación de grasa.

El volumen cerebral de los participantes fue evaluado con resonancias magnéticas. De esta manera encontraron que las personas con números más altos en el IMC y en la relación cintura-cadera tuvieron el menor volumen de materia gris.

"Las reducciones en el tamaño del cerebro aumentan de manera lineal a medida que la grasa en el medio crece", dijo Hamer. Por ejemplo, 1,291 personas que tenían un IMC de 30 o más y una alta relación cintura-cadera tenían el volumen de materia gris más bajo (786 centímetros cúbicos) y 3,025 personas con puntajes saludables tuvieron un volumen promedio de materia gris (798).

Además, el exceso de peso se asoció con la contracción en regiones específicas del cerebro involucradas en la motivación y la recompensa. Agregó el autor del estudio que "no está claro si las anomalías en la estructura del cerebro conducen a la obesidad o si la obesidad conduce a estos cambios en el cerebro".

Las posibles causas

Cara Bohon, profesora en el Departamento de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, explicó a CNN que los hallazgos del estudio no son particularmente nuevos ni sorprendentes: su gran valor, en su opinión, es el tamaño de la muestra. Antes se había llegado a conclusiones similares, pero con pocos participantes.

Bohon también llevó a cabo una investigación que sugiere que la pérdida de peso puede revertir los cambios cerebrales, pues cuando las personas perdían peso, el volumen cerebral mejoraba. Las razones de la conexión entre el tamaño del cerebro y la obesidad no están claras, pero ella sugiere que si hay factores nutricionales que afectan el volumen cerebral, estos mismos factores podrían ser una causa directa del sobrepeso.

Por su parte, Hamer afirmó que su investigación ayudará a los científicos a aprender más sobre la relación entre obesidad y el riesgo de enfermedad neurodegenerativa, ya el sobrepeso puede tener un impacto perjudicial en una amplia gama de parámetros de salud. "Las personas deben esforzarse por mantener el peso corporal normal", agregó.

Más para leer sobre grasa:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad