Por qué las vacunados deben seguir usando máscara

Los Centros para el Control y la Prevención de enfermedades (CDC) promueven nuevas recomendaciones sobre el uso de máscaras en el caso de personas completamente vacunadas.

Las nuevas recomendaciones tienen una razón clara pero invisible: la creciente amenaza de la variante Delta del coronavirus que causa COVID-19. Esta mutación del virus que se registró por primera vez en la Inidia en diciembre de 2020 se volvió rápidamente la cepa dominante en ese país, Gran Bretaña, y ahora en los Estados Unidos.

Por qué las vacunados deben seguir usando máscara
| Foto: GETTY IMAGES

Científicos aseguran que la variante Delta es entre 50 y 60% más contagiosa que las formas anteriores del coronavirus, y que se está diseminando rápidamente en el país y en el mundo: ya está presente en más de 70 países. 

Los CDC  indican que si una persona está completamente vacunada (esto significa que hayan pasado dos semanas de la segunda dosis de las vacunas de Pfizer o Moderna, o de la dosis única si se trata de la vacuna de Johnson & Johnson), puede participar en la mayoría de las actividades que hacía antes de la pandemia.

Sin embargo, para maximizar la protección contra la variante Delta y prevenir que siga diseminándose, es conveniente usar máscara en público si se está en un área de alta transmisión.

El uso de una mascarilla o cubrebocas es aun más importante si la persona tiene un sistema inmunológico debilitado o si, debido a su edad o una condición médica subyacente, tiene un mayor riesgo de enfermedad grave.

También si alguien en su hogar tiene un sistema inmunológico debilitado, está en mayor riesgo de enfermedad grave o no está vacunado. En este caso, la persona puede optar por usar una máscara independientemente del nivel de transmisión en su área.

El mundo ante Delta

La primera reacción firme fue la del presidente de Francia, Emmanuel Macron, que en un discurso a la nación el 12 de julio dijo que solo las personas vacunadas o que hubieran dado negativo en una prueba para COVID podrían ir a restaurantes, bares y centros comerciales, comenzando la regla en agosto.

Estas nuevas restricciones aplicarán en Francia a trenes, vuelos domésticos, teatros, parques de diversiones, conciertos, hospitales y hogares de adultos mayores.

Italia, uno de los primeros países afectados duramente por la pandemia, requerirá prueba de vacunación , a través del pase verde, como se lo llama en Europa, para toda persona que quiera visitar museos, ir al gimnasio o al cine.

Lo mismo en Grecia y Portugal. Alemania ha impuesto el aislamiento para los recién llegados de ciertos países, y también prueba de vacunación o testeo reciente. 

En el Reino Unido, en donde la variante Delta ya es la dominante desde hace tiempo, los ciudadanos tienen prohibido viajar a ciertos países como Holanda y Bulgaria. 

La Unión europea dice que los turistas ingleses han sido los responsables de propagar, primero la variante Alfa y luego la Delta, por el continente.

Pero, en un mundo global, en donde los virus entran en aviones, barcos y trenes sin visa, no sirve echar culpas sino buscar soluciones, enfatizan expertos en salud pública.

Y concuerdan con la línea dura de Macron, volviendo a imponer uso de máscara, prueba de vacunación o testeo y restricciones.

Para apoyar económicamente las nuevas restricciones, los bancos  europeos han decidido mantener las medidas de alivio para los ciudadanos.

Qué son las variantes o cepas de un virus

Los virus cambian constantemente a través de la mutación y siempre se espera que ocurran nuevas variantes de un virus. A veces surgen variantes o cepas que luego desaparecen.. Otras veces, persisten por largo tiempo. Se han documentado múltiples variantes del virus que causa COVID-19 en los Estados Unidos y en todo el mundo durante esta pandemia.

La forma que tienen los virus de sobrevivir es cambiar constantemente. A medida que el organismo humano "aprende" a combatirlos a través de la respuesta inmune, de la vacunación, los virus necesitan cambiar para seguir circulando.

Al cambiar, los virus se vuelven más diversos, explican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades(CDC). Los científicos monitorean estos cambios, incluidos los cambios en la superficie del virus. Al estudiar cuidadosamente los virus, pueden aprender cómo los cambios en el virus pueden afectar la forma en que se propaga y la forma en que las personas se contagiarán.

Para explicar este proceso biológico, los CDC visualizan a un virus como un árbol que crece y se ramifica; cada rama del árbol es ligeramente diferente a las demás. Al comparar las ramas, los científicos pueden etiquetarlas según las diferencias. Estas pequeñas diferencias, o variantes, se han estudiado e identificado desde el comienzo de la pandemia de COVID-19.

Algunas variantes permiten que el virus se propague más fácilmente o lo hacen resistente a tratamientos o vacunas. Esas variantes deben controlarse con más atención.

Variantes que circulan en los Estados Unidos

Actualmente existen cuatro variantes notables en el país:

B.1.1.7 (Alfa): esta variante se detectó por primera vez en los Estados Unidos en diciembre de 2020. Inicialmente se registró en el Reino Unido.

B.1.351 (Beta): esta variante se detectó por primera vez en los Estados Unidos a fines de enero de 2021. Se observó inicialmente en Sudáfrica en diciembre de 2020.

P.1 (Gamma): esta variante se detectó por primera vez en los Estados Unidos en enero de 2021. La P.1 se identificó inicialmente en viajeros de Brasil, que fueron evaluados durante un examen de rutina en un aeropuerto de Japón, a principios de enero.

B.1.617.2 (Delta): esta variante se detectó por primera vez en los Estados Unidos en marzo de 2021. Se identificó inicialmente en la India en diciembre de 2020.

Estas variantes parecen propagarse más fácil y rápidamente que otras, lo que puede conducir a más casos de COVID-19. Un aumento en el número de casos ejercerá más presión sobre los recursos sanitarios, provocará más hospitalizaciones y, potencialmente, más muertes.

Qué es lambda

La Organización Mundial de la Salud (OMS) la considera una "cepa o variante de interés" por lo siguiente:

  • Posee cambios genéticos que se predice o se sabe que afectan las características del virus, tales como transmisibilidad, gravedad de la enfermedad, capacidad de "engañar" al sistema inmune, más díficil diagnosticar y tratar. 
  • Registra una transmisión comunitaria significativa o múltiples grupos de COVID-19, en varios países con una prevalencia relativa creciente junto con un número creciente de casos a lo largo del tiempo, u otros impactos epidemiológicos aparentes que sugieren un riesgo emergente para la salud pública mundial.

La comunidad científica ha estado monitoreando el avance de la variante Lambda, y han registrado su presencia creciente en Chile, Argentina y Ecuador.

El 23 de junio, el Sistema de Salud Pública del Reino Unidopuso esta variante en la lista de cepas a investigar, especialmente por su rápida diseminación.

Comparada con la variante Delta que surgió en la India y tiene dos mutaciones de proteínas, Lambda tiene siete, lo que le permite infectar las células sanas con más facilidad.

Hasta ahora, las distintas vacunas que se están utilizando para combatir la pandemia de COVID-19 han parecido ser efectivas contra las diferentes variantes del coronavirus. Se está monitoreando la reacción inmunitaria a Lambda. 

Por qué hay que vacunarse contra COVID

POR QUE HAY QUE VACUNARSE CONTRA COVID. RESPUESTAS CLAVE

¿Qué beneficio tiene vacunarse contra COVID?

Las vacunas disponibles contra COVID protegen hasta un 95% y más de contraer el coronavirus y desarrollar la enfermedad. 

La información existente hasta el momento, producto de las investigaciones científicas, muestran que si la persona se vacuna y de todas formas se infecta, la vacuna la protegerá de desarrollar una forma grave de la enfermedad.  

¿Cómo actúa en el organismo una vacuna contra covid?

El objetivo de la vacuna es enseñarle al sistema inmune a reconocer y combatir el virus que causa COVID-19. 

La vacuna contiene sustancias que actúan neutralizando la acción de una proteína que ayuda al coronavirus a infectar el cuerpo humano. Además, al inmunizarse, el cuerpo se queda con un suministro de linfocitos T y linfocitos B que recordarán cómo combatir a ese virus en el futuro.

¿Las vacunas contra covid son todas iguales? ¿Se puede elegir cuál usar?

Actualmente, hay tres tipos principales de vacunas contra covid-19 que se han desarrollado. Son las siguientes:

Vacunas de ARNm. Estas vacunas contienen material del virus que causa covid-19. Este material "enseña" a las células cómo producir una proteína inofensiva que es exclusiva del virus. Una vez que las células hacen copias de la proteína, destruyen el material genético de la vacuna. 

Si se entra en contacto con el virus, el organismo reconocerá que la proteína no debería estar allí y producirá linfocitos T y linfocitos B que recordarán cómo combatir al virus que causa covid-19. Es decir, evitarán la infección

Vacunas con subunidades de proteínas. Estas vacunas contienen partes inofensivas (proteínas) del virus que causa covid-19, pero no contienen todo el germen. 

Al vacunarse, el sistema inmunológico de una persona reconoce que las proteínas no pertenecen al cuerpo y comienza a producir linfocitos T y anticuerpos. Si en el futuro la persona se infecta, las células, que memorizaron esta proteína, la reconocerán y lucharán contra el virus.

Vacunas vectoriales. Estas vacunas contienen una versión debilitada de un virus vivo, diferente al que causa covid-19, que tiene material genético del virus que causa covid-19 insertado en él (esto se llama vector viral). 

Una vez que el vector viral está dentro de las células, el material genético "instruye" a las células para producir una proteína que es exclusiva del virus que causa covid-19.

Usando estas instrucciones, las células hacen copias de la proteína. Esto impulsa al organismo a producir linfocitos T y linfocitos B que recordarán cómo combatir ese virus si la persona se infecta en el futuro.

La realidad es que que seguramente no haya posibilidad de elegir qué vacuna utilizar porque dependiendo de los departamentos, municipalidades, países habrá ciertas vacunas disponibles. Todas las vacunas disponibles son eficaces y seguras.

Estas vacunas, ¿tienen efectos secundarios?

Las vacunas sí pueden causar efectos secundarios como dolor en el brazo y algo de fiebre. Pero esto significa que de hecho han empezado a actuar en el organismo. Estos síntomas son normales y son una señal de que el cuerpo está desarrollando inmunidad.

En los Estados Unidos, el procedimiento es vacunar a la persona y que ésta permanezca media hora en el sitio de vacunación para monitorear cualquier reacción inusual.

¿Cuánto tiempo tarda el organismo en quedar protegido contra covid?

Por lo general, el cuerpo tarda algunas semanas en producir linfocitos T y linfocitos B después de la vacunación, para producir inmunidad. El promedio es 14 días.

Por lo tanto, es posible que una persona se infecte con el virus que causa covid-19 justo antes o justo después de la vacunación y luego se enferme porque la vacuna no tuvo suficiente tiempo para brindar protección.

Lo que se sabe por la experiencia con otras vacunas es que, si una persona vacunada se infecta, seguramente tendrá una forma leve de la enfermedad.

¿Por qué se necesitan dos dosis de la vacuna contra COVID?

La mayoría de las vacunas contra covid requieren de dos dosis. Solo una, la de Johnson & Johnson utiliza una sola dosis.

El primer pinchazo comienza a construir la protección. Se necesita una segunda dosis unas semanas después para obtener la mayor protección que la vacuna puede ofrecer.

Esto no es algo exclusivo de la vacuna contra covid-19. Muchas vacunas del calendario de vacunación habitual requieren de dos y hasta tres dosis para construir inmunidad a largo plazo, por ejemplo la vacuna DTaP contra la difteria, el tétanos y tos ferina, o la vacuna contra el neumococo. 

¿Se puede propagar COVID después de estar vacunados?

Se han realizado varios estudios del mundo real, en EE. UU., Israel, el Reino Unido y otros países de Europa que muestran una reducción profunda en la infección asintomática y transmisión del virus después de la vacunación. 

Los especialistas coinciden en que las personas pueden volver con confianza a la mayoría de las actividades. Sin embargo, esperan tener más información en los próximos meses sobre la seguridad en espacios abarrotados de gente y con poca ventilación en el interior.

¿Qué pasa si no alcanzo a ponerme la segunda dosis luego de las tres o cuatro semanas que indican? ¿Qué debo hacer?

Lo ideal es recibir la segunda dosis con un intervalo de tres o cuatro semanas. Es una prioridad ir a esta cita que seguramente se haga cuando se va a recibir la primera dosis. Sin embargo, si por una razón de fuerza mayor no se puede asistir, la segunda dosis se puede recibir hasta seis semanas (42 días) después de la primera.

Lo que no se aconseja es recibir la segunda dosis antes de lo recomendado (las tres o cuatro semanas)

¿Puedo recibir la primera dosis de la vacuna de covid de una marca y la segunda de otra?

Aunque los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) recomiendan no combinar marcas, varios países europeos ya lo están haciendo.

Típicamente, si la persona recibe una vacuna contra covid que requiere de dos dosis, se le administran las dos dosis de la misma farmacéutica o laboratorio, por ejemplo, dos de Pfizer, dos de Moderna, dos de Sputnik, etc.

Sin embargo esto puede cambiar, ya sea por necesidad, porque hay escasez de un tipo de vacuna, o porque se modifica el diseño de la vacuna. De hecho, por ejemplo en Alemania, España y Francia, ya se está animando a la gente a recibir una primera dosis de AstraZeneca y una segunda de la que esté disponible, aunque sea diferente.

Básicamente, las vacunas actúan igual: educando al sistema inmune para que reconozca al coronavirus y lo destruya. Darle dos dosis diferentes, con dos formulaciones distintas, es como mostrarle dos fotos del mismo virus, pero de distinto ángulo.

¿Hay algún riesgo? Los científicos concuerdan en que no.

¿Cuál es el costo de la vacuna?

Las vacunas contra covid-19 son gratuitas, independientemente de que las personas tengan o no un seguro o cobertura de salud.

Una persona que no es residente de Estados Unidos, ¿puede viajar para vacunarse en ese país?

Si bien no hay una comunicación oficial del gobierno de EE.UU., algunos centros de vacunación en varios estados han comenzado a administrar la vacuna de Moderna, Pfizer y Johnson & Johnson a turistas y visitantes, sin solicitar prueba de residencia o ciudadanía. 

Las citas son necesarias en la mayoría de los centros. En la página oficial https://www.vacunas.gov se puede buscar los lugares de vacunación en todo el país.

Algunos portales no oficiales ofrecen la lista de estados donde se vacuna a visitantes y no residentes e informan sobre los centros de vacunación para hacer una cita. Pero siempre es conveniente verificar esta información en cada caso.

Los viajeros que vienen a los Estados Unidos desde el extranjero, incluidos los ciudadanos estadounidenses, aún deben tener un resultado negativo de la prueba viral del SARS-CoV-2 o documentación de recuperación de COVID-19 antes de abordar un vuelo a los Estados Unidos.

¿Cuánto dura la inmunidad que genera la vacuna? 

Los expertos no saben con certeza cuánto tiempo dura esta protección, y el riesgo de enfermedad grave y muerte por covid-19 supera con creces cualquier beneficio de la inmunidad natural (cuando la persona entra en contacto con el virus). 

La vacuna contra covid-19 ayuda a proteger al crear una respuesta de anticuerpos (sistema inmunológico) sin tener que experimentar una enfermedad.

Tanto la inmunidad natural como la inmunidad producida por una vacuna son partes importantes de covid-19 sobre las que los expertos están aprendiendo más cada día.

Una de las cosas a dilucidar es si la vacuna contra covid proveerá una inmunidad de largo plazo o terminará siendo estacional, como por ejemplo la vacuna contra la gripe o influenza.

Si uso máscara, ¿por qué tengo que vacunarme?

El uso de máscaras y el distanciamiento físico ayudan a reducir la posibilidad de estar expuesto al virus o transmitirlo a otras personas, pero estas medidas no son suficientes. 

Las vacunas le enseñan al organismo a que el sistema inmunológico esté listo para combatir el virus si se está expuesto.

La combinación de vacunas y las medidas sanitarias básicas, usar máscara, respetar el distanciamiento y lavarse las manos, entre otras, seguirán ofreciendo protección contra covid-19, mientras no se declare terminada la pandemia.

Por qué vacunarse es un deber social

Vacunarse es uno de los muchos pasos que puede tomar para protegerse y proteger a los demás de covid-19. Esta protección contra covid-19 es de vital importancia porque algunas personas pueden sufrir una forma grave de covid, o morir.

Para detener una pandemia, es necesario utilizar todas las herramientas disponibles. 

La vacunación masiva genera lo que se llama una inmunidad colectiva: la ecuación es simple, a mayor cantidad de personas vacunadas, mayor es la protección contra el virus.

La vacunación protege al vacunado, protege a otros, y logra que la circulación del virus se debilite, porque deja de encontrar organismos a los que infectar.

Este es el camino para terminar con la pandemia.

Fuentes: University of Miami Health System, London school of Hygiene and Tropical Medicine, NPR, Nature, CDC, Johns Hopkins University, University of Michigan, NIAID.

Comparte tu opinión