COVID-19: puede haber reinfección, y ser más grave

COVID-19: puede haber reinfección, y ser más grave
| Foto: GETTY IMAGES

Un universitario de 25 años  de Washoe, Nevada, es el primer caso documentado en los Estados Unidos, y el quinto en el mundo, de reinfección por el nuevo coronavirus.

Su caso, analizado en un trabajo publicado en The Lancet Infectious Diseases, plantea muchas preguntas sobre el virus y la enfermedad que desarrolla, COVID-19

La primera infección ocurrió a fines de marzo, y el joven ya estaba recuperado para mediados de abril, luego de presentar resultados negativos en los tests para COVID en dos oportunidades.

Pero a principios de junio, casi dos meses después de la primera infección, el estudiante dio positivo de nuevo, luego de volver a presentar síntomas de COVID, que ésta vez fueron mucho más graves.

Se recuperó, después de necesitar hospitalización.

¿Cómo desarrolló COVID dos veces?

Habitualmente, cuando una persona se infecta, adquiere inmunidad para ese gérmen. Esa inmunidad puede ser permanente, y puede ocurrir ya sea por exposición al virus, o por una inmunización. 

O puede ser temporal, como la que genera la vacuna contra la gripe.

Todavía se sabe poco sobre la inmunidad que genera COVID. Al parecer algunos pacientes desarrollan poderosos anticuerpos, y otros pocos o ninguno, como debe haber sido el caso en este paciente. 

Los científicos remarcan que lo que es más inusual es la severidad de la segunda infección en el joven. En general, las segundas infecciones suelen ser más leves porque la inmunidad ya estaría generada gracias a los anticuerpos.

Qué es un anticuerpo

Los anticuerpos son moléculas producidas por el sistema inmunitario para combatir infecciones. 

Se trata de proteínas que "fabrican" las células plasmáticas (un tipo de glóbulo blanco) en respuesta a un antígeno (una sustancia que hace que el cuerpo produzca una respuesta inmune específica). En este caso el nuevo coronavirus.

Cada anticuerpo puede unirse a un solo antígeno específico. El propósito de esta unión es ayudar a destruir al agente externo. Algunos anticuerpos destruyen los antígenos directamente. Otros facilitan que los glóbulos blancos los destruyan. 

En una infección digamos tradicional, la producción robusta de anticuerpos es como una suerte de ejército que defiende al organismo de otra potencial infección. Los anticuerpos "reconocen" si un gérmen que ya infectó a ese cuerpo vuelve a aparecer y simplemente le impiden la entrada.

Pero con COVID todavía no se sabe cómo actúa este mecanismo de defensa. De hecho, el joven que se reinfectó en Nevada es saludable y no presentaba ninguna condición preexistente que indicara que su sistema inmune estaba debilitado y no podía desarollar una sólida respuesta inmune.

El estudio basado en este caso plantea la hipótesis de que sea más difícil generar una respuesta inmune a COVID.

Los otros casos de reinfecciones se registraron en Hong Kong, Holanda, Bélgica y Ecuador. 

Aunque todavía faltan respuestas concretas para este enigma, sí se considera que el nuevo coronavirus infecta de maneras muy distintas a las personas. Y habría una gran cantidad de portadores asintomáticos, que propagan el virus sin siquiera saber que lo tienen.

Fuentes: The Lancet Infectious Diseases, CDC China, NPR.

Comparte tu opinión