ACV: un asesino silencioso, pero prevenible

ACV: un asesino silencioso, pero prevenible
Cada 40 segundos una persona en EE. UU. sufre un ACV o Stroke. | Foto: ISTOCK

El accidente cerebrovascular (ACV) es la cuarta causa de muerte en EE. UU. y uno de los principales motivos de discapacidad en adultos, especialmente mujeres, hispanos y afroamericanos.

Dada su gran incidencia muchos especialistas la catalogan como una enfermedad "epidémica", sin embargo, se trata de una condición prevenible. En una entrevista exclusiva con HolaDoctor, el doctor Joshua Yamamoto compartió algunos consejos e información para controlar este fenómeno que aparecen en su nuevo libro, You Can Prevent a Stroke.

Yamamoto se graduó en física en la Universidad de Princeton, y se especializó como cardiólogo en el Hospital John Hopkins, en el Centro Médico Naval Nacional y en la Universidad de Georgetown.

Escribió su libro junto a la doctora Kristin Thomas, graduada en historia americana y medicina de la Universidad de Michigan y ex Asistente de Jefe de Servicio en el Hospital John Hopkins.

Según reconoció, su motivación fue ver a las personas envejecer y sufrir innecesariamente porque nadie se molestó en explicarles que podrían haber prevenido el daño cardíaco y cerebral.

"Podemos hacer mucho para prevenir el daño cerebral en nosotros mismos y en nuestros seres queridos, pero solo si lo decidimos", afirmó el experto, que también prestó servicio en Kuwait, Irak y Afganistán.

El especialista sostiene que podemos comenzar a cuidarnos si descartamos la idea de una "talla única" para los tratamientos, ya que cada persona es diferente y tiene distintas necesidades y prioridades.

Actualmente se desempeña en el ámbito privado en Washigton DC, y buscar ayudar a sus pacientes desde la información "Intento darles mis mejores recomendaciones, luego dejo que elijan el curso con el que se sientan más cómodos".

"Todos envejeceremos, es inevitable, pero podemos elegir proteger nuestro corazón y cerebro en el camino", explicó el doctor Joshua Yamamoto | Foto: Cortesía de Joshua Yamamoto.

Yamamoto intentó simplificar y explicar como funciona nuestro cuerpo y que tratamientos y procedimientos se encuentran disponibles.

Para ello, ideó un dispositivo de memoria fácil de recordar al que denomina estrategia "D-HART", del inglés Doctor, Heart, Arteries, Rhythm y Time, que se puede amoldar al español como "D-CART", Doctor, Corazón, Arterias, Ritmo y Tiempo. Esta sigla hace referencia a 4 preguntas que los pacientes debemos hacerle a nuestro médico para prevenir un ACV:

  • ¿Cuál es la salud de mi corazón?
  • ¿Cuál es la salud de mis arterias?
  • ¿Cuál es el ritmo de mi corazón?
  • ¿Es tiempo de que empiece a tomar medicamentos? Y, si ya lo estoy haciendo, ¿Estoy tomando los correctos? ¿Son suficientes?

¿Se puede prevenir un ACV?

Un ACV ocurre cuando se interrumpe o reduce el flujo sanguíneo que se dirige al cerebro. Esto impide que el tejido reciba el oxígeno y los nutrientes necesarios, generando la muerte de las neuronas. Un tratamiento inmediato es fundamental, ya que la acción temprana puede reducir al mínimo el daño cerebral y la posibilidad de complicaciones.

La Clínica Mayo informa que la aparición y duración de ciertos signos y síntomas pueden alertar que uno u otra persona pueda estar padeciendo un ACV:

  • Problemas de habla y compresión, esto se caracteriza por confusión, arrastrar palabras o tener complicaciones para entender conversaciones.
  • Parálisis o entumecimiento de la cara, los brazos o las piernas. Por lo general, esto ocurre en un solo lado del cuerpo. 
  • Dificultades para ver con uno o ambos ojos, o ver doble. 
  • Dolor de cabeza intenso y repentino, que puede estar acompañado por mareo y vómitos.
  • Problemas para caminar, de equilibrio o coordinación.

Sin embargo, su paso como paramédico en el Departamento de Bomberos de Alexandria City, le enseñó a Yamamoto que algunos síntomas no predicen el riesgo. "No sientes la placa creciendo. No sientes que las arterias se pongan rígidas. No sientes latidos cardíacos irregulares o perdidos. No al principio, de todos modos. No hasta que hayas tenido un derrame cerebral o un ataque al corazón".

La salud del corazón, el estado de la circulación sanguínea, el riesgo de sufrir un derrame cerebral, un ataque cardíaco, una insuficiencia cardíaca o una demencia vascular son situaciones que pueden conocerse si se consulta a un profesional.

Pero para ello, debemos hacer las preguntas. "Doctor, ¿cómo están mi corazón, mis arterias y mi ritmo? ¿Es hora de cambiar los medicamentos?", ejemplificó Yamamoto.

Y resaltó "D-HART no le dice a nadie qué hacer, solo enseña qué preguntar. Luego, en el caso de cada paciente se tomará decisiones en base a investigación exhaustiva".

Respecto a las formas de prevención, resaltó la importancia del esfuerzo personal y fue determinante al momento de recomendar cómo llegar a los 65 años sin problemas "Controla los niveles de azúcar para prevenir la diabetes, consulta a un médico y toma estatinas cuando te lo indique, camina todos los días y no fumes". El experto consideró que el resto, es cuestión de tratamiento personalizado.

Más información sobre ACV:

Comparte tu opinión