La microdermoabrasión o peeling mecánico de la piel de la cara

Este tratamiento favorece la regeneración celular incrementando la producción de colágeno, una proteína que da suavidad y tersura a la piel, que se va atenuando con el paso de los años y da al rostro una apariencia  flácida y ajada. 

Este tipo de peeling logra atenuar irregularidades de la piel, la rejuvenece y la repara dejándola más suave, limpia y elástica. Se usa en caso de manchas producidas por el sol o la edad, cicatrices, arrugas, secuelas de acne, pigmentación irregular o estrías. 

La microdermoabrasión  o peeling mecánico de la piel de la cara

También logra atenuar líneas o arrugas finas de expresión, poros dilatados, piel deshidratada o piel engrosada.

Cómo se hace

Es una práctica progresiva que utiliza elementos abrasivos como lijas mojadas en solución fisiológica, microcristales de aluminio y puntas de diamante de diferente granulometría. 

Al frotar la piel eliminan en forma gradual las capas superficiales de la piel y de este modo retiran las células muertas. Se manejan diferentes intensidades de desgaste según el objetivo terapéutico buscado.

Se puede realizar tanto en verano e invierno en sesiones quincenales de media hora y no requiere anestesia. Luego del tratamiento se debe lavar a diario la zona y aplicar crema humectante y cicatrizante, ya que puede haber un leve enrojecimiento temporario. 

Hay que evitar la exposición al sol durante tres semanas, y luego utilizar protector durante los primeros meses.

Comparte tu opinión