Cómo evitar los mareos cuando viajas en auto

Cómo evitar los mareos cuando viajas en auto
La cinetosis es un trastorno común en adultos y niños | Foto: GETTY IMAGES

¿Cuándo viajas en auto sientes que sudas frío, te dan ganas de vomitar y parece que todo se mueve a tu alrededor? ¿A veces es tanto el malestar que piensas en no volver a subir a un carro? No te preocupes, los mareos por movimiento son muy molestos, pero pueden controlarse.

Primero, veamos qué los causa. El nombre real del mareo por movimiento es cinetosis y es un problema común en las personas que viajan en automóvil, tren, avión y barco. Según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, el trastorno afecta más a los niños, las mujeres embarazadas y a las personas que toman ciertas medicinas.

Esta molesta sensación ocurre cuando el cerebro percibe el movimiento al recibir las señales provenientes del oído interno, los ojos, los músculos y las articulaciones y hay señales que no coinciden. Por ejemplo, si estás leyendo en tu móvil mientras viajas en un carro, tus ojos están enfocados en algo que no está en movimiento, pero tu oído interno sí percibe el movimiento.

Los síntomas pueden aparecer repentinamente y pasar de una sensación de malestar a un sudor frío, mareos, náuseas y vómitos. Y todo vuelve a la normalidad en cuanto se detiene el movimiento.

Hay medicamentos que pueden aliviar el mareo. La Clínica Mayo recomienda tomar un antihistamínico de venta libre, como la meclizina o que contenga dimenhidrinato, al menos 30 minutos antes de viajar. Es probable que te cause somnolencia como efecto secundario.

También sugieren el uso de parches de escopolamina, que se venden con receta. Varias horas antes del viaje, se pega detrás de la oreja y el efecto protector dura tres días. Lo mejor es consultar con el médico sobre su uso, especialmente si tienes problemas de salud como asma, glaucoma o retención de orina.

¿Qué hacer durante el viaje?

Si no deseas tomar medicamentos, puedes tomar algunas medidas para aliviar y controlar el mareo por movimiento.

  • El lugar donde te sientes puede hacer una diferencia: en el auto es mejor ir en el asiento del copiloto. 

  • Enfócate en el horizonte o en un objeto lejano fijo. 
  • No leas mientras viajas.
  • Mantén la cabeza quieta cuando estés reclinado sobre el respaldo.
  • No fumes, ni te sientes cerca de fumadores.
  • Evita las comidas picantes y grasosas, y el alcohol. 
  • Come galletas secas o toma una bebida gaseosa para ayudar a asentar el estómago, si te sientes mal.

Mientras más viajes, más rápido te adaptarás a estar en movimiento.

¿Y si son los niños quienes se marean?

Este es un problema común durante la infancia. La Academia Americana de Pediatría (AAP, por su sigla en inglés) recomienda que el niño se siente tan cerca del asiento delantero como sea posible, preferiblemente, al lado de una ventana para que pueda ver hacia afuera y sentir algo de brisa (no debe viajar en la parte de atrás de una camioneta, por ejemplo).

Durante el viaje, se le deben ofrecer refrigerios suaves, como galletas saladas o pretzels, y darle mucha agua para que esté hidratado (nada de sodas ni cafeína). También es positivo distraerlo con canciones o cosas que no están sucediendo en el vehículo y evitar el uso de tabletas, libros o cualquier otra actividad que requiera de mucha atención.

El auto se debe tener a una temperatura adecuada: cuando hace calor, el mareo empeora. Y si el viaje es muy largo, tratar de programarlo cuando sea la hora de dormir del niño.

Más para leer:

Comparte tu opinión