Extraños casos de cáncer ocular desconciertan a expertos

Extraños casos de cáncer ocular desconciertan a expertos
La Fundación del Melanoma Ocular estima que se diagnostican 2,500 casos por año en Estados Unidos / Imagen: FB Auburn Ocular Melanoma Page

Los expertos en salud están indagando cuál puede ser la causa de un raro cáncer ocular que está afectando a grupos de pacientes en Carolina del Norte y Alabama.

El melanoma ocular es una forma extremadamente rara de cáncer, que generalmente ocurre en sólo seis de cada millón de personas, pero más de 50 pacientes fueron diagnosticados con la enfermedad en las localidades de Huntersville (Carolina del Norte) y Auburn (Alabama).

Ashley McCrary, una de las afectadas que asistió a la Universidad de Auburn, creó una página de Facebook sobre este tema y señaló que 36 personas respondieron para confirmar que también asistieron a la misma Universidad en el período 1983-2001 y se les ha diagnosticado melanoma ocular.

Si bien el Departamento de Salud de Alabama destacó que sería "prematuro determinar que existe un grupo de cáncer en el área", los investigadores están estudiando a los pacientes para tratar de descubrir si existe una fuente común que pueda explicar esta inusual ocurrencia.

¿Qué es el melanoma ocular?

El melanoma ocular es un tumor maligno que se desarrolla a partir de las células llamadas melanocitos que producen el pigmento que está presente en la piel, los ojos y el cabello, y el revestimiento de algunos órganos internos. Del mismo modo que se puede desarrollar melanoma en la piel también puede desarrollarlo dentro del ojo o en su conjuntiva, aunque el melanoma ocular es muy raro.

Debido a que la mayoría de los melanomas oculares se forman en la parte interna del ojo que no es visible, pueden ser difíciles de detectar. Además, el melanoma ocular generalmente no causa signos o síntomas tempranos. Es por eso que es tan importante consultar con el oftalmólogo regularmente, señala la Academia Americana de Oftalmología.

La Fundación del Melanoma Ocular estima que se diagnostican 2,500 casos por año en Estados Unidos. Aunque la enfermedad puede no causar síntomas desde el principio, puede provocar visión borrosa, la sensación de luces intermitentes y un cambio en la forma de la pupila.

El tratamiento puede requerir radioterapia, quimioterapia e incluso la extirpación quirúrgica del tumor. Algunos pacientes pierden el ojo afectado por el tratamiento. Al igual que otros cánceres, puede extenderse a otros órganos y finalmente conducir a la muerte.

Amigas

Juleigh Green fue la primera persona del grupo de Auburn en ser diagnosticada con la condición, en 1999. Se sometió a una cirugía para extirpar su ojo izquierdo en el año 2000 y no ha tenido recurrencias desde entonces.

Su amiga Allison Allred tenía 31 años cuando recibió el mismo diagnóstico en 2001. A ella también se le tuvo que extirpar el ojo, pero el cáncer se extendió y ha sido sometida a dos resecciones hepáticas y está recibiendo radiación para reducir los tumores metastásicos.

Luego, una tercera compañera, Ashley McCrary detectó puntos negros en su iris. Era el mismo tipo de cáncer ocular. McCrary comenzó la página de Facebook “Auburn Ocular Melanoma”, que hasta ahora ha conectado a 36 personas que dicen haber asistido a la Universidad de Auburn y que se les ha diagnosticado un melanoma ocular.

"Creemos que cuando estamos viendo lo que está sucediendo en Huntersville, Carolina del Norte, y lo que está sucediendo aquí, hay algo que potencialmente nos une", dijo McCrary a CBS.

Más información sobre cáncer

Comparte tu opinión