El autismo podría ser más común de lo que se pensaba

El autismo podría ser más común de lo que se pensaba
La prevalencia de los TEA en los varones fue cuatro veces mayor que en las niñas

Las tasas de trastorno del espectro autista (TEA) han aumentado en Estados Unidos. Según las últimas estimaciones de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), cerca de 1 de cada 59 niños de 8 años (16,8 por 1,000) fue diagnosticados con TEA en 2014, en comparación con 1 en 68 (14,6 por 1000) en 2012.

Los datos fueron publicados en la útlima edición del Morbidity and Mortality Weekly Report y provienen de Red de Monitoreo de Autismo y Discapacidades del Desarrollo (ADDM, por sus siglas en inglés), un sistema de seguimiento que proporciona estimaciones de la prevalencia y características del trastorno del espectro autista en más de 300,000 niños de 8 años de 11 comunidades de EE.UU, que representa el 8% de la población total de esa edad.

Los expertos aún no pueden asegurar si el autismo en realidad está en aumento o si los nuevos números se deben a las mejoras en el reconocimiento y el diagnóstico de la enfermedad.

Los TEA son un grupo de discapacidades del desarrollo que pueden provocar problemas sociales, comunicacionales y conductuales significativos. Las causas exactas del autismo se desconocen y probablemente haya una combinación de factores que originan este trastorno ligado a una biología y una química anormales en el cerebro.

En Estados Unidos, más de 3.5 millones de personas presentan algún aspecto de los trastornos del espectro autista, de acuerdo con la Autism Society of America.

Género y raza

La prevalencia de los TEA en los varones (26,6 casos por cada 1,000 niños) fue cuatro veces mayor que en las niñas (6,6 casos por cada 1,000 niñas).

Esta brecha de género se observó en cada una de las 11 áreas de estudio, aunque la magnitud varió según el estado. En Arizona, la prevalencia para los niños fue 3,2 veces mayor que para las niñas. En el otro extremo del espectro estaba Georgia, donde fue 4,9 veces mayor para los niños que para las niñas.

Investigaciones anteriores han demostrado que las niñas son diagnosticadas con autismo a una edad más avanzada que los niños, probablemente porque exhiben síntomas diferentes y menos severos.

Al examinar los datos por raza y etnia, la prevalencia de autismo entre los niños blancos fue la más alta (17.2 por 1,000), 7% mayor que entre los niños negros (16.0 por 1,000) y 22% mayor que entre los niños hispanos (14.0 por 1,000), señalaron los autores.

"La mayor cantidad de niños afroamericanos e hispanos que ahora se identifican con autismo podría deberse a un alcance más efectivo en las comunidades minoritarias y mayores esfuerzos para que todos los niños sean examinados para detectar el autismo y puedan obtener los servicios que necesitan", dijo en un comunicado Stuart Shapira, del Centro Nacional de Defectos Congénitos y Discapacidades del Desarrollo de los CDC.

Diagnóstico

Una prioridad principal sigue siendo identificar a los niños con TEA a una edad más temprana y derivarlos a la intervención temprana. Según los CDC, menos de la mitad de los niños identificados en la red ADDM fueron diagnosticados cuando tenían 4 años. Y aunque para el 85% de los niños con TEA, las preocupaciones sobre el desarrollo se observaron en sus registros de salud a la edad de 3 años, solo el 42% recibió una evaluación del desarrollo a esa edad. Este retraso entre la primera preocupación y la primera evaluación puede causar retrasos en los niños.

Más información sobre autismo

Comparte tu opinión