Frutas y vegetales congelados, una alternativa más en tiempos de coronavirus

Frutas y vegetales congelados, una alternativa más en tiempos de coronavirus
Los vegetales y las frutas congeladas industrializadas siguen procedimientos que permiten que se conserven sus propiedades nutrimentales.

En la actualidad se refuerza la difusión de consumir “alimentos naturales” y evitar los alimentos procesados. Sin embargo las prisas y el estilo de vida propician a veces a hacer elecciones de alimentos industrializados.

En especial durante este brote de coronavirus COVID-19, tener comida congelada, en especial frutas y verduras podrán garantizar que podrás tener una alimentación completa que cubra las recomendaciones vitaminas y minerales a través de frutas y vegetales.

¿Y los que evitan todos los alimentos procesados?

La clave, más que la decisión entre lo natural vs. procesado es revisar incluso alternativas entre los productos congelados, envasados o empaquetados. En especial en este brote de coronavirus podrían ampliarte la disponibilidad de productos.

Por ejemplo muchos alimentos congelados se procesan en condiciones que permiten conservar los nutrientes y que además no contienen ningún aditivo. Por lo que es como si se consumieran frescos.

Con la gran ventaja que se manejan estándares de calidad óptimos y que generalmente se procesan dentro de la temporada, lo cual en ocasiones permite que su costo sea menor.

La Guía Dietética para Americanos 2015-2020 recomienda consumir por lo menos de 1 ½ a 2 tazas de fruta al día y 2 a 3 tazas de vegetales al día. Para un adulto promedio que necesite 2000 Kcal al día, serían diariamente 2 ½ tazas de vegetales y 2 Tazas de fruta.

Sin embargo 1 de cada 10 adultos en EE.UU. no cumple la recomendaciones diarias de consumo de fruta y vegetales de acuerdo a un estudio realizado por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en Noviembre de 2017.

¿Por qué importa?

De acuerdo a lo reportado en las guías cerca de la mitad de los adultos en E.E.UU. sufren de una o más enfermedades crónicas que se pueden prevenir mediante una alimentación saludable y actividad física. 

Se ha visto que las dietas altas en frutas y vegetales disminuyen los riesgos de diabetes tipo 2 y obesidad y están asociadas a menor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Las frutas y vegetales contienen vitaminas y minerales, además son son excelentes fuentes de fibra dietética y fitoquímicos protectores para la salud.

¿Quiénes se ven afectados por no comer suficientes frutas y vegetales?

Existen algunas barreras que dificultan a algunas personas consumir suficientes frutas y vegetales, entre ellas el costo, disponibilidad limitada, falta de tiempo en su preparación o no saber cómo prepararlas. 

Las personas más afectadas por no cubrir los recomendaciones de vitaminas y minerales son más hombres en comparación con las mujeres, en especial adultos de 18 a 30 años en comparación de los de 31 a 50 años y básicamente afecta más a la población hispana.

Frutas y vegetales congelados tan “frescos” como los naturales

En el caso de  frutas y vegetales congelados industrializados por lo general siguen procedimientos que permiten que se conserven sus propiedades nutrimentales. Además tener siempre en casa frutas y vegetales congelados tienen ventajas ya que:

-Te permite consumirlos de inmediato, sin necesidad de lavarlos y desinfectarlos.

-Siempre estarán disponible para cocinar rápido y mientras te abasteces de frutas y vegetales frescos.

-Puedes utilizar sólo las porciones que necesitas y el resto dejarlo congelado.

-Se conservan y mantienen su sabor y propiedades nutrimentales.

-El tiempo de cocción es mínimo, lo que te permite rapidez en la preparación del día a día.

-Los estándares de calidad empleados en las frutas y vegetales permiten asegurar la inocuidad de los mismos, ya que están preparados conforme a las normas en cuanto a higiene y calidad.

¿Qué pasa con la comida de conveniencia congelada?

En la actualidad hay muchas innovaciones "saludables" en cuanto a los productos congelados, lo que permite mayor diversidad. 

De acuerdo al reporte de 2019 de “La fuerza de lo Congelado” del American Frozen Food Institute and the Food Marketing Institute, los consumidores prefieren estos productos por su conveniencia, facilidad en la preparación, sabor, calidad, precio y rapidez en su preparación. Así como gran variedad y versatilidad en su preparación. 

Incluso las comidas congeladasen la actualidad tienen la tendencia en algunas marcas de incluir alimentos orgánicos y con menos aditivos alimentarios.

Es por eso lo importante que es siempre revisar los ingredientes, nos llevaremos sorpresas al notar que algunas comidas de conveniencia ya están preparadas bajo otros estándares para apoyar la salud del consumidor sin hormonas, aditivos artificiales y libres de glutamato monosódico (GMO), además con tendencia a la comida vegetariana o vegana. 

La industria alimentaria cada vez más está usando envases ecológicos con productos que se pueden reciclar,  son sustentables y transparentes.

Cerca de la mitad de los consumidores habituales que frecuentemente usan comida congelada han comido más alimentos congelados en el último año, de acuerdo al reporte de la “Fuerza de lo Congelado”. De ahí la importancia de saber elegir apropiadamente productos saludables. 

¿Cómo hacer elecciones inteligentes de comida congelada?

Siempre lee los ingredientes y las etiquetas de contenido nutrimental. Muchos productos pueden consumirse o incluirse en las recetas, en especial las frutas y vegetales congelados por su gran ventaja de que conservan sus propiedades de nutrientes y ahorrar tiempo en la preparación.

¿Qué debes revisar en la etiqueta de contenido nutrimental?

Evita aquellos que sean altos en grasas saturadas, sodio, azúcar y que contienen una gran diversidad de colorantes y edulcorantes artificiales.

En específico no debe sobrepasarse del 10% del total calórico de azúcares e igual porcentaje para grasas saturadas en el día con base a tus recomendaciones de energía y es deseable que sea menos de 2300 mg de sodio al día para adultos, según recomienda la Guía Dietética para Americanos 2015-2020. 

Por porción sería deseable que un producto procesado no sobrepase de 400 a 600 mg de sodio y tenga máximo 5 g de azúcar por porción. 

Recuerda una alimentación completa debe incluir en cada comida alimentos con proteína, granos enteros y vegetales. Los vegetales y frutas pueden ser frescos o congelados para consumir un mínimo 5 porciones al día y puedas cubrir tus recomendaciones de vitaminas y minerales.

Comparte tu opinión