La carne asada y sus peligros ocultos

Las barbacoas de patio son una parte importante de la diversión en verano, pero evitar sus peligros ocultos es clave para mantenerse sano y disfrutar de la comida, sugiere una médica.

Las barbacoas pueden resultar en intoxicación alimentaria por comida cruda o poco cocida; las parrillas temperamentales pueden causar quemaduras; y la carne quemada puede contribuir al desarrollo de ciertos cánceres, según la Dra. Martha Howard, médica de Chicago Healers.

La carne asada y sus peligros ocultos

Pero no tiene que ser así, anotó Howard en un comunicado de prensa de la red de atención de salud. A medida que las temperaturas de verano suben y más gente enciende sus parrillas, Howard ofrece los siguientes consejos para asegurarse de tener una barbacoa segura y saludable.

  • Manténgala limpia. Asegúrese de limpiar la parrilla y eliminar las grasas viejas.
  • Use encendedores para carbón, no petróleo. Apile el carbón en una lata de dos libras a la que haya recortado los extremos. Distribuya el carbón con tenazas una vez esté bien encendido.
  • Conozca su parrilla. Es importante saber cómo usar y apagar una parrilla de gas con seguridad.
  • Use una higiene adecuada. Recuerde lavarse las manos y usar platos y tablas de cortar separadas para las carnes crudas y cocidas.
  • Use adobos para marinar. La carne marinada puede quemarse menos. No deje la carne al aire libre mientras se marina.
  • Haga cocción previa. Evite poner la carne o aves directamente del congelador a la parrilla. Una cocción previa antes de la parrilla reduce la temperatura general de cocción y carbonización.
  • Reduzca el tamaño. Corte la carne y el pollo en trozos más pequeños para que se cuezan del todo.
  • Revise las temperaturas. Para evitar la intoxicación alimentaria, revise las temperaturas con un termómetro de carne: pollo a 74 Cº (165 Fº); hamburguesa a 71 Cº (160 Fº); cerdo a 65.5 Cº (150 Fº); perros calientes a 60 Cº (140 Fº); bistec a 71 Cº (160 Fº) para término medio.
  • No permite que la carne se carbonice. La carne carbonizada contiene tres sustancias químicas potencialmente cancerígenas: PhIP, HCA (aminas heterocíclicas) y PAH (hidrocarburos aromáticos policíclicos).
  • Elimine la grasa. En la carne y las aves, menos grasa significa menos PAH.
  • Pruebe con más verduras. Las verduras a la parrilla son una alternativa saludable a la carne.
  • Apáguelo bien. Al final de la barbacoa, asegúrese de apagar el carbón del todo, o cierre la válvula del gas.

Más información

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. tiene más información sobre una barbacoa segura.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

Comparte tu opinión