SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

¿Cuáles son las grasas saturadas, las insaturadas y las trans?

Aunque siempre pensamos en la grasa como algo definitivamente malo, no es tan así. Hay grasas buenas y malas. Lo importante es saber cuáles son y en qué alimentos se encuentran, para evitarlas o reducir el consumo. 

Para reducir el riesgo de enfermedad cardíaca, debes reducir la cantidad de grasas saturadas y grasas trans reemplazando algunos alimentos por otros que contengan grasas o aceites no saturados (insaturados). 

Grasas saturadas

Imagina un edificio hecho de ladrillos sólidos. Esta construcción de ladrillos es similar a los enlaces apretados que hacen que la grasa sea "saturada" y que a menudo también es sólida a temperatura ambiente, como la mantequilla o la grasa dentro o alrededor de la carne. Las grasas saturadas se encuentran con mayor frecuencia en productos de origen animal como la carne de res, de cerdo y pollo. 

Los productos animales más ligeros, como la pechuga de pollo o el lomo de cerdo, a menudo tienen menos grasas saturadas. En una dieta saludable, se debe recortar y desechar toda la grasa animal visible en las carnes.

La grasa saturada aumenta los niveles de colesterol malo (LDL) en la sangre y baja los niveles de colesterol bueno (HDL) lo que puede aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular y de padecer diabetes tipo 2. 

Grasas no saturadas o insaturadas

La grasa no saturada o buena proviene de fuentes vegetales como aguacates, nueces o semillas, aceite de canola, almendras, anacardos (cashews), pacanas y cacahuates o maní, aceite de oliva, mantequilla de cacahuate y ajonjolí. También está presente en los peces, y generalmente a este tipo de grasas se le llaman aceites. 

Ten en cuenta que algunos alimentos como el aceite de coco, los aceites de palma o la leche entera permanecen como líquidos a temperatura ambiente, pero tienen un alto contenido de grasas saturadas.

Las grasas trans

Las grasas trans se forman a partir de aceites vegetales a través de un proceso llamado hidrogenación, que es someterlas a altas temperaturas en la elaboración de los alimentos. 

Se encuentran naturalmente en pequeñas cantidades en algunos productos de origen animal como la carne, la leche entera y los productos lácteos, pero la mayor parte se consume a través de pasteles, galletas, galletas saladas, glaseados, margarinas y palomitas de maíz para microondas. 

¿Cómo limitar las grasas trans y las saturadas?

Comer más grasas insaturadas que grasas saturadas y trans puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca y mejorar los niveles de colesterol "bueno" (HDL). 

Reemplaza los alimentos ricos en grasas saturadas y trans como la mantequilla, la leche entera y las galletas por alimentos ricos en grasas insaturadas que se encuentran en plantas y pescados, como los aceites vegetales, el aguacate y el atún. 

Reduce los alimentos que contienen grasas saturadas:

  • Postres y productos horneados, como pasteles, galletas, donas, pasteles y croissants.

  • Muchos quesos y alimentos que contienen queso, como la pizza.
  • Salchichas, perros calientes, tocino y costillas
  • Helado y otros postres lácteos.
  • Patatas fritas (papas fritas)
  • Carne molida regular y cortes de carne con grasa visible.
  • Pollo frito y otros platos de pollo con la piel.
  • Leche entera y productos lácteos enteros.

Hablemos de los carbohidratos

¿Cómo incluir las grasas “buenas”?

Los aceites o grasas insaturadas proporcionan ácidos grasos esenciales y vitamina E. Se encuentran en diferentes plantas como la soja, las aceitunas, el maíz, los girasoles y los cacahuetes.

Elegir aceites no saturados en lugar de grasas saturadas puede ayudarte a mantener un estilo de alimentación saludable:

  • Usa aderezos a base de aceite y untables en alimentos en lugar de mantequilla, margarina en barra o queso crema.

  • Bebe leche descremada o baja en grasa (1%) en lugar de leche reducida en grasa (2%) o entera.
  • Compra cortes magros de carne en lugar de carnes grasas o elige estos alimentos con menos frecuencia.
  • Agrega queso bajo en grasa a pizza casera, pasta y platos combinados.
  • En las recetas, usa yogur natural bajo en grasa en lugar de crema o crema agria.

Fuentes: Choose MyPlate, Asociación Americana de la Diabetes (ADA).

¿Tienes más preguntas sobre este tema? Consulta con nuestros especialistas, sin costo, en HolaDoctor Consultas.

Más para leer sobre las grasas

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad