SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Nueva terapia para la alergia al maní de los niños

Por Lorena Ponce de León -

Cerca de 3 millones de niños en los Estados Unidos padecen alergias a diversos alimentos, indican los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), y en la lista el maní ocupa uno de los primeros lugares. Para todos ellos, una nueva investigación de científicos australianos puede significar más que una buena noticia.

Los investigadores reportaron resultados preliminares exitosos en los ensayos para una píldora, mezcla de probióticos y pequeñas cantidades de maní (cacahuate), que permita desarrollar la tolerancia a las alergias que provoca este fruto.

La inmunoterapia oral ha atraído gran interés como un posible tratamiento para la alergia a los alimentos, pero poco se sabe acerca de sus efectos a largo plazo. El objetivo del estudio fue evaluar los resultados con el transcurso del tiempo.

Los niños recibieron diariamente un probiótico, con una proteína de maní, durante 18 meses. Cuando se probó un mes más tarde, el 80% podía tolerar el maní sin síntomas alérgicos y después de cuatro años, el 70% de ellos todavía eran capaces de comerlos sin sufrir ningún efecto secundario.

"Estamos muy emocionados por estos hallazgos porque para nosotros realmente muestra que la combinación probiótico-maní puede realmente cambiar la respuesta inmune al maní  y proporcionar beneficios, a largo plazo, años después de haber detenido el tratamiento", señaló la autora del estudio, doctora Mimi Tang, a la revista médica Lancet Child and Adolescent Health.

 Síntomas de una reacción alérgica

Las reacciones alérgicas pueden ser desde leves hasta graves y pueden aparecer en un plazo de minutos a horas después de la exposición a un alérgeno alimentario. Las reacciones pueden afectar a uno o más sistemas corporales, como la piel, el sistema gastrointestinal y el sistema respiratorio o cardiovascular. Aunque la mayoría de las reacciones graves ocurren cuando los alérgenos alimentarios se ingieren, también el contacto con la piel y la inhalación pueden causar una reacción, aunque, en general, esta será menos grave.

Los síntomas pueden ser los siguientes:

  • Piel: labios, lengua u ojos hinchados, picazón o enrojecimiento de la piel, salpullido, ronchas
  • Sistema gastrointestinal: cólicos, náuseas, vómito, diarrea, reflujo.
  • Aparato respiratorio: respiración ruidosa (sibilancias), tos, falta de aire, dificultad para respirar, ojos rojos o llorosos, dificultad para tragar, estornudos, voz ronca, congestión nasal
  • Sistema cardiovascular: piel pálida o amoratada, pulso débil, mareos, desmayos, confusión, shock, caída de la presión arterial, pérdida de la conciencia.

 Reacciones alérgicas graves

La anafilaxis es una reacción alérgica grave que ocurre rápidamente y puede causar la muerte. Puede hacer que un niño deje de respirar o sufra una disminución peligrosa de la presión arterial.

Aunque no todas las reacciones alérgicas producen anafilaxis, todas las reacciones deben tomarse con seriedad y tratarse inmediatamente conforme a los protocolos de emergencia.

La epinefrina (adrenalina) es el principal tratamiento en las reacciones alérgicas anafilácticas, y su pronta administración mejora la posibilidad de supervivencia y una recuperación rápida.

Según un estudio realizado por los CDC en 2006, más de la mitad de las escuelas en los EE.UU permiten que algunos estudiantes con alergias alimentarias lleven y se autoadministren epinefrina.

El medicamento mejora rápidamente la respiración, estimula el corazón, revierte las ronchas y reduce la hinchazón de cara, labios y garganta.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad