La marihuana puede quitarte la memoria

La marihuana puede quitarte la memoria
El uso regular de cannabis altera el aprendizaje. | Foto: ISTOCK

Los científicos creen que el uso de marihuana impide el aprendizaje a través de la interrupción en las cortezas cerebrales implicadas en la red de la memoria.

El uso de Cannabis en la adolescencia es generalizado en EE.UU. y es probable que las tasas de uso aumenten a medida que más estados avanzan hacia la legalización, informa el Instituto Nacional de Abuso de Drogas (NIDA). 

Los dos factores que influyen fuertemente en el consumo son la facilidad con la que se consigue y por otro lado, el subestimar los daños que hace la marihuana. Los estudiantes informan que el acceso al cannabis es muy fácil, y las actitudes de percepción de daño en 2016 estuvieron en mínimos históricos o cerca de ellos, con sólo 1 de cada 3 estudiantes de 12° grado que percibía un gran riesgo en el uso regular de esta hierba.

El daño no es igual en todas las edades. La exposición frecuente al cannabis durante la adolescencia puede causar mayores daños que la exposición posterior debido a que la neuromaduración se produce hasta la tercera década de la vida. La marihuana altera la sinapsis normal (red de neuronas) y se asocia con deficiencias cognitivas.

Los científicos han probado en otros estudios que el uso de la marihuana puede dificultar la función de aprender a través de la interrupción en las cortezas prefrontal, parietal y temporal, que están implicadas en el proceso de la memoria. 

Sin embargo, con la abstinencia se recuperan las facultades neurocognitivas, según el estudio recién realizado por el Massachusetts General Hospital y apoyado por los NIDA.

Probando el efecto del cannabis en la memoria

El estudio inscribió a 88 participantes de 16 a 25 años de edad del área de Boston que consumían marihuana al menos una vez por semana. Un grupo acordó dejar de usarla durante 30 días y otro grupo siguió consumiendo. Sus afirmaciones de uso de marihuana a lo largo de los 30 días fueron confirmadas a través de muestras de orina.

Los investigadores compararon luego el rendimiento cognitivo semanal entre los dos grupos durante 4 semanas. Esas pruebas arrojaron que la memoria (específicamente la capacidad de aprender y recordar información nueva) mejoró sólo entre aquellos que dejaron de consumir marihuana, comenzando tras una semana de abstinencia. Este hallazgo es consistente con el de estudios previos que indican que el deterioro persiste después de varios días de abstinencia, particularmente en el dominio de la memoria.

Tras analizar los resultados de las pruebas, los investigadores concluyeron que aquellos que dejaron de consumir cannabis estaban mejor equipados para aprender nueva información de manera eficiente.

La memoria al intentar guardar información nueva fue el aspecto más impactado por la abstinencia del cannabis: los que se mantuvieron libres aprendieron más palabras que los que continuaron consumiendo.

“Este estudio proporciona evidencia convincente de que los adolescentes y adultos jóvenes pueden experimentar mejoras en su capacidad para aprender nueva información cuando dejan de consumir cannabis" escribieron los autores.

Pero es necesario seguir aprendiendo. "Es esencial que desarrollemos una mejor comprensión de si la exposición al cannabis en la adolescencia está asociada con déficits cognitivos y, de ser así, si estos déficits mejoran con la abstinencia y durante qué período. Este conocimiento tiene un potencial de alto impacto en la salud pública, incluido el asesoramiento de los médicos a los adolescentes y sus padres y la formulación de políticas locales, estatales y nacionales” concluyeron los científicos al publicar sus hallazgos en Psychiatrics.

Más para leer sobre la marihuana

Comparte tu opinión