Descendió la prescripción de opioides en Estados Unidos

Descendió la prescripción de opioides en Estados Unidos
El abuso de opiodes se ha convertido en un verdadero problema de salud pública en EE.UU. | Foto: ISTOCK

La cantidad de opioides recetados por los médicos en Estados Unidos cayó un 12% en 2017, marcando la mayor disminución anual en 25 años, según un informe del Instituto IQVIA.

A la vez, el reporte destaca que la cantidad de nuevas recetas mensuales para medicamentos que tratan la adicción a los opiáceos casi se duplicó en los últimos dos años.

"Estamos viendo disminuciones en todos los estados. Aquellos que tienen el mayor consumo per cápita también son los estados con mayor declive", dijo Murray Aitken, director ejecutivo del Instituto IQVIA. Pero, también advirtió que aunque las recetas de opioides han estado cayendo desde 2011, todavía son alrededor de seis veces más altas que en 1992.

En 2017, las prescripciones de opioides disminuyeron 10.2% y el porcentaje de pacientes que recibió altas dosis de opioides disminuyó 16.1%. Cuando se agrega la medida morfina equivalente a miligramos (MMEs), que mide tanto el número de prescripciones como la potencia de los medicamentos suministrados, la caída resultante es del 12%, la mayor en 25 años.

Los factores que impulsaron la disminución de las prescripciones de opioides incluyen grandes cambios en las pautas clínicas y controles de reembolso de los pagadores, así como restricciones reglamentarias y legislativas, destaca el reporte.

Los estados también han estado rastreando las prescripciones de opioides más de cerca a través de bases de datos electrónicas.

Tratamiento para la adicción

"Nuestra investigación reveló que en 2017 los nuevos tratamientos con opiáceos recetados para el manejo del dolor disminuyeron casi un 8%,  pero con casi el doble de terapias asistidas por medicamentos (MAT) para la dependencia del uso de opioides con hasta 82,000 prescripciones por mes", dijo Aitken.

"Esto sugiere que los profesionales de la salud prescriben opiáceos con menos frecuencia para el tratamiento del dolor, pero prescriben activamente MAT para abordar la adicción a los opioides”, agregó el director ejecutivo de IQVIA.

Recomendaciones

Los proveedores de atención médica comenzaron a recetar opioides a finales de la década de 1990 para tratar el dolor crónico, no relacionado con el cáncer, como el de la artritis o el dolor de espalda. A medida que esto continuó, el número de recetas, la cantidad de días y las dosis fueron aumentando.

El abuso de opiodes se ha convertido en un verdadero problema de salud pública en Estados Unidos.  Tomar opioides por períodos prolongados o en dosis más altas aumenta el riesgo de adicción, sobredosis y muerte.

En el año 2015 se prescribieron seis veces más opioides por residente en los condados de prescripción más alta que en los de prescripción más baja, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Según las Directrices de los CDC para la prescripción de opioides en el tratamiento del dolor crónico, sólo se deben usar opioides cuando los beneficios superen a los riesgos. Además, hay comenzar con la dosis más baja de liberación inmediata y para el número de días que se prevea que el dolor será lo suficientemente fuerte.

Los médicos deben usar los programas de vigilancia de medicamentos recetados (PDMP, por sus siglas en inglés) estatales, que ayudan a identificar a pacientes en riesgo de adicción o sobredosis.

Más información sobre opiodes

Comparte tu opinión