Homeóstasis

La homeóstasis es un estado de equilibrio interno del organismo, en el que los sistemas del cuerpo trabajan en conjunto para mantenerlo funcionando correctamente. El sistema endocrino mantiene este equilibrio interno liberando sustancias químicas conocidas como hormonas. La liberación de hormonas es controlada por mecanismos de retroalimentación negativos.

Un mecanismo de retroalimentación negativo funciona como el termostato de su casa. Un termostato ayuda a mantener una temperatura constante. Considere esta temperatura como el rango normal. Cuando la temperatura sobrepasa el rango normal, el termostato activa el aire acondicionado. Con el tiempo, el aire acondicionado reestablece la temperatura al rango normal. A esto se llama retroalimentación negativa. Comienza con un rango normal, luego sobrepasa el rango normal y finalmente regresa al nivel normal.

Ahora, veamos cómo funciona en el cuerpo este mecanismo.

Un ejemplo es la forma en que el sistema endocrino controla la cantidad de azúcar en el torrente sanguíneo. La insulina es una hormona segregada por el páncreas que mantiene una cantidad normal de azúcar en el torrente sanguíneo. Poco después de comer una barra de dulce, pequeñas moléculas de azúcar entran en el torrente sanguíneo, aumentando los niveles de azúcar. En respuesta, el páncreas segrega insulina en el torrente sanguíneo. Entonces las moléculas de azúcar salen del torrente sanguíneo y pasan a las células de los músculos del esqueleto, la grasa y el hígado. En consecuencia, los niveles de azúcar en la sangre regresan a la normalidad.

Así funciona el sistema de retroalimentación negativa para mantener el equilibrio interno del organismo.

Comparte tu opinión