Si tienes ataques de pánico, no te desesperes

Vivir con miedo

Vivir con miedo

Las personas que tienen trastornos de ansiedad en general se sienten extremadamente temerosas e inseguras. Todos en algún momento podemos sentir ansiedad, sin embargo, quienes sufren de ataques de pánico conviven con esta amenaza gran parte del tiempo. Cómo superarlo.

Trastornos bipolares: hay solución
Parece un ataque al corazón

Parece un ataque al corazón

Un 18% de los estadounidenses adultos sufren un trastorno de ansiedad, dicen los expertos del Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH). Los niños también pueden tenerlo. La situación aparece en forma inesperada y desata una reacción física que aparenta ser un ataque cardíaco pero no lo es.

¿Necesito ir al psicólogo?
La amenaza lantente

La amenaza lantente

Como no se sabe qué es lo que las dispara, las crisis o ataques de pánico son una fuente importante de inseguridad, ya que la persona no sabe cuándo le volverá a suceder. Los ataques de pánico suceden en forma repentina, duran varios minutos, se caracteriza por el temor a perder el control ya que la reacción física es muy fuerte y hay sensación de muerte.

¿Quién tiene salud mental?
 Toda la vida se complica

Toda la vida se complica

La persona que sufre este problema puede sentirse avergonzada y desanimada a enfrentar nuevas situaciones, hasta incluso ir a una tienda o conducir un automóvil. Este cuadro de ansiedad puede hasta provocarle problemas en el trabajo y en los estudios. Estos ataques de pánico se pueden combinan con Agarofobia o miedo a salir.

Tu salud mental y la nueva ley
Cómo identificarlos

Cómo identificarlos

Estos repentinos ataques de miedo comienzan con una sensación de estar fuera de control combinado con una serie de síntomas físicos como palpitaciones, sudoración repentina, mareos, náuseas, dolor en el pecho, dolores de estómago y duran por lo general entre 10 y 20 y minutos y luego desaparecen.

Todo sobre la depresión
 ¿Cuál es la ayuda disponible?

¿Cuál es la ayuda disponible?

A pesar de ser uno de los trastornos que más afecta la vida diaria, los ataques de pánico son uno de los trastornos más tratables. Si sufres de estos episodios y sientes afectada tu calidad de vida, lo primero que debes hacer es llamar al médico, quien te realizará un examen físico para primero descartar causas orgánicas para explicar tu malestar.

Uno de cada diez sufre depresión
El psiquiatra entra en juego

El psiquiatra entra en juego

Una vez que te has realizado un chequeo completo y tu doctor ha llegado a la conclusión de que se trata de un problema de ansiedad, debes consultar con un psiquiatra quien probablemente comenzará recetándote un psicofármaco para reducir la gravedad y frecuencia de los ataques de pánico.

La solución llega

La solución llega

Si bien puede tomarse un par de semanas, los medicamentos comenzarán a actuar. Para tratar los ataques de pánico los médicos utilizan ansiolíticos, antidepresivos y betabloqueantes. Luego llega el turno de la terapia de diálogo o psicoterapia.

 La charla sanadora

La charla sanadora

La psicoterapia puede ser llevada a cabo por un psicólogo o un trabajador social que escuchará atentamente tu relato e intentará darle un sentido a tus síntomas para que puedan ceder en el tiempo. Si bien el trastorno de pánico no es 100% curable, dicen los expertos del NIMH, la mayoría de las personas logran una vida normal.

Dónde llamar

Dónde llamar

Si sufres de ataques de pánico o conoces a alguien que tiene estos síntomas puedes ofrecerle acompañarlo a la consulta médica. Para más información sobre el trastorno de pánico, puedes llamar al Instituto Nacional de Salud Mental en forma gratuita al 1-866-615-NIMH (1-866-615-6464).

¿Cómo pagar el tratamiento?

¿Cómo pagar el tratamiento?

Con la nueva ley de seguros, todas las emprezas deberán cubrir el tratamiento de las enfermedades mentales de la misma forma que pagan por el tratamiento de cualquier enfermedad. Si no posees seguro, puedes recurrir a la agencia de salud o servicios humanos de tu condado.

 Causas del trastorno de pánico

Causas del trastorno de pánico

Si bien puede haber causas hereditarias, ciertas cuestiones químicas a nivel cerebral y algunos factores de la vida real que pueden actuar como desencadenante del ataque de pánico, aún se desconoce la verdadera causa de este problema, por lo cual la comunidad científica continúa investigando el tema.

¿Hay esperanzas?

¿Hay esperanzas?

Si bien hay gente que vive 20 o 30 años con este padecimiento, cuando es tratado este cuadro tiene muy buen pronóstico. A los medicamentos es importante sumarle la psicoterapia individual y los grupos de autoayuda que también funcionan como medida preventiva y para que la persona pierda el miedo y vuelva a vivir con libertad.

Comparte tu opinión