Remedios caseros para la acidez estomacal

Despídete del reflujo

Despídete del reflujo

Hablar de acidez es tratar con una de las sensaciones más indeseables y torturantes que puedan existir. Por fortuna, existen algunos remedios sencillos que prometen alejarte de estas molestias. Bajar de peso, tomar líquidos y comer manzanas, son algunos de ellos.

Cómo prevenir la acidez
Acidez

Acidez

Según explica la Biblioteca Nacional de Medicina, la acidez es una sensación de ardor justo debajo del esternón y que generalmente proviene del esófago. Este dolor suele originarse en el pecho y puede irradiarse hacia el cuello o la garganta. También se le conoce como enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).

Acidez gástrica

¿Qué lo causa?

Normalmente, cuando el alimento entra al estómago, una banda de músculos que se encuentra al final del esófago, (esfínter esofágico inferior o LES), cierra dicha parte. Si esta banda no logra cerrarse bien, los contenidos del estómago pueden devolverse (reflujo) hacia el esófago e irritarlo.

¿Es frecuente?

¿Sabías que aproximadamente sesenta millones de pacientes en el país presentan al menos una vez al mes este problema? Así lo da a conocer el colegio Americano de Gastroenterología. La acidez, generalmente se diagnostica con frecuencia en personas que rebasan los 40 años de edad.

1. Baja de peso

Por fortuna, existen algunos remedios para tratar este problema. Uno de ellos es bajar de peso. ¿Cómo es posible? Algunos estudios sugieren que la pérdida de un 10 por ciento de la grasa corporal puede ayudar a mejorar los síntomas del reflujo gástrico.

Examen determina el pH
Ciencia trabajando

Ciencia trabajando

Para llegar a esta conclusión la Dra. Preetika Sinh, gastroenteróloga de la Facultad de Medicina de la Universidad de Kansas junto con su equipo de colaboradores rastrearon a pacientes que sufrían de forma persistente acidez crónica. Al cabo de un año se halló que quienes bajaron de peso y hacían ejercicio redujeron los síntomas.

Alivio para la acidez
2. Dieta anti-reflujo

2. Dieta anti-reflujo

Algunos de los placeres de muchas personas son capaces de provocar acidez, tales como el chocolate, el alcohol, la nicotina, la cafeína, así como los alimentos grasosos y condimentados, esto se debe a que ayudan a relajar el esfínter. Embarcarse en una dieta que evite estos ingredientes podría ser tu salvación.

No es del todo efectivo

Aunque es una buena idea para ayudar a tu organismo a que desaparezca la acidez, no es un remedio del todo efectivo. Según Patricia Raymond, una gastroenteróloga de Virginia, hacer una dieta anti-reflujo “ha hecho la diferencia en un 30% de la población”. Al final, con intentarlo no se pierde nada.

Bajar de peso disminuye acidez
3. Come almendras

3. Come almendras

Consumir algunos frutos secos, como las almendras, podría devolverle a tu organismo la paz que necesita. Y es que la Dra. Millie Lytle, médico naturista de Nueva York, considera que se trata de un alimento alcalino capaz de equilibrar el pH y que además, es una buena fuente de calcio.

Tomar antiácidos
4. Agua y limón

4. Agua y limón

Arrancar tus mañanas consumiendo una taza de agua tibia con jugo de limón podría hacer la diferencia en tus problemas de reflujo, ya que, “al beberlo con el estómago vacío 15 o 20 minutos antes de comer, cualquier puede equilibrar tus niveles de ácido”, considera Rebeca Fedrowitz, una nutricionista experta.

5. Bicarbonato de sodio

5. Bicarbonato de sodio

Es uno de los remedios ancestrales más conocidos y recetados por las abuelas, el cual, aunque tiene un sabor desagradable es muy efectivo. Según la Biblioteca Nacional de Medicina, se trata de un antiácido, el cual es muy efectivo para el reflujo y la indigestión ácida. Sólo basta mezclar una cucharadita en medio vaso de agua y tomarlo.

Acidez crónica

6. Vinagre de manzana

Otro remedio sumamente efectivo, pero que deja con un mal sabor de boca. Durante muchos años, el vinagre de manzana ha sido empleado como un remedio casero con varios resultados sorprendentes como aliviar la acidez. Esto se debe a que es rico en potasio, el cual ayuda a neutralizar los ácidos del estómago.

7. Manzanas rojas

7. Manzanas rojas

No por nada fue la fruta que tentó a Adán y Eva. Y es que comerse una manzana cuando se están experimentando los síntomas de la ERGE ayuda a crear un estado alcalino en el cuerpo, lo cual reduce la tendencia de que el ácido emerja hacia el esófago y provoque dolores. Comerla por las noches también es efectivo.

PH esofágico
8. Chicle

8. Chicle

Masticar un chicle después de las comidas puede reducir los síntomas del reflujo, ya que ayuda a que aumente la producción de saliva, lo que según varias investigaciones, puede reducir los niveles de ácido en el esófago.

9. Dormir estratégicamente

Una investigación publicada en The Journal of Clinical Gastroenterology avala que la relación de ácido gástrico está vinculada a la posición en la que se duerme y hacerlo sobre la parte izquierda es lo mejor cuando se quieren evitar situaciones de reflujo.

Cirugía antirreflujo
10. Manzanilla

10. Manzanilla

Beber un delicioso té de manzanilla también podría evitar que se prolongue la agonía cuando se sufre de ERGE. Se ha encontrado que los componentes de esta flor son capaces de reducir los síntomas del reflujo ácido.

11. Aloe vera

También conocida como sábila, se trata de una planta que ayudará a regenerar las zonas ulcerosas y calmará la inflamación estomacal gracias a las antraquinoas que contiene, unos compuestos que además, estimulan la musculatura lisa de los intestinos, acelerando el tránsito intestinal.

Tono muscular y la ERGE
12. Muchos líquidos

12. Muchos líquidos

Beber un vaso con agua, al término de las comidas te será de gran ayuda, pues contribuye a diluir y lavar cualquier ácido estomacal que podría llegar hacia el esófago, explica el Dr. Shekhar Challa, gastroenterólogo de la Clínica Médica de Kansas.

Cómo controlar la gastritis

Cuándo consultar un médico

Si presentas acidez gástrica o ésta no desaparece, bajas de peso sin querer hacerlo, tienes dificultad para ingerir los alimentos, los síntomas empeoran con antiácidos o experimentas tos o sibilancias que no desaparecen, debes llamar a un médico en cuanto antes. Informó la Biblioteca Nacional de Medicina.

Comparte tu opinión