Remedios para el reflujo

Foto: ISTOCK

Para muchas personas, el reflujo es una de las sensaciones más indeseables e irritantes que existen. Por fortuna, existen tratamientos, alimentos e incluso remedios sencillos, que, además de nutrirte, pueden ayudarte a alejar esta molestia. Aquí te contamos cuáles son y cómo puedes aprovecharlos.

Qué es el reflujo
Foto: GETTY IMAGES

Qué es el reflujo

Es una sensación de ardor, conocida como acidez, que se genera justo debajo del esternón, y generalmente proviene del esófago. Este dolor suele originarse en el pecho y puede irradiarse hacia el cuello o la garganta. La enfermedad por reflujo gastroesofágico se diagnostica cuando el reflujo ocurre más de dos veces por semana.

Por qué ocurre

Normalmente, cuando el alimento entra al estómago, una banda de músculos que se encuentra al final del esófago, (esfínter esofágico inferior), cierra dicha parte. Si esta banda no logra bloquearse correctamente, los contenidos del estómago pueden devolverse (reflujo) hacia el esófago e irritarlo.

Factores de riesgo

Aunque el reflujo afecta a personas de todas las edades, muchas veces por razones desconocidas, existen ciertos factores de riesgo que pueden favorecer su aparición: estar embarazada, ser obeso o tener sobrepeso, fumar, ser sedentario, y tomar ciertos medicamentos, incluidos aquellos para el asma, bloqueadores de los canales de calcio, antihistamínicos, analgésicos, sedantes y antidepresivos.

Cuida la alimentación

Algunos de los placeres de muchas personas son capaces de provocar acidez, tales como el chocolate, alcohol, nicotina, cafeína, así como los alimentos grasosos y condimentados. Esto se debe a que ayudan a relajar el esfínter. Por ello, embarcarse en una dieta que evite estos ingredientes podría ser de gran ayuda.

Tratamiento
Foto: ISTOCK

Tratamiento

Las principales opciones de tratamiento para las personas que experimentan repetidamente reflujo ácido son PPI o bloqueadores H2, medicamentos que disminuyen la producción de ácido y reducen el potencial de daño causado por el reflujo. Aunque suelen ser seguros y efectivos, como cualquier medicamento recetado no son apropiados para todas las personas y pueden causar efectos secundarios.

Remedios de venta libre

Si experimentas acidez o indigestión con poca frecuencia, existen medicamentos de venta libre: los antiácidos. Estos se presentan en forma líquida o de tableta y suelen coincidir en efectividad entre sí. Es posible que no funcionen para todos, y cualquier necesidad de uso regular debe discutirse con un médico. Si prefieres las opciones naturales, puedes incorporar las siguientes:

1. Almendras

Consumir algunos frutos secos, especialmente las almendras, podría devolverle a tu organismo la paz que necesita. Los expertos consideran que se trata de un alimento alcalino capaz de equilibrar el pH y que, además, es una buena fuente de calcio. Esta combinación ayudaría a estabilizar tu sistema digestivo.

2. Agua y limón
Foto: ISTOCK

2. Agua y limón

Comenzar tus mañanas consumiendo una taza de agua tibia con jugo de limón podría hacer una diferencia respecto a los problemas de reflujo. ¿El motivo? Beberlo con el estómago vacío, 15 o 20 minutos antes de comer, permitiría equilibrar los niveles de ácido.

3. Bicarbonato de sodio

Es uno de los remedios ancestrales más conocidos y recetados por las abuelas, y aunque tiene un sabor desagradable, resulta muy efectivo. Esto se debe a que funciona como un antiácido, capaz de controlar el reflujo y la indigestión ácida. Para prepararlo solo basta mezclar una cucharadita en medio vaso de agua y tomarlo.

Usos del bicarbonato de sodio

4. Vinagre de manzana

Este es otro remedio sumamente efectivo, aunque deja con un mal sabor de boca. Durante muchos años, el vinagre de manzana ha sido empleado como un remedio casero con varios resultados sorprendentes, como aliviar la acidez. Esto se debe a que es rico en potasio, el cual ayuda a neutralizar los ácidos del estómago.

Usos de los distintos tipos de vinagre
5. Manzana rojas
Foto: ISTOCK

5. Manzana rojas

Comer una manzana cuando se están experimentando los síntomas de reflujo ayudaría a crear un estado alcalino en el cuerpo, el cual reduce la tendencia de que el ácido emerja hacia el esófago y provoque dolores. Comerla por las noches también resultaría efectivo.

Tentadoras propiedades de la manzana

6. Manzanilla

Beber un delicioso té de manzanilla también podría evitar que se prolongue la agonía cuando se sufre de acidez. Según la evidencia científica, los componentes de esta flor son capaces de reducir los síntomas del reflujo ácido. Por eso, se recomienda beber un taza luego de las comidas.

Beneficios de la manzanilla

7. Aloe vera

También conocida como sábila, se trata de una planta que ayuda a regenerar las zonas ulcerosas y calmar la inflamación estomacal gracias a las antraquinonas que contiene, unos compuestos que, además, estimulan la musculatura lisa de los intestinos, acelerando el tránsito intestinal.

Usos y bondades de la sábila o aloe vera
8. Agua helada
Foto: ISTOCK

8. Agua helada

Los especialistas recomiendan beber alrededor de dos litros de agua por día. Para combatir la acidez, puedes reservar un vaso de esa cantidad para cuando termines tus comidas, ya que contribuye a diluir y lavar cualquier ácido estomacal que podría llegar hacia el esófago.

Mágicos beneficios de beber agua mineral

6. Buen sueño

Diferentes estudios avalan que la relación de ácido gástrico está vinculada a la posición en la que se duerme. Hacerlo sobre el lado izquierda sería lo mejor cuando se quieren evitar situaciones de reflujo, ya que esta posición favorecería el vaciado estomacal.

Hábitos que te ayudarán a dormir mejor
Cuando consultar al doctor
Foto: ISTOCK

Cuando consultar al doctor

Recuerda, si presentas acidez gástrica o ésta no desaparece, bajas de peso sin querer hacerlo, tienes dificultad para ingerir los alimentos, los síntomas empeoran con antiácidos o experimentas tos o sibilancias que no desaparecen, deberás llamar a un médico en cuanto antes.

Fuentes consultadas

Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Colegio Estadounidense de Gastroenterología, Departamento de Salud y Recursos Humanos de Estados Unidos.

Comparte tu opinión