10 consejos para un embarazo y parto sin riesgos

Hispanas y embarazo prematuro

Hispanas y embarazo prematuro

Cada año, en EE.UU. nacen alrededor de medio millón de bebés antes de tiempo. Cerca del 11% de estos nacimientos son de mamás hispanas, comparado con cerca del 10% de blancas no hispanas y asiáticas. De acuerdo con el Gobierno, se necesitan mejor cuidado prenatal y más información para prevenir los partos prematuros.

Reduce el riesgo de un parto prematuro

Si antes ya has dado a luz a un bebé en forma anticipada, tienes probabilidades de que sea así o llevas un embarazo de alto riesgo, familiarízate con las señales de un parto antes de término. Puedes consultar con tu médico si hay algún medicamento u otras alternativas que te ayuden a prevenirlo. Y lee estos consejos para llegar a buen término con tu embarazo.

Embarazo y parto

Con el pie derecho

Hay 10 cuestiones que es muy importante que tengas en cuenta durante tu embarazo, el trabajo de parto y el nacimiento de tu bebé. Te podrán ayudar a ti y a tu hijo a comenzar “con el pie derecho” en esta etapa inolvidable.

Sangrado vaginal durante el embarazo
Zika, el nuevo peligro
Crédito:Getty Images | Foto: GETTY IMAGES

Zika, el nuevo peligro

El Zika plantea el riesgo más alto para las mujeres embarazadas en el primer trimestre, dijo el Dr. Joseph Biggio, de la Universidad de Alabama, en Birmingham. Las embarazadas y las que están intentando quedar embarazadas, deben evitar o limitar los viajes a las áreas donde haya transmisión del virus del Zika.

1. Averigua tu fecha probable de parto

Si no estás segura de cuándo fue concebido tu bebé, hay sitios en Internet que calculan cuándo nacerá, ingresando cuándo fue el primer día de tu último período menstrual. Si no lo recuerdas, podrás saber la fecha probable con un estudio de ultrasonido.

2. Mantente saludable

2. Mantente saludable

La buena salud es fundamental en una futura mamá. La Clínica Mayo aconseja que la mejor forma de incorporar vitaminas y minerales durante este período es a través de una dieta sana y equilibrada. Pero tal vez necesites un aporte extra de algunos nutrientes clave, como el ácido fólico y el hierro.

Cosas extrañas que le pasan a tu cuerpo

Suplementos de la salud

El ácido fólico ayuda a prevenir defectos en el cerebro y la médula ósea del bebé. El hierro ayuda al crecimiento y el desarrollo del bebé y previene la anemia – o escasez de glóbulos rojos – en la madre. Para algunos expertos, el hierro también puede evitar el riesgo de nacimiento de un bebé con bajo peso.

3. Evita hábitos perjudiciales

3. Evita hábitos perjudiciales

Mantenerse lejos del alcohol, el tabaco y un peso excesivo debería ser el ABC de toda embarazada. Y si padeces algún tipo de enfermedad crónica como diabetes, afecciones cardíacas o respiratorias y estás tomando alguna medicación, consulta con tu médico ya que no todas son compatibles con el embarazo.

4. ¡Cuidado con los metales pesados!

4. ¡Cuidado con los metales pesados!

Mantente alejada de estas sustancias nocivas como el plomo y el mercurio. Los mismos se acumulan en el organismo y pueden aumentar el riesgo de abortos espontáneos, nacimientos prematuros e incluso ser capaces de afectar el normal desarrollo del bebé.

Miedos durante el embarazo

¿Dónde están los metales pesados?

Muchas pinturas suelen contener plomo, en especial las de las cerámicas artesanales, por eso no se deben emplear en la alimentación. El mercurio también puede estar en muchas variedades de pescado y el Gobierno recomienda que las mujeres embarazadas eviten consumir los que tienen alto contenido de este metal, como el pez espada, el tiburón y la caballa. Consumer Reports aconseja que las mujeres embarazadas no coman ninguna variedad de atún.

Precaución con los remedios caseros

Hay remedios latinos tradicionales como la greta, un polvo amarillento que se utiliza para curar el empacho y la indigestión, y el azarcón, una sustancia naranja también usada para tratar la indigestión, que tienen casi un 100 de plomo.

5. Prepara un plan para el parto

5. Prepara un plan para el parto

Anota tu fecha probable de parto y compártelo con tus proveedores de cuidados de salud y el personal del hospital. Y ten en mente un plan alternativo de respaldo, o "plan B", en caso de que las cosas no salgan según lo hayas planificado.

Síntomas más comunes del embarazo

¿Te ilusiona el parto en casa?

El Centro Nacional de Estadísticas de la Salud informa que en EE.UU. los nacimientos fuera del hospital aumentaron un 56%. Pasaron de un 0.87% en 2004 al 1,36% en 2012. En las mujeres hispanas, el porcentaje de nacimientos aumentó un 21%, y pasó de un 0.38% en 2004 al 0,46% en 2012. Según el Gobierno, en 1990 las mujeres hispanas tuvieron la más alta proporción de nacimientos fuera del hospital, y el menor índice en 2012.

Leche materna
6. Considera buscar la ayuda de una partera o una doula

6. Considera buscar la ayuda de una partera o una doula

Si tu embarazo es de bajo riesgo, tal vez puedas contratar a una partera certificada para las citas prenatales, el parto y los cuidados después de nacer el bebé. También te puede ayudar una asistente capacitada en partos o doula, que te dará la contención física y emocional tan necesaria en estos momentos.

7. Pide que den vuelta tu bebé si viene de nalgas

A los ocho meses ya no queda mucho lugar en el útero y el 97% de los bebés se ponen cabeza abajo para optimizar el uso del espacio. Pero algunos se quedan de nalgas o sentados, con la cabeza hacia arriba y las nalgas hacia abajo, y dificultan el parto natural. Si es el caso de tu bebé, consulta con el médico si se puede dar vuelta. Este procedimiento debe hacerse en el hospital.

¿Cómo se da vuelta un bebé?

¿Cómo se da vuelta un bebé?

Para evitar una probable cesárea, el médico puede intentar darlo vuelta presionando el abdomen de la embarazada. El procedimiento se llama versión cefálica externa o VCE y se puede hacer recién cuando el bebé está totalmente formado, a partir de las 37 semanas de gestación. Este procedimiento se debe hacer en el hospital.

8. Evita los ultrasonidos después de las 24 semanas

El ultrasonido prenatal o ecografía es una prueba no invasiva que se vale de ondas sonoras para crear una imagen del bebé, la placenta y el útero. A menos que haya una razón médica, estos estudios no proporcionarán información nueva en esta etapa, y pueden ocasionar una cesárea innecesaria.

9. Quédate en casa al inicio del trabajo de parto

Te sentirás mucho más cómoda y te ayudará a medida que éste avance. Usualmente no se necesita ir al hospital hasta que: A. Las contracciones sean fuertes y regulares, cada 5' y con 60" de duración. B. Hayas expulsado el tapón mucoso o moco con sangre. C. Hayas roto la fuente o D. Tengas entre 3 y 4 centímetros de dilatación.

Test casero revela tiempo de embarazo

Sé paciente con tu trabajo de parto

Deja que la naturaleza siga su curso natural; es posible que el nacimiento tome más tiempo del esperado. Si no está en riesgo la embarazada ni su bebé, es más saludable y más seguro que el trabajo de parto no se apresure. Pídale a alguien en quien confíes que comunique a los que te asisten cómo prefieres que sea elnacimiento de tu hijo.

10. Puja cuando estés lista

10. Puja cuando estés lista

Planea 5 o 6 estrategias para cuando ya se haya iniciado tu trabajo de parto, como caminar o darte un baño. Y cuando sea momento de pujar, confía en sus instintos: hazlo cuando estés lista, y no cuando alguien te lo diga.

¿Qué ocurre si se pasa la fecha de parto?

No te preocupes: la mayoría de los bebés nacen después de la fecha calculada, y se puede esperar hasta las 42 semanas. Luego, la placenta puede resultar escasa de nutrientes y oxígeno para el bebé o mezclarse materia fecal en el líquido amniótico, que el bebé puede aspirar. Es el momento de evaluar si inducir el parto o hacer una cesárea.

El tiempo que lleva recuperar tu cuerpo
Comparte tu opinión