Bayas de goji, por qué deberías sumarlas a tu dieta

Foto: ISTOCK

Hay un producto que cada día gana más terreno en las tiendas de alimentos naturales o de compras online: las bayas de goji. Este fruto asiático se usa desde hace miles de años, principalmente para mejorar la salud, longevidad y defensas. Además, es uno de los alimentos con mayor concentración de nutrientes y antioxidantes. Aquí te contamos todo lo que necesitas saber sobre él.

Fruto saludable

Estas bayas, también conocidas como cerezas del Tíbet o del Himalaya, son el fruto del Goji (Lycium barbarum), una planta que posee 8 de los 9 aminoácidos esenciales y de la que también se aprovechan sus raíces para fabricar medicamentos. Debido a su gran popularidad, se comenzó a estudiar sus frutos, encontrando fantásticos beneficios:

1. Buena para la piel

Estas bayas son ricas en un compuesto químico vegetal llamado betacaroteno, que normalmente se utiliza en las cremas para mejorar la salud de la piel, reducir su irritación, retrasar el impacto del envejecimiento celular y proteger contra los rayos ultravioletas.

Cómo cuidar la piel en casa
2. Buenas para la salud mental
Foto: ISTOCK

2. Buenas para la salud mental

Estudios en personas encontraron que beber el jugo de las bayas de goji podría mejorar la energía, salud digestiva y estado de ánimo. Los voluntarios de la investigación consumieron 120 ml. diarios, durante 2 semanas. Los resultados mostraron mejorías en sus sentimientos de calma y satisfacción, agudeza mental y capacidad para concentrarse.

Hobbies para cuidar tu salud mental

3. Fortalece la vista

Se halló que los adultos que bebían jugo de goji a diario durante 3 meses, experimentaron un incremento en sus niveles de zeaxantina. Este es un compuesto que se asocia con una protección contra las enfermedades oculares producto de la edad, ya que combate el estrés oxidativo de las células.

4. Protege el hígado

Uno de los principales usos de las bayas de goji en la medicina tradicional china era tratar enfermedades hepáticas. Para corroborar esto, distintas investigaciones realizaron estudios en ratones, encontrando que uno de sus compuestos, los polisacáridos, podrían prevenir el hígado graso causada por el alcohol. También se trabajó con células humanas, dónde el compuesto inhibió la actividad tumoral.

Consejos para "limpiar" el hígado

5. Contra el cáncer

Las bayas de goji tienen altos niveles de antioxidantes, como carotenoides, vitamina C o zeaxantina. Estos cumplen un rol importante a la hora de neutralizar la presencia de los radicales libres en nuestro organismo, moléculas inestables que pueden afectar las estructuras celulares sanas y, entre otras cosas, favorecer la aparición del cáncer.

6. Mejora las defensas
Foto: ISTOCK

6. Mejora las defensas

Al igual que otras bayas, como las fresas, moras y frambuesas, las de goji son ricas en vitaminas A y C, esenciales para reforzar nuestro sistema inmunológico y así, prevenir enfermedades. Además, su rico contenido de antioxidantes no solo inhibe a los radicales libres, sino que mantiene bajo control a la inflamación.

10 alimentos que mejoran tus defensas

7. Controla de la diabetes

Tradicionalmente, las bayas de goji se han utilizado para reducir los niveles de azúcar en sangre y así controlar los síntomas de la diabetes. También existe evidencia científica, aunque preliminar, que halló que este fruto tendría efectos hipoglucemiante.

Consejos para evitar la diabetes tipo 2

8. Reduce el colesterol

El colesterol es una de las principales causas del desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Las bayas de goji, gracias a que contienen compuestos como el betasitosterol, reducirían su presencia. A su vez, sus efectos antioxidantes evitarían que este se oxide y forme placa, obstruyendo las arterias.

Alimentos que combaten el colesterol
Cómo consumirlas
Foto: ISTOCK

Cómo consumirlas

Es muy sencillo consumir estas bayas, que, al igual que con cualquier otro fruto seco, puedes incorporarlas a tus batidos, yogures o ensaladas. Incluso puedes usarlas para sumar dulzor en tus comidas. Lo especialistas indican que lo importante es mezclarlas con alimentos complementarios, como avena, arándanos, nueces, rúcula o tomates, para desarrollar una dieta sana y equilibrada.

Efectos secundarios

Aunque pocos, existen casos en que estas bayas pueden interactuar con ciertos medicamentos, específicamente aquellos para la diabetes, la presión arterial o anticoagulantes. También se registraron casos de insomnio y dolores de estómago. Tampoco se recomienda su consumo a las mujeres embarazadas o en período de lactancia y a las personas que tienen alergia al polen.

Fuentes consultadas

American Botanical Council, Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Departamento de Agricultura de Estados Unidos, ThePlantList.

Comparte tu opinión