Las mejores fiestas junto a un enfermo de Alzheimer

Fiestas, alegrías y tristezas

Las fiestas no siempre son sinónimo de alegría y diversión. Para algunos puede ser un período del año de tristeza y tensión, particularmente para las personas que tienen Alzheimer y otros tipos de demencia y sobre todo, para las personas que los cuidan y atienden.

Los 10 mitos del Alzheimer
Fiestas, alegrías y tristezas
Crédito:Thinkstock

Cambios estresantes

Las luces, los ruidos, la aceleración en general que sufrimos todos en estos días, pueden ser muy estresantes y poner nerviosos y agitados a los pacientes con Alzheimer, explica Amy Chick, vocera y especialista de la oficina oficina de Wausau de la Asociación de Alzheimer. Según la experta, un cambio en la rutina a estos pacientes los puede preocupar y hacer sufrir.

Famosos con Alzheimer
Cambios estresantes
Crédito:Thinkstock

Minimizar las situaciones confusas

Por otra parte, también sucede que los familiares y seres queridos quieren pasar tiempo con la persona enferma durante la época de las fiestas e incluirlos en las celebraciones, lo cual puede acarrear otra serie de dificultades para la persona enferma, que puede sentirse desconcertada y confundida, así como también para sus cuidadores.

¿Envejecimiento o Alzheimer?
Minimizar las situaciones confusas
Crédito:Thinkstock

Evitar la frustración y las reacciones agresivas

Los pacientes con demencia reaccionan diferente ante las mismas circunstancias. El Alzheimer es una enfermedad que afecta a las personas en forma diferente y no todos los pacientes con Alzheimer tienen los mismos síntomas. Muchas veces la confusión y la falta de memoria típicos de la enfermedad provocan frustración en el enfermo. Conocer bien el desarrollo de la enfermedad y prever estas frustraciones pueden ayudar al enfermo a manejar su agresividad.

Alimentos que ahuyentan el Alzheimer
Evitar la frustración y las reacciones agresivas
Crédito:Thinkstock

Ser realista

Por otra parte, la época de las fiestas es también un momento de recuerdos y balances y cuando tenemos cerca un familiar con esta enfermedad, recordar puede ser muy doloroso. Sin embargo, con una percepción realista y no muy pretenciosa, las fiestas junto a un enfermo de Alzheimer también pueden ser un momento de esparcimiento y armonía familiar.

10 tips para rescatar tu memoria
Ser realista
Crédito:Thinkstock

Preparen las cosas juntos

Una de las formas de incluir y hacer participar al enfermo de Alzheimer en la fiestas es preparar cosas juntos: regalos, comidas, la casa. Por ejemplo, si vas a cocinar, puedes aprovechar la ocasión para darle una tarea sencilla y concreta como puede ser revolver una mezcla, algo que favorezca la concentración más que pensar en el resultado final.

En México luchan contra el Alzheimer
Preparen las cosas juntos
Crédito:Thinkstock

Una decoración de la casa sencilla

Las luces de colores fuertes, llamativas e intermitentes típicas de la Navidad pueden ser un factor de desconcentración y desorientación para un enfermo de Alzheimer. Mantén una decoración simple, con pocas luces y adornos delicados. También es recomendable evitar el exceso de azúcar y en general, las comidas con poco valor nutritivo.

Curso acelerado para mejorar la memoria
Una decoración de la casa sencilla
Crédito:Thinkstock

Una fiesta tranquila

Intenta tener una fiesta sin demasiado ruidos ni exaltaciones. La música, la conversación, la comida, todo agrega ruido y estímulos al evento. Para los pacientes con Alzheimer no hay nada como la tranquilidad y el silencio, mantén eso en mente y cuando lo veas cansado, dale la posibilidad de acostarse e ir a dormir.

Una fiesta tranquila
Crédito:Thinkstock

Las fiestas fuera de casa

Si la persona con Alzheimer está internada en una institución, debes considerar que para muchos de estos pacientes, salir a la calle conlleva un estrés adicional capaz de causar ansiedad y temor. En lugar de promover un cambio, considera llevar a cabo una pequeña celebración familiar íntima en el lugar de la internación. También puedes considerar acompañar al paciente a alguna de las actividades que la institución seguramente tendrá preparadas.

Las fiestas fuera de casa
Crédito:Thinkstock

¿Visitas? Menos es más

Minimiza el tráfico de visitas por la institución, organízalas para que no vayan todos al mismo tiempo o el mismo día. Aún si tu ser querido no está en condiciones de identificar quién es quién en la familia, dos o tres rostros familiares pueden ser bien llevados. Sin embargo una reunión de 9 o 10 personas puede ser desbordante.

¿Visitas? Menos es más
Crédito:Thinkstock

La mejor hora del día

En general, los pacientes con Alzheimer se encuentran más descansados y mejor predispuestos a la mañana o a la hora del almuerzo, que a la tarde o a la noche. Agenda las visitas para esos momentos, recomienda la Clínica Mayo de Nueva York.

La mejor hora del día
Crédito:Thinkstock

Cuídate

Si tienes un familiar con Alzheimer, debes cuidarte a ti mismo también. Recuerda que no puedes con todo. Decide cuál de las fiestas es más importante para ti y enfócate en esa. Simplifica las cosas, busca metas realistas y objetivas e intenta disfrutar.

Cuídate
Crédito:Thinkstock

Aprender a delegar

Si eres de los que se echan todo al hombro, durante las fiestas puede ser una buena época para delegar y compartir algunas responsabilidades en relación al familiar enfermo. Pide y acepta la ayuda de los demás y busca alguien que se quede con el paciente con Alzheimer si tienes alguna celebración en otro lado.

Aprender a delegar
Crédito:Thinkstock

Confía en tus instintos

Si cuidas a un familiar con Alzheimer, confía en tus instintos y organiza las fiestas como mejor te parezca. Nadie mejor que tú para saber qué cosas le gustan o lo alteran, qué comidas prefiere. Intenta evitar todo el estrés innecesario de las fiestas y conéctate con lo de que deberían ser: un momento de disfrute y celebración.

Confía en tus instintos
Crédito:Thinkstock
Comparte tu opinión