La mamá que perdió sus recuerdos por un ataque cerebral

Un viaje en el tiempo

Un viaje en el tiempo

Sarah Thomson, de 32 años, sufrió un ataque cerebral y cayó en coma durante 10 días, y al despertar sus recuerdos se habían borrado: creía tener 19 años, y no recordaba a su esposo ni a sus hijos. Descubre cómo esta mujer ha ido recuperando sus recuerdos, y mira algunas complicaciones de los ataques cerebrales y cómo prevenirlos.

Famosos que han sufrido un ataque cerebral
Un dolor nada usual

Un dolor nada usual

En noviembre del 2011, Sarah estaba revisando unas fotografías en su computadora cuando sintió una pequeña explosión en la nuca. "De repente mi visión se empezó a nublar, así que me fui a la cama. De esa ocasión, lo último que recuerdo es haber estado en una ambulancia", comentó Sarah en una entrevista.

¿Cómo saber si estás padeciendo un ataque cerebral?
Problemas en el último piso

Problemas en el último piso

Sarah Thomson tenía una malformación en las arterias de su cerebro; este defecto provocó que una arteria se rompiera, causándole un ataque cerebral hemorrágico. Para tratarla, los médicos tuvieron que operarla de emergencia, para drenar la sangre de su cerebro y retirar la malformación. Luego de la operación, Sarah estuvo en coma durante 10 días.

Secretos sobre cómo funciona el cerebro
¿Qué es una malformación arteriovenosa?

¿Qué es una malformación arteriovenosa?

Según la Biblioteca Nacional de Medicina, una malformación arteriovenosa (como la que tenía Sarah) es un problema congénito en el que las venas y arterias del cerebro se conectan de manera inadecuada. Esta condición eleva el riesgo de ataque cerebral al propiciar la formación de coágulos o el rompimiento de alguna arteria.

Médicos evitaron que el cerebro de un niño explotara
Un mundo nuevo

Un mundo nuevo

El coma había borrado 14 años de recuerdos de la mente de Sarah, por lo que al despertar, estaba convencida de tener 19 años y estar en 1998. "Pensaba que mis hijos eran los niños de alguien más, y creía que mi marido era parte del personal de hospital", narra Sarah. Fue una gran impresión saber que ellos eran su familia, pero hubo aun algo más impactante: "Yo creía tener 19, pero cuando me miré en el espejo me vi tan envejecida. Fue un shock".

Una bebé sufrió un ataque cerebral antes de nacer
Recolectando memorias

Recolectando memorias

Sarah cuenta que revisó muchos videos y fotografías, para descubrir cómo antes, e incluso tuvo que enamorarse otra vez de su marido. Sin embargo, ella reconoce que, más que excavar en el pasado, debe mirar hacia el futuro: "Debo afrontar lo que pasó, y cultivar nuevos recuerdos más que sólo centrarme en recuperar los viejos".

¿Qué hacer para combatir la pérdida de memoria?
Complicaciones de un ataque cerebral

Complicaciones de un ataque cerebral

De acuerdo con Dr. Salvador Cruz-Flores, de la American Heart Association (AHA), "La mayoría de los pacientes de ataque cerebral sobrevive, sin embargo, suelen padecer diversas complicaciones, debido al daño que sufre el cerebro. La gravedad y el tipo de la complicación dependen de área del cerebro afectada y la seriedad del ataque".

Problemas cognitivos y de memoria

Problemas cognitivos y de memoria

Del mismo modo que Sarah, muchos pacientes que sufren un ataque cerebral experimentan pérdida de memoria y otros problemas cognitivos. No obstante, de acuerdo con la Clínica Mayo, las capacidades cognitivas y la memoria pueden recuperarse en parte con rehabilitación.

¿Cómo es la rehabilitación luego de un ataque cerebral?
Parálisis

Parálisis

La parálisis en un lado del cuerpo es una de la complicaciones más comunes, según informa el National Institute of Neurological Disorders and Stroke (NINDS). Sin embargo, la institución destaca que en ocasiones los pacientes pueden beneficiarse de la fisioterapia.

Problemas para comunicarse

Problemas para comunicarse

Según el NINDS, cerca del 25% de los pacientes con ataque cerebral sufren de afasia: problemas para expresarse a través del habla o la escritura, o para entender lo que otros intentan comunicarle. Diversas terapias pueden ser de ayuda para estos pacientes, al permitirles recuperar su capacidad de expresarse y socializar.

La clave del amor se encuentra en el lenguaje
Cambios de comportamiento

Cambios de comportamiento

Aunque es consciente de sus 32 años, Sahara asegura sentirse en ocasiones mucho más joven: "Me siento un poco como una adolescente. Me acabo de teñir el pelo de colores, y a veces soy muy temperamental. Mi familia ha tenido que adaptarse a mi nueva yo". Según la Clínica Mayo, el daño que sufre el cerebro puede provocar que los pacientes se comporten distinto, pueden volverse introvertidos y apáticos o, por el contrario, impulsivos.

Yoga ayudaría a adolescentes problemáticos
¡Que no te afecte!

¡Que no te afecte!

Ser joven no te salva de un ataque cerebral: Sarah tenía 31 años cuando sufrió uno, y cada vez más jóvenes los padecen: "En los últimos 13 años se han duplicado los ataques cerebrales en gente de entre 15 y 44 años", comenta Dra. Mary George, de los los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Por eso, conoce algunas medidas para prevenirlos.

Cambios para prevenir un ataque cerebral
Una buena dieta

Una buena dieta

Para el Dr. José Vega, de la Universidad Columbia, "Una alimentación rica en vegetales y fibra, y reducida en grasas saturadas y sal mantendría nuestra salud vascular y evitarían otras condiciones relacionadas con los ataques cerebrales, como la obesidad o la hipertensión".

Cítricos previenen ataques cerebrales
Peso saludable

Peso saludable

"El sobrepeso y la obesidad afectan la salud de diversas maneras, elevando el riesgo de ataque cerebral hasta en un 64%", asegura el Dr. Pasquale Strazzullo, de la Universidad de Nápoles, en Italia. "Controlar el peso o perder algunas libras, si es el caso, serían medidas ideales para prevenir los ataques cerebrales".

10 ideas para perder peso fácilmente
¡Muévete!

¡Muévete!

El ejercicio regular ayudaría a reducir la presión arterial, así como el colesterol, y fortalecería tu sistema cardiovascular, todo lo cual sería útil para reducir de manera significativa tu riesgo de ataques cerebrales, informa la Clínica Mayo.

Super-mamá enseña a hacer ejercicio en familia
Controla tu salud

Controla tu salud

La presión arterial alta, la diabetes o el colesterol alto son factores de riesgo importantes de los ataques cerebrales. Si tú padeces alguna de estas condiciones, es importante que hagas los cambios necesarios en tu estilo de vida para mantenerlas bajo control.

10 pasos para una vida más saludable
Adiós al tabaco

Adiós al tabaco

Fumar duplicaría el riesgo de sufrir un ataque cerebral, según informa la National Stroke Association. Esto se debería a que el tabaco favorecería la formación de coágulos, y a que dañaría las arterias, al propiciar que se vuelvan estrechas y rígidas. Sin embargo, al dejar de fumar, el riesgo se reduciría significativamente.

Cinco claves para dejar el cigarro
Comparte tu opinión