Qué beneficios tiene para la salud beber jugos verdes

En los últimos años, celebridades, blogueros y amantes de la comida en general comenzaron a difundir a los "jugos verdes", bebidas que sintetizarían las propiedades de vegetales, hierbas y frutas, ofreciendo de forma sencilla distintos beneficios para la salud. Conoce aquí sus principales ingredientes, bondades y qué precauciones tomar.

Foto: ISTOCK
Popularmente se categoriza como "jugos verdes" a las bebidas elaboradas a partir del jugo de vegetales o hierbas verdes. Puedes prepararlos mezclando kale, apio, brócoli, pepino, perejil, o menta, entre otros. Debido a que suelen tener un sabor amargo, muchas veces se les agregan frutas (sean verdes o no) para saborizarlos, como kiwi, limón, toronja o bayas.

A partir de la combinación de sus jugos, se consigue agrupar muchas de las propiedades de distintos alimentos de una forma práctica para ser consumidas. Los jugos verdes se destacan por ser ricos en vitaminas A, B, C, y E, antioxidantes, fibra, minerales, como calcio, hierro, magnesio y potasio, clorofila y proteínas. Esta combinación nutritiva se asocia con muchas bondades para la salud:

Desintoxicantes

La hinchazón, dolor e incomodidad general pueden ser síntomas de que nuestro estómago necesita una desintoxicación. Los jugos verdes se alzan como opciones ideales para lograrlo ya que son ricos en fibra y antioxidantes, que favorecen la eliminación de toxinas y estimulan el desarrollo de bacterias intestinales "buenas".
Alimentos para desintoxicar el estómago
Desintoxicantes
Foto: ISTOCK

Digestivos

Por su gran contenido de fibra, los jugos verdes se toman para mejorar el proceso digestivo. Esta sustancia favorece el tránsito intestinal, añade volumen a las heces (facilitando su eliminación) y aumenta la absorción de nutrientes. Además, estas bebidas tienen compuestos que estimulan la producción de bilis, y evitan la formación de cálculos biliares.

Aumentan las defensas

La clorofila, el pigmento que da su distintivo color a las frutas y vegetales verdes, es una sustancia muy estudiada por sus potenciales beneficios para mejorar el funcionamiento del sistema inmunitario, previniendo así, daños o infecciones. Los jugos verdes también son ricos en minerales y antioxidantes que favorecen la renovación celular, y así, muchas funciones básicas del cuerpo.

Mejoran la circulación

Por su rica composición en vitaminas y minerales, se recurre a los jugos verdes para cuidar la salud cardiovascular. Poseen propiedades antiinflamatorias, mejoran la circulación sanguínea al dilatar los vasos sanguíneos, tienen efectos anticolesterol (evitando la concentración y obstaculización por placa) y disminuyen el riesgo de enfermedades del corazón.

Purifican la sangre

Gracias a que fomenta la oxigenación y la circulación sanguínea, el consumo de jugos verdes permite que todos nuestros órganos funcionen correctamente. Esto puede traducirse en beneficios que van desde una mejor capacidad cognitiva o mayores niveles de energía, hasta una buena salud cutánea o del cabello.

Radicales libres: cómo afectan al cuerpo
Purifican la sangre
Foto: GETTY IMAGES

Acción anticancerígena

Los radicales libres son moléculas inestables que alteran las estructuras celulares sanas, favoreciendo la aparición de enfermedades crónicas, incluido ciertos tipos de cáncer. Recientes investigaciones coindicen que el consumo de jugos verdes junto a una alimentación saludable es de gran ayuda para garantizar dosis de antioxidantes al organismo, y así aplacar el estrés oxidativo.

Precauciones

Si bien estos jugos sintetizan las propiedades de los alimentos que se utilizan para prepararlos, cuando se vuelven el centro de la dieta y se descuida otros hábitos de vida importantes, se pueden sufrir graves consecuencias. Entre las principales se halla: rápidos descensos de peso, alteraciones en el metabolismo, desequilibrio hormonal e incluso intoxicaciones.

Recuerda:

No existen las soluciones mágicas, y los jugos verdes, por sí mismos, no prevendrán ni resolverán tus problemas de salud. Los expertos explican que deben ser considerados como complementos de un estilo de vida saludable, que incluya dormir correctamente en horarios regulares, tomar suficiente líquido, no saltearse comidas, evitar los alimentos procesados, fritos o grasos y hacer ejercicio.
Recuerda:
Foto: ISTOCK

Fuentes consultadas:

Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Departamento de Agricultura de EE. UU., Institutos Nacionales de Salud, Instituto Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.
Comparte tu opinión