Espelta, ¿un sustituto del trigo?

Foto: ISTOCK

Puedes confundirla con granos de trigo, pero se trata de una variante llamada espelta. Según muchos profesionales, este alimento compartiría muchas de las propiedades del trigo, aunque presentando un mayor nivel nutritivo. Aquí te contamos todo sobre este alimento que cada vez es más elegido por los consumidores.

Qué es la espelta
Foto: ISTOCK

Qué es la espelta

Se la conoce como escaña o escanda mayor y pertenece a la familia del cereal Triticum (trigo). Diferentes fuentes sitúan las primeras cosechas de espelta hace 7,000 años, aunque hace solo más de 100 que arribó a EE. UU. Se diferencia del trigo por poseer una cáscara más fuerte, motivo que redujo su producción ya que dificulta su cosecha a los productores.

Hierba de trigo, un superalimento digest

Cómo se consume

Puedes incorporarla a la dieta de la misma manera que lo haces con el trigo, ya que se consiguen harinas, o productos preenvasados, como pastas, masas y galletas. La principal diferencia que notarás es un ligero sabor a nuez. También puedes lavar bien los granos y comerlos como guarnición o cereal.

Beneficios
Foto: ISTOCK

Beneficios

Además de su versatilidad a la hora de prepararla o comerla, la espelta presenta otras ventajas en comparación al resto de los cereales. Por ejemplo, es más rica en proteínas, fibra, carbohidratos y vitaminas. Este coctel permite que su consumo ofrezca los siguientes beneficios:

1. Mejora la salud cardíaca

El consumo de fibra y granos integrales se encuentra asociado a un menor riesgo de enfermedad cardiovascular y coronaria. Los profesionales también vinculan el rico contenido de la espelta con menores niveles de presión arterial y colesterol.

5 enemigos que dañan el corazón
2. Controla el peso
Foto: ISTOCK

2. Controla el peso

Al igual que sucede con los alimentos ricos en fibra, la espelta ayudaría a mantener un peso saludable. Esto se debe a que fomenta los movimientos intestinales y la absorción de nutrientes. Además, promueve una sensación de saciedad y agrega volumen a las heces, facilitando su transporte.

Las mejores formas de bajar de peso

3. Contra la diabetes

El trigo sarraceno es una opción conocida para controlar los niveles de azúcar en sangre por su alto contenido de fibra y aminoácidos. Esta propiedad se mantendría al consumir espelta, llegando a potenciarse debido a la mayor concentración que posee de estos nutrientes. Los expertos señalaron que este efecto se podría apreciar al consumir 2 porciones diarias de sus granos integrales.

8 pasos para controlar la diabetes
4. Estimulante natural
Foto: ISTOCK

4. Estimulante natural

Muchos expertos aseguran que el importante contenido de vitaminas y minerales de la espelta, especialmente de B1, B2, B3, B5, B6, B8, B9, B12, favorecerían el estado físico. Esto se debe a que estimulan el metabolismo transformándose en energía, y así, mejoran el rendimiento. Por este motivo, se recomienda consumirla antes de realizar ejercicio.

10 ejercicios para 10 necesidades
5. Buena para las hormonas
Foto: ISTOCK

5. Buena para las hormonas

La espelta es rica en niacina, una forma de la vitamina B3 que se encuentra en otros alimentos como levadura, leche, huevos o carne. Esta cumple un rol esencial en el funcionamiento de las glándulas suprarrenales, especialmente en la regulación de hormonas sexuales.

Otros usos

Aunque no existe evidencia sólida, se cree que los minerales de la espelta podrían mejorar el desarrollo del tejido óseo y prevenir enfermedades como la osteoporosis. Además, posee importantes niveles de tiamina o vitamina B1, que podría fortalecer el sistema inmune a partir de mejorar la defensas.

5 pasos para fortalecer tus huesos

Precauciones

Debido a que tiene gluten, se recomienda que las personas que padezca intolerancia a esta proteína, o enfermedad celíaca, eviten el consumo de espelta. Esta alerta también se extiende a personas que padezcan enfermedades digestivas como colon irritable o enfermedad de Crohn, de lo contrario pueden sufrir migrañas y dolores musculares.

Fuentes consultadas

Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Departamento de Agricultura de EE. UU., PubMed.

Comparte tu opinión