Curiosidad, el “plus” que tu salud necesita

Sirve de algo bueno
Crédito:Shutterstock

Sirve de algo bueno

La curiosidad después de todo no mató al gato, al contrario, lo hizo más saludable. ¿Sabes de qué hablamos? Fortalecer relaciones sociales, ayudarte a ser una persona más preparada o superar la ansiedad son algunos de los beneficios que puede aportarte el ser un poco entrometido. Conoce todos detalles a continuación.

Curiosidad = mejores estudiantes

Curiosidad, el estado a alcanzar

Es el deseo de conocer o alcanzar aquello que no se sabe. Es un poder oculto que nos permite crear una apertura a experiencias desconocidas, sentando las bases para mayores oportunidades para percibir el descubrimiento, la alegría y el placer. Eso y mucho más es la curiosidad.

1. Ayuda en relaciones sociales

Como si se tratara de alguna especie de vitamina, ser curioso te ayudará a fortalecer tu vida social, pues si muestras interés por saber cómo se encuentran tus amigos, lo más seguro es que ellos disfrutarán pasar tiempo contigo, eso fue lo que explicó en un boletín de la Universidad de Pennsylvania el Dr. Ben Dean.

Fobia social
Aprendan de los curiosos
Crédito:Shutterstock

Aprendan de los curiosos

“Los curiosos a menudo se consideran buenos oyentes y conversadores”, considera Dean. “En las primeras etapas de una relación tendemos a hablar de nuestros intereses o aficiones. Los curiosos tienden a traer la diversión y la novedad en las relaciones”, agrega.

2. Hay más salud

Un estudio publicado en 1996 por Psychology and Aging, reveló tras analizar durante cinco años a más de 1,000 adultos de entre 60 y 86 años que aquellos que fueron catalogados como “curiosos” tenían más probabilidades de seguir con vida, incluso, a pesar de tener en cuenta su edad avanzada, su adicción al cigarro o alguna enfermedad.

Vida saludable

Increíble hallazgo

Según los investigadores, la disminución de la curiosidad suele asociarse como un signo inicial de enfermedades neurológicas y deterioro de la salud. Por fortuna, han habido señales muy prometedoras que estimular este sentido podría revertir algunos de los problemas mencionados en ciertos adultos.

3. Protege tu cerebro

Ser todo un indiscreto, fisgón, entrometido y hasta impertinente, también le hará un gran favor a tu cerebro, pues al encontrarse éste constantemente activo lo alejará de ciertos males, así lo considera el profesor de neurología de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota David Knopman.

Comidas para la concentración
Explotando el cerebro
Crédito:Shutterstock

Explotando el cerebro

“Mantener tu cerebro estimulado mentalmente es la clave para toda la vida. Si uno puede permanecer intelectualmente activo y estimulado durante toda la vida útil, esto lo podrá proteger contra la demencia cuando tenga una edad avanzada”, comentó Knopman.

4. Contra la ansiedad

Es normal que te encuentres nervioso previo a tener una cita amorosa. No obstante, tu curiosidad y entusiasmo por conocer a alguien atractivo podrían echar tus ansiedades en segundo plano, ¿lo habías notado?

Vence tu ansiedad

Ansiosos a estudio

El psicólogo Todd Kashdan se encargó se realizar un estudio, el cual fue publicado en Journal of Anxiety Disorders, donde concluyó que las personas socialmente ansiosas que experimentan altos niveles de curiosidad pueden llegar a olvidar parte de su comportamiento, mismo que si no es atendido podría llegar a ser destructivo.

5. Mejoraría tu vida sexual
Crédito:Shutterstock

5. Mejoraría tu vida sexual

Según la Dra. Serena McKenzie, cuando existe cierta tensión y hasta frustración en la vida sexual de una pareja, ser curiosos y experimentar con otras maneras de reencender la llama de la pasión puede salvarlos este complicado escenario. Además de la curiosidad, la comunicación también jugará un papel fundamental.

Mejora tu vida sexual

6. Más felicidad

Sabiendo darle un buen uso a la curiosidad, ésta nos puede llevar a sentirnos más felices. De acuerdo con el libro de Kashdan, “Descubre el ingrediente que falta para llevar una vida plena” las personas que tienen inquietud por experimentar nuevos retos en su vida son bien recompensadas con dosis de alegría.

¿Cómo es esto?

Kashdan explica que “los exploradores curiosos se sienten cómodos con los riesgos de asumir nuevos retos”. Esto quiere decir, que en lugar de dejarnos llevar por la duda e incertidumbre, lo mejor es tratar de ver nuestra vida como una búsqueda placentera de descubrir, aprender y crecer.

Alimentos que dan felicidad
Curiosos, pero felices
Crédito:Shutterstock

Curiosos, pero felices

En 2010 la encuestadora Gallup dio a conocer dos factores que, de acuerdo a las más de 130,000 personas de 130 países que se entrevistaron, son cruciales para que se tenga un mayor disfrute en un día determinado: “poder contar con alguien en busca de ayuda”, y “tratar de aprender algo nuevo”. Ambos factores apoyados en la curiosidad.

7. Permite hallar la verdad
Crédito:Shutterstock

7. Permite hallar la verdad

El curioso no se conformará nunca con tener una respuesta. Si no le satisface hará todo lo posible, valiéndose de las herramientas disponibles, para encontrar la verdad por sí mismos. Luego de profundizar en los detalles y de terminar su labor como detective, algunas investigaciones sugieren que se encuentra una sensación de serenidad.

Drogas de la inteligencia

8. Más inteligencia

La misma inquietud de saber cómo funciona algún aparato, sistema o una teoría te hará interesarte más por un tema que el resto de las personas. Un estudio publicado en la revista Neuron encontró que es mucho más fácil aprender cosas cuando nuestra curiosidad se encuentra despierta.

Tip de aprendizaje
Crédito:Shutterstock

Tip de aprendizaje

Si en tus momentos de estudio estás tratando de aprender algo sin tener éxito, se sugiere prender la televisión 10 minutos en tu programa favorito. Esto te dará descanso, pero también estimulará el centro de placer en tu cerebro. Cuando vuelvas al estudio tu cerebro estará más dispuesto a aprender. ¿Sabes por qué?

Con trastornos de aprendizaje
Buscando la curiosidad
Crédito:Shutterstock

Buscando la curiosidad

De acuerdo con la página Lifehacker, el “truco” para que lo anterior funcione consiste en buscar manera de conectar las cosas poco interesantes que se tienen que aprender con algo que es curioso y emocionante. Eso sí, al final no permitas que tus 10 minutos de televisión se conviertan en toda la programación del día.

Comparte tu opinión