Qué alimentos evitar para tener dientes más blancos

Muchos factores hacen que nuestros dientes se vayan poniendo amarillos, como la edad, el tabaquismo o el consumo de ciertas bebidas o alimentos. Incluso algunos antibióticos, como la tetraciclina o el exceso de flúor, también causan manchas y decoloración. Aquí puedes conocer opciones para mantener tus dientes blancos.

Foto: ISTOCK

Apio, manzana y zanahoria

Al ser crujientes, el apio, la manzana y la zanahoria aumentan la producción de saliva, que actúa como un agente limpiador natural disminuyendo la acidez de la boca. El ácido debilita el esmalte y lo hace más proclive a las manchas. Estos alimentos también combaten las bacterias que causan mal aliento, y ayudan a remover el sarro.

Beneficios de incluir zanahorias
Apio, manzana y zanahoria
Foto: ISTOCK

Cuidado con los frutos rojos

Las bayas son deliciosas y están repletas de propiedades saludables, sin embargo, su alta pigmentación dificulta mantener una dentadura blanca. Una buena forma de obtener antioxidantes sin manchar tus dientes es optar por frutas como la toronja, el melón, o la coliflor, que además de ser sabrosas y nutritivas, no tiñen los dientes.

Agua mineral

Tras una sesión de ejercicios, muchas personas recurren a bebidas deportivas para hidratarse. Los especialistas desaconsejan esa práctica, ya que contienen ácidos capaces de corroer el esmalte y producir manchas. Además, están elaboradas con pigmentos que pueden resultar contraproducentes para tu sonrisa. Por eso, recurre a la siempre confiable y saludable agua mineral.

Usar sorbetes

Al beber tragos coloridos es mejor hacerlo con sorbete, para que el líquido esté menos tiempo en contacto con los dientes. Si la bebida es muy ácida, deberás enjuagarte la boca con agua y esperar 30 minutos para lavarte los dientes: el ácido ablanda el esmalte y el cepillo podría dañarlo.

Usar sorbetes
Foto: ISTOCK

Mejor salsas de color claro

Al elegir una salsa, las más pálidas y sin pigmentos son aconsejables para mantener la blancura de los dientes. Las rojas como la de tomate, o las más oscuras como soja o curry contienen pigmentos que pueden manchar los dientes. Para evitar riesgos, es mejor enjuagarse enseguida luego de comerlas.

Lácteos y quesos duros

El consumo de queso, leche y otros lácteos sería beneficioso para mantener una dentadura blanca, ya que el calcio neutraliza el exceso de acidez, que deteriora el esmalte y lo hace más susceptible a las manchas o cambios de color. Los quesos duros también ayudarían a remover el sarro.

Estos son los alimentos con más calcio

Chicle o goma de mascar

El uso de goma de mascar favorece la salivación, que actúa como limpiador natural. Pero hay que elegir de colores claros, sin azúcar y con xylitol, un alcohol vegetal que endulza y neutraliza el pH que afecta la placa dental. Recuerda, un entorno menos ácido reduce las caries y la pigmentación.

Chicle o goma de mascar
Foto: GETTY IMAGES

Caramelos o dulces sin azúcar

Los caramelos promueven la producción de saliva, que al ingresar en los intersticios de la dentadura actúa como un limpiador natural. Hay que elegirlos sin azúcar para no favorecer el desarrollo de bacterias. Y por supuesto, evitar los de colores brillantes porque sus pigmentos manchan los dientes. Tanto en este caso como con la goma de mascar, la moderación es esencial.

Precauciones

Las frutas de colores fuertes como arándanos, cerezas, moras y granadas son saludables, pero contienen pigmentos que colorean el esmalte de los dientes. Como tienen un alto contenido de antioxidantes beneficiosos para el organismo, no hay que erradicarlas de la dieta sino consumirlas con moderación.

Café, tés e infusiones, cómo tomarlos

Las bebidas como café y té, en especial el negro, contienen sustancias capaces de corroer y pigmentar el esmalte. Se ha demostrado que incluso las infusiones de hierbas, como el té verde y hasta el blanco, pueden manchar los dientes. Por eso lo aconsejable es enjuagarse la boca después de tomarlos. En la mañana se recomienda lavar los dientes después de tomar café. Una cepillada fuerte antes de cualquier infusión dejará los dientes más expuestos a las manchas.

¡Cuidado con el vino!!

Así como un mantel que se mancha con vino tinto es difícil de limpiar, lo mismo ocurre en el esmalte de los dientes, ya que contiene taninos y pigmentos muy intensos. El vino blanco, si bien no posee esos pigmentos, tiene mayor acidez y afecta el esmalte de los dientes en igual medida. Enjuagar bien los dientes después de tomar cualquier tipo de vino.

¡Cuidado con el vino!!
Foto: ISTOCK

¿Las sodas de dieta también manchan?

Las sodas y bebidas carbonatadas contienen sustancias ácidas y "colorantes" que manchan los dientes. Las gaseosas sin color también son inconvenientes, por sus saborizantes y acidez, suficientes para corroer el esmalte. Incluso se suele comparar la acidez de algunas de estas bebidas con la de una batería de auto.

Fuentes consultadas

Asociación Estadounidense de Higienistas Dentales, Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Departamento de Agricultura de EE. UU., Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial, Instituto Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.

Comparte tu opinión