Consejos para eliminar los malos olores de la cocina

Foto: GETTY IMAGES

Nuestra cocina puede verse invadida por diferentes olores, provenientes del refrigerador, horno, lavavajillas o cubo de la basura. Si bien existe una gran variedad de productos de limpieza para eliminarlos, puedes optar por alternativas naturales efectivas, menos tóxicas y más seguras, en especial si vives con niños. Aquí te las mostramos:

Qué son los olores

El olor es una sensación que surge al detectar un estímulo, que se produce a partir de la mezcla de gases, vapores y polvo, mediante el sistema olfativo. Cuando ese estímulo no puede ser percibido por el olfato, se considera inodoro. También suele llamarse fragancia o aroma a los olores agradables. Si sientes olores molestos en tu cocina, puedes neutralizarlos con las siguientes opciones:

1. Bicarbonato de sodio

También llamado bicarbonato sódico, carbonato ácido de sodio o bicarbonato de soda, es un compuesto cristalino de color blanco con un leve sabor amargo y salado. Debido a que puede liberar dióxido de carbono cuando entra en contacto con sustancias ácidas, se convirtió en un ingrediente esencial para fabricar refrescos, masas y productos de limpieza.

Usos del bicarbonato de sodio

Cómo usarlo

Puedes espolvorearlo en el fondo de la bolsa de basura, o mezclarlo con agua y algo de limón para fregar superficies olorosas en el horno o lavavajilla (dejándolo actuar entre 5 y 10 minutos). Para esta última acción, se aconseja usar un cepillo y guantes, para evitar que tus manos se resequen. También puedes dejar una caja abierta en el interior del refrigerador para absorber el mal olor.

2. Vinagre

El vinagre comúnmente se usa para condimentar ensaladas, sin embargo, es un ingrediente que también puede resultar de ayuda en el cuidado del hogar. Esto se debe a que, por su composición ácida, funciona como un antibacteriano y reductor de depósitos de agua dura, sin la toxicidad que esconden otros productos industriales.

Propiedades medicinales del vinagre
Cómo usarlo
Foto: GETTY IMAGES

Cómo usarlo

Puedes preparar una mezcla de vinagre con agua para repasar el interior del horno, refrigerador o microondas, o hervir esa mezcla a fuego lento, para que los vapores que produce absorban los malos olores en el ambiente. También puedes usarlo para quitar el mal olor de las esponjas de cocina o verterlo en el fregadero.

Distintos tipos de vinagre y sus usos

3. Cítricos

Entre los cítricos se encuentran muchas frutas que rebosan de propiedades nutritivas, como limones, pomelos o toronjas, naranjas, y mandarinas. Pero más allá de sus usos gastronómicos y medicinales, estos alimentos pueden aprovecharse para eliminar los malos olores, ya que sus cáscaras están repletas de aceites esenciales aromáticos y antioxidantes.

Razones médicas para comer cítricos
Cómo usarlo
Foto: GETTY IMAGES

Cómo usarlo

Puedes aprovechar las cáscaras de los cítricos hirviéndolas para obtener un potente perfume, que luego se vierte en el fregadero. También puedes colocar las cáscaras en agua caliente en el horno, o calentarlas en el microondas, para que neutralicen los malos olores. Esto puede replicarse, pero con agua fría, en la nevera, colocando la preparación en un rincón durante una semana.

4. Café

Para muchos es un compañero indiscutido cada mañana, pero el café también puede ser utilizado para la limpieza. Se cree que esto es posible gracias a su poder abrasivo y ácido, que permite eliminar manchas y anular otros olores, ya que su fragancia es mucho más potente y persistente.

El lado bueno de beber café
Cómo usarlo
Foto: GETTY IMAGES

Cómo usarlo

El café suele mezclarse con un poco de agua tibia para luego frotar sobre manchas o zonas engrasadas. Sin embargo, su uso de limpieza más popular es el de neutralizar los malos olores de la nevera. Solo debes colocar un plato o taza de café molido en un rincón y olvidarte de esos malos olores. Recuerda cambiarlo cada una semana o 10 días.

Otros consejos

Si bien puedes neutralizar o eliminar los malos olores de tu cocina con las opciones anteriormente mencionadas, los expertos coinciden en que lo mejor es la prevención. Procura evitar que el cubo de basura esté lleno durante varios días, coloca los platos sin residuos dentro del lavavajilla, y escurre las esponjas que utilices para lavar.

Fuentes consultadas

Academia Estadounidense de Pediatría, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria.

Comparte tu opinión