Cómo superar una infidelidad

Foto: SHUTTERSTOCK

Puede tener un efecto devastador y desatar un cuadro de estrés y ansiedad. La sensación de traición, falta de confianza, celos producen un deterioro de la autoestima y una sensación de que el mundo se puso patas arriba, de pérdida que puede traer sentimientos de ira, tristeza, venganza y culpa. Conoce algunas tácticas para superarla, de la mano de los expertos.

No te descuides

Si bien muchas veces lo primero que se nos ocurre es sumergirnos en un pote de helado, eso no nos aliviará el dolor, sino todo lo contrario. Mantener una rutina de ejercicios, una nutrición saludable, arreglarte y hasta tomarte un tiempo para meditar, puede ayudar a tramitar la angustia. Busca formas de superar el estrés y pasar el momento.

El amor, bueno para la salud

Si quieres llorar, llora

El llanto es una forma saludable de descarga de la angustia."Si te surge el deseo de llorar, tómalo como parte del proceso de enojo y dolor que implica el romper una pareja. Es un proceso de duelo", explica en su libro la psicóloga Elizabeth Lombardo, autora del libro "Ser feliz: la receta para serlo".

Que pase la furia
Foto: SHUTTERSTOCK

Que pase la furia

Puedes sentirte en estado de shock, herido/a y con furia. "No se recomienda que hagas una escena de celos o de furia y menos comentar en las redes sociales. Tendemos a ser irracionales y luego nos arrepentimos", dice la experta.

Menos es más

Buscar detalles sobre la situación de infidelidad suele ser una forma de torturarnos y aumentar la angustia a posteriori. No necesitas saber cada uno de los detalles. Si hay cosas que necesitas saber, siéntate con tu ex pareja en un momento acordado y pregunta todo lo que necesitas para superar el momento y seguir con tu vida.

No desparrames la noticia

Si bien está en la naturaleza de muchas mujeres, el contar lo que sucede a todas tus amigas y conocidas, no siempre suma a largo plazo. Elige una o dos amigas con las que te sientas cómoda para compartir tus cosas, que sabes que escucharán y no te juzgarán. Uno de los motivos es si decides volver con tu pareja, te será más fácil si menos gente estuvo al tanto de los detalles.

No compares
Foto: SHUTTERSTOCK

No compares

Las elecciones de pareja no necesariamente pasan por una cuestión objetiva o racional. Comparar la nueva persona elegida contigo no te sumará nada y te pondrá en una situación paradojal, ya que si es mejor te sentirás mal y si no le ves el valor, también, es decir, pase lo que pase si comparas te sentirás mal, recomiendan los expertos.

No investigues detalles

Volverte detective e indagar entre los resúmenes de las tarjetas de crédito y sus cosas, cualquier cosa que descubras te lastimará y te llevará a lugares invasivos y poco saludables en los cuales a la larga te sentirás mal contigo mismo.

Considera la terapia

Si no has hecho terapia hasta el momento, considera esto como una opción de ayuda en un momento difícil para poder obtener una mirada más objetiva, profesional y contenedora que te permita descubrir tus fortalezas y debilidades y te ayude a atravesar el proceso de separación. Pase lo que pase, la infidelidad es algo difícil de atravesar.

No al alcohol

No caigas en la tentación de utilizar las bebidas alcohólicas como una alternativa para escaparle a los problemas. Al contrario, tomar alcohol en momentos de debilidad puede hacerte sentir peor y aumentar la tristeza y síntomas de depresión. Otra de las consecuencias, es el efecto desinhibidor del alcohol, que puede llevarte a hacer cosas de las que después te arrepientas.

El cine es una opción

Si lo que deseas es abstraerte del mundo por un rato y cortar esos pensamientos rumiantes destructivos que te hacen sentir mal. Ir al cine es una buena forma de cortar la cadena de pensamientos negativos y meterse en "otra película". "Ir al cine baja el nivel de estrés varios escalones" dice la experta Lombardo.

Ejercicio, siempre ejercicio

Ejercicio, siempre ejercicio

Si no lo practicas en forma regular, es hora de arrancar con una rutina de ejercicios y si es algo como kick boxing o correr, mejor. Nada como tirar golpes y patadas al aire. "El ejercicio cambia nuestra perspectiva de las cosas", explica Lombardo en su libro. Diferentes estudios científicos avalan la idea de que el ejercicio reduce el estrés y ayuda a establecer una perspectiva más positiva a través de la liberación de hormonas.

Saber perdonar

Saber perdonar

El saber pedir perdón tiene que ver con asumir una responsabilidad y con un grado de concientización del problema. Pero tan importante como pedirlo, es saber perdonar. "El perdonar no es un favor que le hacemos al otro sino a nosotros mismos, una forma de superar el problema", dice la experta. Pero perdonar, no es olvidar lo que te hicieron, advierte.

Causas de infidelidad

Causas de infidelidad

Entre las causas más frecuentes de infidelidad se encuentran la falta de atención por parte de su pareja, su descuido personal, la necesidad de sentirse sexy, el alimentar el ego, sumar habilidades sexuales, el estrés y la insatisfacción sexual. Ellas suman a esto, la necesidad de venganza.

Hombres y mujeres

Si bien los hombres suelen ser más infieles, un estudio de la Universidad de Indiana en Bloomington, en el que participaron 900 personas, encontró que el 23 % de los hombres y el 19 % de las mujeres, admitieron haber sido infieles en su relación.

Una explicación

Un intento de explicación a esta diferencia entre hombres y mujeres es la investigación científica realizado por la psicóloga Natasha Tidwell, de la Universidad de Texas, donde se señala que los hombres tienen un impulso sexual más intenso que las mujeres y por eso, serían más propensos a la infidelidad.

¿Quieres reconciliarte?

No es una pregunta fácil, pero es algo que todos deben pensar. Si esto es una opción, hay algunas preguntas guías que pueden ayudarte. ¿Qué tan buena era tu relación antes de la infidelidad? ¿Ves realmente arrepentida a la otra persona? ¿Puedes perdonar a tal punto de no estar permanentemente hablando del tema?

 Volver a empezar

Volver a empezar

Reconocer la situación y saber donde está la pareja, de dónde vienen y hacia dónde les gustaría ir. Indagar en ti mismo por qué quieres volver, qué es lo que te gusta de la relación, qué es lo que te gustaría cambiar. Si los celos son un problema, debes evaluar la forma de manejarlos y volver a confiar.

Hablar por hablar

El hablar, compartir tus ideas, ilusiones, miedos es una forma de acercamiento de la pareja y de reconstrucción del vínculo. Reúnanse y vean que en qué punto está cada uno y cómo le gustaría seguir adelante. No se pongan objetivos a largo plazo, sino más bien del día a día, para intentar fortalecer y rescatar todo aquello que algún día los unió y los hizo creer que estaban hechos el uno para el otro.

Comparte tu opinión