¿Cómo es la vida de un joven con VIH?

De la ficción a la realidad

De la ficción a la realidad

¿Te imaginas viviendo en la flor de tu juventud con VIH? Muchas personas en el mundo no tienen que imaginarlo debido a que esto es parte de su realidad. Cómo se detecta el virus y cuánto ha cambiado la percepción de esta infección.

Ser padres con VIH

La triste noticia

Sergio es un joven español de 22 años. Su futuro pintaba prometedor hasta que le fue detectado el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH). La noticia fue fría y devastadora, parecía que todo su mundo se derrumbaba. Su ex novio le había sido infiel, no usó protección, y al final, ambos terminaron infectados.

La mala enseñanza

Y pese a que tanto él como su ex pareja tenían noción acerca del tema y sus formas de prevención, al final ambos cayeron en la creencia de pensar que infectarse con el VIH era algo que jamás les sucedería. Lamentablemente la realidad se encargó de demostrarles que estaban en un grave error.

Promueven prueba del VIH
Cuando no se toma en serio

Cuando no se toma en serio

Al igual que Sergio, muchas personas suelen tomar a la ligera al VIH, lo que se traducen en cifras alarmantes. De acuerdo con la UNICEF el número de diagnósticos entre adolescentes de 10 a 19 años incrementó un 50% entre el 2005 y el 2012 en todo el mundo.

La situación en el país

La situación en el país

Y si hablamos específicamente de Estados Unidos, el panorama tampoco es alentador. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) informan que las personas jóvenes de 13 a 24 años representaron aproximadamente el 26% de todas las nuevas infecciones por el VIH sólo en el 2010.

¿Cuánto se vive con VIH?

Números alarmantes

Además, el registro de casos indica que los afroamericanos son los más perjudicados, pues casi el 60% de las nuevas infecciones ocurren entre jóvenes de esta población. En el caso de los hispanos, representan el 20% mientras que los blancos no hispanos ocupan el porcentaje restante.

La gran ignorancia

Y es que tener VIH a una edad muy temprana no es algo que muchos vean venir. Según los CDC, se calcula que cerca del 60% de los jóvenes con VIH no saben que están infectados por lo que pueden contagiar a otros sin saberlo y expandir aún más este virus.

Sida, la última batalla
El show debe continuar

El show debe continuar

Y pese a la situación con la que muchos jóvenes tienen que cargar, lo cierto es que el show debe de seguir. Por fortuna, en la actualidad, bajo un buen cuidado médico y un estricto apego al tratamiento, los pacientes con VIH han podido obtener mejores perspectivas.

Mismo hecho, diferente visión

Al igual que un paciente adulto, los jóvenes se enfrentan a los mismos síntomas del VIH, como tener un sistema inmune vulnerable, ganglios linfáticos hinchados, diarrea, fiebre, falta de aire o pérdida de peso involuntaria. Sin embargo, la diferencia que puede haber es la forma de tomar la noticia.

¿Cómo sé si tengo VIH?

¿El mundo se termina aquí?

Cuando se es joven y de repente se enfrenta a un diagnóstico como el VIH, la falta de madurez podría acarrear conductas depresivas que pueden conducir a la muerte. Y aunque el saber que se tiene VIH puede significar un shock para cualquier edad, la forma de manejar la situación es un factor clave.

¿Por qué se contagian?

Los principales factores de riesgo del VIH entre los jóvenes abarca tener relaciones sexuales, consumir alcohol o drogas inyectables al momento de tener sexo, tener múltiples parejas sexuales, no usar preservativos de manera constante y correcta e ignorar cómo se transmite este virus ni conocer sus riesgos.

Infórmate sobre el VIH
Los más afectados

Los más afectados

Los hombres gays, así como otros hombres que tienen relaciones sexuales con hombres representan apenas el 2% de la población de Estados Unidos, pero son el grupo más afectado por el VIH. En el 2010 los jóvenes gays y bisexuales de ocuparon el 72% de las nuevas infecciones del virus en personas de entre 13 y 24 años. (CDC)

¿Pueden vivir mucho?

Gracias a las nuevas terapias y tratamientos, la expectativa de vida entre los pacientes se ha extendido, por lo que ahora se puede vivir con este virus por muchos años, incluso, décadas sin que se desarrolle el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (Sida), una de las etapas finales del VIH.

Drogas contra el VIH
La importancia de tratarse

La importancia de tratarse

Cuando se desarrolla el Sida, las consecuencias pueden ser sumamente devastadoras. De hecho, muchos pacientes fallecen poco tiempo después de haberse diagnosticado la enfermedad, mientras que otros viven algunos años más. De ahí la importancia de tratar a tiempo el VIH .

Manos a la obra

Manos a la obra

Debido a la situación preocupante que se vive entre los jóvenes varios organismos e instituciones de salud han unido esfuerzos con la finalidad de tratar de reducir tal infección mediante la educación de los jóvenes antes de involucrarse en comportamientos que los expongan considerablemente.

Infección primaria por VIH
Prevenir que lamentar

Prevenir que lamentar

Debido a que existe una gran mayoría de personas jóvenes que tienen VIH y no saben que están infectadas es de vital importancia realizarse una prueba de detección. En el caso de los hombres homosexuales y bisexuales se recomienda que se hagan la prueba al menos una vez al año, informan los CDC.

El papel de los padres

El papel de los padres

Es urgente que los padres hablen con sus hijos de manera temprana y a menudo acerca del VIH y el tratamiento, y hacer participar al médico en la conversación. Los profesionales de la salud también pueden apoyar la educación sobre el VIH y los ambientes seguros para los jóvenes.

Vacunas que revolucionarán
¿Qué más hacer?

¿Qué más hacer?

A pesar de los esfuerzos de la ciencia, hasta el momento no existe una vacuna para evitar el contagio de este virus ni mucho menos una cura para el Sida. Lo que se sugiere es evitar el consumo de drogas a través del uso de jeringas y agujas. También se invita a no practicar sexo sin protección y evitar el contacto con sangre con demás personas.

Células resistentes al VIH
Comparte tu opinión