Todo lo que el maíz puede hacer por tu salud

Foto: ISTOCK

El maíz es uno de los pilares de la alimentación latinoamericana, y aunque tiene mala fama por hacer engordar, puede hacer más por tu salud de lo que imaginas. Desde fortalece tus músculos y huesos, hasta prevenir cáncer y problemas cardíacos. Aquí revisamos sus beneficios y te contamos todo sobre este delicioso alimento.

En la historia
Foto: ISTOCK

En la historia

Se trata del cereal de mayor producción en el mundo, incluso por encima del trigo y del arroz. A lo largo de más de 8 000 años no faltó en la alimentación de diferentes pueblos y culturas de América. La razón de su popularidad es sencilla, más que un alimento lo veían como una cura para varios problemas de salud. La ciencia estudió los siguientes:

1. Saciedad y digestión

Es uno de los alimentos más indicados para niños y deportistas, debido a que su alto contenido de hidratos de carbono contribuye a hacer más fácil la digestión. De igual forma, por la alta presencia de los hidratos, el maíz tiene la capacidad de calmar el apetito, lo que podría volverlo en un gran compañero durante las dietas de adelgazamiento.

Hierba de trigo, un alimento digestivo

2. Hueso fuertes

Si de alimentos derivados del maíz se trata, la tortilla es un referente perfecto. Y es que, además de su sabor que a muchos hispanos les fascina, también brinda fortaleza a los dientes y huesos, gracias al calcio que contiene. Incluso existe evidencia de que podría prevenir la osteoporosis y osteopenia, ya que provee el 65% de calcio diario recomendado.

5 pasos para fortalecer tus huesos
¿Las tortillas engordan?
Foto: ISTOCK

¿Las tortillas engordan?

Es uno de los grandes mitos de la actualidad, sin embargo, el hecho de que se las relacione con el sobrepeso no depende de su consumo exclusivamente, sino de los hábitos alimenticios con que se las acompaña. Se calcula que una tortilla puede ofrecer un aporte energético de 72 a 78 kilocalorías, por eso, el secreto estaría en no consumir muchas por día.

3. Contra el raquitismo

Es un trastorno causado por la ausencia de vitamina D, calcio o fósforo. Al consumir tortilla, por ende, este problema también disminuye gracias al aporte de dichos nutrientes, así como de niacina, que además beneficia la piel y el sistema nervioso. Consumir maíz también aporta nutrientes que se almacenan en el tejido graso y lo fortalece, ayudando a desarrollar la masa muscular.

4. Cuida al corazón

La fibra dietética que se encuentra en el maíz da consistencia a los alimentos y mejora la digestión. Sin embargo, existe evidencia de que podría ayudar a prevenir diferentes problemas cardiovasculares, debido a que su consumo regula los niveles de glucosa y colesterol.

15 cosas que dañan tu corazón

5. Atención embarazadas

Consumir ácido fólico diariamente durante el embarazo es una buena forma de evitar que los hijos nazcan con algún defecto congénito. Por fortuna, algunas harinas de maíz están fortificadas con este compuesto, con lo que además de nutrirte le estarás haciendo un bien al bebé que viene en camino.

¿Cuáles son los síntomas del parto?
6. No olvides el maíz azul
Foto: ISTOCK

6. No olvides el maíz azul

Una variante del maíz es el azul o morado, que posee una gran variedad de pigmentos antioxidantes, como antocianinas y carotenos, vitaminas y una calidad alimentaria mayor a la de su variante común. Diferentes investigaciones hallaron que estas propiedades, además de permitir una buena alimentación, ayudarían a prevenir distintas enfermedades cardiovasculares.

Maíz morado, un excelente antioxidante

Palomitas de maíz

Al leer esto quizás decidas agregar más maíz a tu dieta en todas sus variantes, pero, debes tener cuidado en cómo lo incorporas. En el caso de las palomitas de microondas se encontró una fuerte relación con la infertilidad debido a todos sus químicos. Otro trabajo también halló que el ácido perfluorooctanoico presente en su empaque, causaría daños en el hígado, testículos y páncreas.

No te quedes con las ganas
Foto: ISTOCK

No te quedes con las ganas

Esto no quiere decir que ya no podrás disfrutarlas junto a una buena película. En lugar de comer las preenvasadas, puedes preparar tus propias palomitas. Usa una olla con tapa y revuelve a fuego fuerte los granos para que no se quemen, cuando comiences a escuchar ruido, será momento de reducir la temperatura. Procura no usar mucho aceite o sal y omite la mantequilla.

Precauciones

Estos beneficios dependen de la calidad del maíz que se consuma. Algunos estudios en animales encontraron que el alterado genéticamente (transgénico) podría elevar el riesgo de padecer distintos tipos de cáncer y el desarrollo de problemas hepáticos y renales. Por eso, los expertos recomiendan las opciones naturales que se consiguen en cualquier tienda naturista o mercado.

Alimentos para ayudar a los riñones

Fuentes consultadas

Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Departamento de Agricultura de EE. UU, Institutos Nacionales de Salud, Natural Medicines, PubMed.

Comparte tu opinión