Aceites esenciales para tratar la neuropatía diabética

La neuropatía diabética es un tipo de daño que ocurre en los nervios de las personas con diabetes. Si bien existen medicamentos y hábitos que se pueden incorporar para aliviar sus síntomas, distintas investigaciones mostraron que otras opciones también pueden brindar alivio: los aceites esenciales. Aquí te contamos cuáles se muestran efectivos, cómo usarlos y qué precauciones tomar.
Foto: GETTY IMAGES
La neuropatía, o daño de los nervios, es una afección que puede causar dolor y entumecimiento en las áreas afectadas. En las personas con diabetes se genera un daño principalmente en los pies y piernas. Su desarrollo se puede prevenir o retrasar mediante controles estrictos de los niveles de azúcar en sangre y un estilo de vida saludable.
Foto: GETTY IMAGES
Según los nervios afectados, los síntomas de la neuropatía diabética pueden abarcar desde dolor y entumecimiento de las piernas y los pies, calambres agudos, debilidad muscular, pérdida del equilibrio y coordinación, y problemas en el sistema digestivo, tracto urinario, vasos sanguíneos y corazón.
Actualmente, no existe ninguna cura para la neuropatía, por lo que los esfuerzos se concentran en retrasar su progresión o prevenirla. Esto puede lograrse mediante cambios en el estilo de vida, incluyendo una dieta saludable o realizando ejercicio regularmente, o incorporando ciertas terapias, como la física, de masajes, estimulación nerviosa, o acupuntura.

Aceites esenciales

Desde hace miles de años, los aceites esenciales son conocidos por sus propiedades curativas. Por ello, se los suele ver como un complemento (nunca alternativa) natural a la medicación u opción para tratar muchas afecciones. En el caso de la neuropatía diabética, ayudan a mejorar los espasmos musculares, aliviar los dolores nerviosos y lograr un buen sueño. Estas son las mejores opciones:

Menta

Los especialistas señalan que el aceite de menta es una de las mejores opciones naturales para aliviar los síntomas de la neuropatía diabética gracias a sus propiedades antimicrobianas, antiinflamatorias y antioxidantes. Estas favorecen la relajación muscular, actúan como analgésico y permiten combatir la indigestión.
Menta, virtuosa hierba para tu salud

Jengibre

Gracias a uno de sus compuestos, llamado zingibain, el aceite de jengibre actúa como un potentes antiinflamatorio natural. Esto resulta ideal para reducir el dolor y malestar de pies y piernas resultante de la neuropatía diabética. También se asoció su inhalación con un menor riesgo de sufrir insomnio.

Hierba de San Juan o St. John's wort

El aceite de hierba de San Juan se caracteriza por poseer una amplia gama de compuestos antioxidantes y componentes químicos, como los bioflavonoides, que le permiten actuar de forma beneficiosa sobre la salud física, mental, química y hormonal. Respecto a la neuropatía diabética, se encontró que es capaz de aliviar la inflamación, el dolor y disminuir el riesgo de depresión.
Hierba de San Juan o St. John's wort
Foto: ISTOCK

Manzanilla

El aceite esencial de la manzanilla romana (Chamaemelum nobile), que no debe confundirse con la manzanilla alemana (Matricaria recutita), puede ayudar a calmar los músculos doloridos y disminuir el estrés oxidativo. Estas propiedades, así como otros efectos antinflamatorios contra la neuropatía diabética, se deben a que posee un compuesto llamado borneol.

Más opciones

Otras opciones que han sido evaluadas por sus propiedades digestivas, antiinflamatorias y analgésicas, para aliviar los signos de la neuropatía diabética, pero para las cuales la evidencia científica aún es insuficiente, son el aceite esencial de lavanda, albahaca sagrada, bergamota, árbol de té, geranio, romero y eucalipto de limón.
Qué beneficios tiene el romero

Cómo usarlos

Los aceites esenciales se pueden administrar tópicamente, siempre diluido en un aceite portador, como el coco, jojoba, u oliva. En este caso, el aceite esencial no debe constituir más de 3 a 5% de la mezcla, esto es aproximadamente 3 gotas por cucharadita de aceite portador. No se aconseja aplicarlo directamente en la piel o incorporarlo en bebidas o comidas.
Si deseas masajear el área afectada, puedes mezclar el aceite esencial con un aceite de masaje. También se puede agregar una pequeña cantidad en el agua para bañarse, permitiendo que la piel lo absorba, o difundirlo en el aire. Para esto último se pueden recurrir a infusores que aromatizan las habitaciones y trasladan sus propiedades al ambiente.
Foto: ISTOCK

Posibles Riesgos

Al igual que sucede con los suplementos herbales, los aceites esenciales no están regulados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA), por lo que es necesario corroborar leyendo las etiquetas que es aceite esencial puro. En caso de que sea una mezcla, se deberá conocer cuáles son los otros ingredientes, para evitar posibles alérgenos o efectos secundarios.
Antes de comenzar a complementar la neuropatía diabética con aceites esenciales, deberás consultar a un profesional de la salud. Los expertos también aconsejan hacer una prueba del producto en una pequeña zona de la piel, para saber si provoca picazón, brotes, o alergias. Solo asegúrate de diluirlo antes de utilizarlo, ya que aplicado directamente puede provocar irritación y daño severo.

Fuentes consultadas

Asociación Estadounidense de la Diabetes, Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Departamento de Agricultura de EE. UU., Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral.
Comparte tu opinión