5 trucos de científicos de Harvard para recordar mejor

Foto: ISTOCK

Hay muchas formas de potenciar la memoria, los ejercicios mentales, leer, los juegos didácticos, hacer crucigramas, y a eso hay que sumarle un buen plan de ejercicios físicos y una nutrición adecuada. Pero también hay técnicas sencillas para que la memoria no nos juegue una mala pasada.

A qué edad declina la memoria

"La creencia generalizada es que la capacidad mental no declina antes de los 60, pero pudimos observar un gran declive en individuos de 45 a 49 años", dijo la Dra. Singh Manoux, del Centro de Investigación en Salud Poblacional del Hospital Paul-Brousse, en París.

¿Cuándo envejecemos?

A partir de los 45 años

Ella se basa en un estudio realizado en París a 5,200 hombres y 2,200 mujeres que eran funcionarios públicos, desde los 45 a los 70 años durante 10 años. Se evaluó la memoria, el vocabulario, la audición y la visión y se halló que el razonamiento declinó en un 4% entre los 45 a 49 años, y en los de 65 a 70 años, casi un 10%.

Tips pro memoria

Entrenarse para recordar

A medida que cumplimos años, resulta más difícil concentrar la atención y absorber información rápidamente y se forma un cuello de botella en la memoria a corto plazo, reduciendo la cantidad de datos que se pueden adquirir y codificar en la memoria de largo plazo.

Cuándo declina la memoria
Trucos para “archivar” todo
Foto: ISTOCK

Trucos para “archivar” todo

Hay formas de ganarle al paso del tiempo con estrategias simples que te pueden ayudar a mejorar el enfoque y la capacidad para retener la información de todos los días, y potenciarte cuando estudias, según los científicos de la Universidad de Harvard.

Cerebro: cómo mantenerlo joven

1. Mira a la persona que te habla

Cuando alguien te está hablando, míralo y escucha atentamente. Si te perdiste algo de lo que dijo, pídele que lo repita o que hable más despacio.

Prevenir el Alzheimer
2. Repite una parte en voz alta
Foto: ISTOCK

2. Repite una parte en voz alta

Parafrasear lo que dice tu interlocutor sirve para asegurarte de que entiendes lo que dice y para reforzar la información. Por ejemplo, si alguien dice: "Podemos ver la película en el Teatro Loews a las 7:30 o en la Paramount a las 7:50", podrías responder, "¿Cuál preferirías, 7:30 en Loews o 7:50 En la Paramount?

3. Reúnete en lugares silenciosos

Si te distraes durante las conversaciones, trata de reunirte en entornos silenciosos. Por ejemplo, podrías sugerir la reunión en casa de alguien en vez de hacerla en un restaurante ruidoso. Si conoces gente por trabajo en un restaurante, siéntate cerca de una pared: te permitirá concentrarte mejor al tener menos paso de público cerca.

4. Elimina las distracciones

Mejora tu capacidad de centrarte en una tarea al evitar las interrupciones. Por ejemplo, si alguien le pregunta algo mientras estás leyendo o trabajando, pregunta si la persona puede esperar hasta que termines. No contestes el teléfono hasta que hayas terminado lo que estabas haciendo.

5. Técnicas infalibles para cuando estudias
Foto: ISTOCK

5. Técnicas infalibles para cuando estudias

Todos lo hemos hecho. Estamos leyendo algo que queremos recordar más tarde y el protagonista es el marcador. Y aunque resaltar con colores es una práctica generalizada para ayudarnos a aprender y a recordar la información, realmente hace muy poco.

Otras cosas que tampoco sirven
Foto: ISTOCK

Otras cosas que tampoco sirven

Destacar no es la única estrategia común que realmente no te ayuda a aprender. Otras incluyen el subrayado y la relectura, que son herramientas de estudio populares, pero no son eficaces, aseguran los científicos de Harvard.

¿Cómo retener entonces?

Hazte preguntas frecuentes sobre el material que lees. Haz tarjetas de los temas importantes que lees. Genera auto-preguntas y respuestas del material y regularmente contéstalas. Sigue recuperando el conocimiento de tu memoria. Se evitará el olvido y te permitirá identificar por áreas para enfocar el estudio futuro.

Sigue preguntándote
Foto: ISTOCK

Sigue preguntándote

El espacio de estudio se extiende por dentro y fuera del ámbito de estudio. Crece cuando te preguntas por horas, días, semanas y meses. A medida que ganas dominio sobre el material, empieza a distanciar los cuestionarios.

Mezcla los temas y vuelve a preguntar

Si estás estudiando para una prueba de biología, no sólo estudia los capítulos en orden: mezcla las preguntas de diferentes capítulos. Intercala o alterna temas, esto mejorará tu capacidad de recordar. Y por último, hazte preguntas como: "¿Por qué?". ¿Por qué está pasando esto? ¿Por qué esto tiene sentido? Así tendrá sentido la información que lees.

Comparte tu opinión