10 alimentos que no debes comer en el embarazo

Foto: ISTOCK

Gestar a un bebé significa nutrirlo y en ningún caso debes confundir esto con alimentarte por dos ni con comerte todo lo que se te atraviese. Durante el embarazo, debes ingerir comida de calidad rica en nutrientes, pero también debes evitar algunos alimentos que pueden afectar tu salud y la del bebé. Te contamos cuáles son.

1. Pescados grandes

Algunos peces almacenan mercurio en cantidades peligrosas para las embarazadas, explica la Administración de Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés). Esta sustancia afecta el desarrollo del sistema nervioso en el feto, así que evita comer pez espada, tiburón, caballa y blanquillos, y menos aún los comas crudos.

¿Es tóxico el pescado que comemos?
2. Comida chatarra
Foto: ISTOCK

2. Comida chatarra

Si comes comida chatarra te llenarás de calorías que no aportan los nutrientes que tu bebé necesita, de acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina Estados Unidos. El resultado será que tu bebé obtendrá las vitaminas y minerales que necesita de tu cuerpo y podrías tener serios problemas de salud.

3. Embutidos

Las salchichas, carnes frías y otros embutidos son una fuente importante de listeria, según un estudio publicado en la revista Epidemiology and Infection. La FDA recomienda siempre cocer los embutidos a una temperatura por encima de los 165°F (73°C), aún cuando sean precocidos.

Los alimentos más contaminados por bacterias
4. Frutas y verduras sin lavar
Foto: ISTOCK

4. Frutas y verduras sin lavar

Bacterias, parásitos y pesticidas son algunos de los enemigos que puedes encontrar en en estos vegetales que, si no los lavas, son realmente peligrosos. Es importante lavarlos muy bien antes de comerlos, explica Brenda Eskenazi, especialista de la Universidad de California en Berkeley.

5. Bebidas no pasteurizadas

La leche y jugos no pasteurizados, así como sus productos derivados, pueden estar contaminados con listeria, según la Clínica Mayo y la Asociación Americana del Embarazo. Siempre hay que consumir productos pasteurizados, o muy bien hervidos.

Por qué no debes tomar leche cruda
6. Brotes
Foto: GETTY IMAGES

6. Brotes

Los brotes de soya, alfalfa y rábano pueden estar contaminados con bacterias como salmonella o E. coli y no deben comerse crudos. La salmonella puede elevar el riesgo de aborto espontáneo, muerte fetal o complicaciones a la hora del nacimiento, mientras que la E. coli puede causar meningitis y septicemia al futuro bebé, según el Colegio de Médicos de Familia de Canadá. Cocínalos a una temperatura entre 145°F (62°C) y 165°F (73°C).

7. Hígado

El hígado es un alimento rico en vitamina A y, aunque suene contradictorio, hay que tener cuidado al comerlo: "La vitamina A es un nutriente esencial, pero si hay en exceso el embrión puede padecer malformaciones", explica Loredana Quadro, profesora asistente en la Escuela Rutgers de Ciencias Biológicas y Ambientales.

¿Cómo detectar defectos congénitos?
8. Cafeína
Foto: ISTOCK

8. Cafeína

Un estudio del British Medical Journal encontró que consumirla, en especial en los tres primeros meses, se relaciona con un retraso en el crecimiento del feto y con bajo peso al nacer. El consumo máximo recomendado de cafeína es de 200 mg al día. Una taza de 8 onzas de café tiene 95 mg.

9. Quesos blandos y frescos

Los quesos blandos, como brie, feta o camembert, y los quesos frescos, como el panela o el blanco, pueden estar contaminados con listeria, explica el Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria de EEUU )FSIS, por su sigla en inglés). Es mejor elegir quesos duros como el cheddar o el suizo, que estén hechos con leche pasteurizada.

Qué es una anomalía uterina
10. Carne cruda o poco cocida
Foto: GETTY IMAGES

10. Carne cruda o poco cocida

La carne suele estar contaminada con bacterias y, si está cruda, puede ser un gran fuente de toxoplasma y transmitir toxoplasmosis. El FSIS recomienda evitar siempre la carne cruda o semicruda: si lo contrae una mujer embarazada, puede originar malformaciones congénitas en el feto.

Además...

Casi todas las mujeres experimentan antojos durante el embarazo, y algunas pueden tenerlos con sustancias que no son comida, como tiza, jabón, pasta de dientes, hielo, fósforos, tierra o almidón para la ropa. Este desorden alimenticio se le conoce como "Pica", si sospechas que lo tienes, consulta a tu médico para prevenir complicaciones. (Actualizado el 02/04/2019)

10 cambios de tu cuerpo en el embarazo
Comparte tu opinión