SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Hay demasiado plomo en el agua de las escuelas, dice un estudio de Harvard

Muchas escuelas de Estados Unidos tienen demasiado plomo en el agua de sus grifos y no hay políticas para detectarlo, indica una nueva investigación llevada a cabo por la Escuela de Salud Pública de Harvard.

Dice el estudio que la mitad de los estudiantes del país van a escuelas en estados que no tienen programas para evaluar el agua potable en busca de plomo. Y en aquellas entidades donde sí se realizan pruebas, más del 40% de las escuelas presentaron al menos una muestra con niveles de plomo en el agua superiores a los recomendados. Eso podría significar que el plomo se deriva al agua que beben en las escuelas.

"A pesar de un aumento en el conocimiento y la atención sobre el tema del plomo en el agua potable, muchos estudiantes en Estados Unidos asisten a escuelas públicas en estados donde no todos los grifos son sometidos a pruebas de plomo", dice el informe.

El año pasado, la Oficina de Responsabilidad del Gobierno Federal informó que en el 37% de los distritos escolares encontraron niveles elevados de plomo en los estudiantes. Y el 41% de los distritos no habían realizado pruebas para detectar el plomo en el último año.

Angie Cradock, especialista del Centro de Investigación de Prevención de Nutrición y Actividad Física de Harvard a cargo del estudio, explicó que todos los niños deben tener acceso al agua potable segura en la escuela, independientemente de la región donde vivan. "Beber agua es importante para ayudar a los niños a crecer saludables, y el agua debe ser segura para beberla".

Pero la mayoría de las escuelas no están haciendo revisiones regulares. El 89% no están sujetas a los estándares federales de agua potable aplicables, incluidas las pruebas de detección de plomo, porque obtienen su agua de un proveedor público o una empresa de servicios de agua, señala el informe.

Daños en la salud

No hay un nivel seguro de plomo. Este elemento químico es un veneno potente para los seres humanos, pues causa daños irreversibles a los nervios y a los cerebros de niños, y bebés, y en los fetos es aún más peligroso; también puede causar otros problemas de salud en adultos. Cuanto más pequeño sea el niño, más dañino puede resultar el plomo.

La contaminación por plomo en las escuelas y en los suministros públicos para beber es común en Estados Unidos. Washington DC tuvo que cerrar el acceso a toda su agua potable en las escuelas después de que se encontrara una contaminación generalizada en el suministro público de agua, entre 2003 y 2004. Recientemente, en Flint, Michigan, se encontró contaminación en el agua que afectó a miles de personas en 2014 y todavía se está trabajando para limpiar sus suministros.

"El plomo puede ingresar al agua potable cuando las líneas de servicio de agua que llevan el agua a un edificio o componentes de tuberías, como la soldadura o los accesorios utilizados en el edificio de la escuela, contienen plomo", dice el informe de Harvard. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) especifica que el agua embotellada debe contener 5 partes por billón de plomo o menos.

Cuando una persona ingiere plomo, parte del veneno puede permanecer en el cuerpo y causar serios problemas de salud. Lo más común que la intoxicación se dé por acumulación lenta con el paso del tiempo, esto ocurre por exposición repetitiva a pequeñas cantidades. En este caso, puede que no se presenten síntomas obvios, pero con el tiempo hasta los niveles bajos pueden causar daño al desarrollo mental de un niño.

En el 2014, las organizaciones para la salud indicaron que aproximadamente un cuarto de billón de personas alrededor del mundo presentaron niveles tóxicos (nocivos) de plomo en sangre.

Más para leer sobre agua:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Venenos a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad