Un día por la salud mental de los niños

Un día por la salud mental de los niños
| Foto: THINKSTOCK

Se calcula que hasta 1 de cada 5 niños experimenta un trastorno mental en un año dado, y que en el sistema de salud se gasta una cantidad estimada de 247 mil millones de dólares anuales en el tratamiento de estos niños y el manejo de sus trastornos mentales. Pero el problema de un niño es el problema de una familia y el problema de toda una comunidad.

El término conocido como "trastorno mental infantil", explica el CDC,  abarca todos los trastornos mentales que se pueden diagnosticar y que comienzan en la niñez. Los trastornos mentales en los niños se describen como cambios serios en la manera típica en que ellos aprenden cosas nuevas, en cómo se comportan o y de qué forma controlan sus emociones.

Fobias y miedos: hasta dónde es normal

Los trastornos mentales incluyen por un lado los trastornos emocionales o piquiátricos (como el trastorno maníaco-depresivo o el obsesivo-compulsivo, y la esquizofrenia) o los trastornos conductuales (como el trastorno de déficit de atención o ADHD y el trastorno de oposición desafiante), que tienen más que ver con un tipo de conducta que se manifiesta y no tanto como una patología de base.

Uno de los objetivos del CDC junto con la Administración de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA), y a otras agencias en celebrar este día, se relaciona con armar una serie de estrategias para que en la atención médica primaria se incluya la evaluación de la salud conductual del niño, es decir, que pueda evaluarse la forma en que se comporta y conocer los síntomas que pueden llamar la atención de un profesional.

Lo que debes saber sobre el ADHD

Los trastornos infantiles más comunes son: el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (ADHD), los tastornos conductuales, los trastornos del humor y ansiedad (fobias por ejemplo), los trastornos por consumo de sustancias y el llamado Síndrome de Tourette.

Muchos de estos trastornos se tratan con la llamada terapia conductual, que tiene como objetivo ayudar a cambiar las conductas problemáticas al generar destrezas y ayudar a los niños a controlar sus propias conductas. Las intervenciones conductuales o asesoría para padres son un tipo de terapia conductual que se centra en mejorar las destrezas de crianza de los padres y la relación con su hijo.

¿Facebook deprime?

Lo que las autoridades intentan promulgar es que todo el mundo obtenga más información sobre la salud mental de los niños, poder entender las causas de los trastornos mentales, y encontrar y promover estrategias de prevención e intervención eficaces. 

Comparte tu opinión